CRISIS ECONOMICA: ¿LA PRIMERA, LA ÚLTIMA?


Por: Dr. Edgardo Condeza Vaccaro

La crisis económica actual es una crisis generalizada de sobreproducción inherente del sistema capitalista, que involucra al mundo entero. La espectacularidad del problema del sector financiero ha enmascarado la esencia de toda crisis.
Preocupado, el multimillonario Soros ha dicho: “…Marx y Engels hicieron un análisis muy bueno del sistema capitalista hace 150 años, mejor en algunos aspectos -debo decirlo- que la teoría del equilibrio de economía clásica…”(1) ¿ Que decía Marx?: “la razón última de toda verdadera crisis es siempre la pobreza y la capacidad restringida de consumo de las masas, con las que contrasta la tendencia de la producción capitalista a desarrollar las fuerzas productivas como sino tuvieran más límites que la capacidad absoluta de consumo de la sociedad.” (2)
Por una parte, personas con necesidades. (3) Por otra, capacidad creciente de creación como nunca antes en la historia de la humanidad. Pero en el sistema capitalista no puede haber armonía entre la satisfacción de las necesidades de los seres humanos y la producción de bienes y servicios. Aún cuando existan o abunden, el libre acceso a ellos para miles de millones de personas permanece vedado. Porque deben comprarlos y no tienen poder adquisitivo.
Antes, las crisis se originaban por escasez y desastres naturales. Hoy son producto de la abundancia.
El sistema capitalista ha producido enormes avances en el desarrollo. En un par de siglos crece la riqueza material a una velocidad inconcebible antes en la historia de la humanidad. Sin embargo, la consecuencia no ha sido una regulación planificada racional, dirigida y administrada por la sociedad. El sistema capitalista se organiza en función de la ganancia. Las relaciones entre los hombres se producen a través de ese ente avasallador y dominante que es el mercado, inconmovible ante las preocupaciones y las angustias de los seres humanos.
Todo valor verdadero, real, se genera en los sectores productivos y en los servicios. La base de las crisis es haber producido más de lo que se puede vender. Se afecta el comercio. El sector financiero (4) lucra por un tiempo de las angustias ajenas. Pero, dependiendo de la magnitud de la cadena de deudas impagas, el sector financiero se tambalea. Agudiza y prolonga las crisis mediante los créditos. El crédito actúa como un elástico incentivando el desarrollo del sistema productivo y servicios más allá del poder adquisitivo. Cuando la tensión corta el elástico y las obligaciones no pueden cumplirse, el sistema se recoge recordando bruscamente que en una economía de mercado la producción debe limitarse sólo a lo que pueda venderse. En la crisis actual los problemas se profundizaron porque se engendró dinero del dinero, sin base alguna en el sector real de la economía.
Aún cuando las crisis son inherentes a la estructura del sistema capitalista, existen medidas preventivas y atenuantes. Hay muy distintas formas de enfrentar los desafíos, desde el Estado de Bienestar hasta el Neoliberalismo. La equidad y las medidas para distribuir mejor los ingresos deben ser el centro de la preocupación. Ello no cambia la esencia del sistema, pero favorece la reproducción de la economía. No impide la crisis, pero retarda su aparición, disminuye su magnitud y sus efectos negativos.
En esta crisis son responsables quienes se favorecieron con la especulación pero sobretodo quienes la permitieron por falta de regulación. Gran responsabilidad de los gobiernos, los parlamentos y los organismos internacionales que no establecen límites, y permiten el libertinaje del lucro.
Es urgente que los seres humanos en su conjunto tomen en sus manos lo que entre todos han sido capaces de crear y establezcan relaciones sociales superiores, que permitan una coherencia y armonía entre producción de bienes y servicios y su consumo para el bienestar de todos, asumiendo una planificación ecológicamente sustentable.
Un sistema con tantas contradicciones y limitaciones, capaz de destruir producción, promover guerras, limitar hasta en lo más elemental la vida de miles de millones de seres humanos, que avanza a través de competencia y egoísmo, basado en la ganancia de pocos, debe quedar en el pasado. El sistema capitalista quedará en la historia como un sistema progresista respecto a los anteriores, pero limitado. Será el antepasado de un sistema superior en que los seres humanos estén por sobre cualquier otra consideración.

.1.--George Soros, La Crisis del Capitalismo Global” Editorial Sudamericana, 1999, página 29.
2.-- Carlos Marx, libro El Capital, tomo 3, Fondo de Cultura Económico, 1974, página 455
3.--La mitad de la humanidad, 3.100 millones de personas viven con menos de 1.160 pesos diarios para satisfacer todas sus necesidades. Cada segundo mueren tres niños de hambre y enfermedad.
El PNUD, (Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo), afirma que con 72 millones de dólares sería posible proporcionar atención sanitaria a todos los habitantes del planeta, suprimir las formas graves de malnutrición y proporcionar agua potable a todo el mundo. Para salvar el sistema financiero norteamericano se aprobaron 700.000 millones de dólares.
4.-- “La esfera financiera llegó a representar más de 250 billones de euros, o sea seis veces el montante de la riqueza real mundial.” Ignacio Ramonet http://www.attac.es/portalattac/index.php?option=com_content&task=view&id=338&Itemid=46
“De este modo se configuró en el modelo neoliberalla hegemonía del capital financiero especulativo, haciendo que más del 90% de los movimientos económicos se dieran no en la esfera de la producción o del comercio de bienes, sino en la compra y venta de papeles en la Bolsa de Valores o de las deudas públicas de los gobiernos.” Emir Sader, Le Monde Diplomatique Octubre 2008 página 8.
Foto: Diario Critica de los Argentino

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Ecofeminismo: “El patriarcado destruirá el planeta si no lo frenamos”