Proponen a San Juan para emplazar una central nuclear


La iniciativa fue presentada en el Senado. La Nación debe elegir el sitio de la cuarta central.
Por unanimidad, el miércoles pasado los senadores votaron un proyecto de comunicación donde se pide al Poder Ejecutivo que realice los estudios de factibilidad para emplazar una central nuclear en la provincia de San Juan para generar electricidad.
La jugada fue un primer paso para instalar el nombre de la provincia en el escenario probable de un desarrollo energético que, aunque polémico (ver pros y contras), parece ser la alternativa ante un futuro donde la energías renovables no podrán cubrir la demanda de electricidad mundial, y donde las existencias de petróleo y combustibles fósiles están en baja.
El objetivo del Gobierno Nacional es llegar a producir el 14% de la energía que se consume en Argentina en las centrales atómicas. Y hasta el momento las actuales autoridades relanzaron Atucha I, extendieron la vida útil de Embalse Río Tercero, están construyendo Atucha II y anunciaron la creación de una cuarta central nuclear, aunque aún no se sabe dónde.
"Creo que San Juan tiene condiciones geográficas, profesionales universitarios idóneos en la materia y por eso nos adelantamos y pedimos que se la tenga en cuenta", dijo ayer el senador César Gioja, autor de la iniciativa.
El legislador -quien también es presidente de la Comisión de Minería, Energía y Combustibles de la Cámara Alta- consideró que la idea de construir una central nuclear en San Juan se puede combinar con las posibilidades ciertas de yacimientos de uranio locales, el alimento de esas centrales.
Justamente, la empresa estatal EPSE está explorando dos yacimientos jachalleros con ese mineral -Chepical y Cerro Aspero- y hasta ahora los estudios indican que las reservas son más importantes de lo que encontró la Comisión Nacional de Energía Atómica (Conea) en los años 70. Hace poco además se aprobó una ley que le permite a EPSE tener la concesión de las dos áreas y explotarlas si los resultados son alentadores.
El miércoles, el Senado aprobó la orden del día Número 693, donde se pide a la Nación que tenga en cuenta a la provincia y haga estudios de factibilidad para instalar una probable central nuclear. Algunos especialistas sugieren que sería inviable desarrollar el proyecto en una zona sísmica como ésta, pero también hay casos como Japón que tiene las mismas características y sin embargo operan hace años este tipo de generación de energía.
El senador Gioja dijo que la instalación de una central nuclear en la provincia representaría un polo de desarrollo y de generación de puestos de trabajo "muy importante". Señaló que el funcionamiento de este tipo de obras energéticas demandan entre 600 y 700 puestos de trabajo. "Además es segura. Después de Chernobyl (donde estalló una central nuclear en 1989, en Ucrania), el mundo ha tomado rigurosas medidas de seguridad y nunca más se produjeron accidentes", dijo.
FUENTE: Diario de Cuyo

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Ecofeminismo: “El patriarcado destruirá el planeta si no lo frenamos”