España: Nueva ley sobre recogida y reciclaje de pilas y baterías

Por Alex Fernandez Muerza
Esta norma obliga a los distribuidores a recoger los productos usados que los consumidores les entreguen en el momento de la venta de otros similares, sin coste alguno.
El Real Decreto 106/2008 sobre pilas y acumuladores y la gestión ambiental de sus residuos ya está en vigor. Su objetivo es facilitar y aumentar su recogida selectiva y su correcto reciclaje, de manera que se reduzca su impacto en el medio ambiente y se ahorre en energía y recursos. Para ello, los fabricantes deben hacerse cargo de la gestión de las unidades usadas. Los consumidores pueden devolverlas sin coste alguno a los distribuidores en el momento de la venta de otros productos similares.
Cómo afecta la nueva ley a consumidores y productores
El mercado europeo mueve anualmente cerca de 800.000 toneladas (tn) de baterías de automóviles, 190.000 tn de baterías industriales y 160.000 tn de pilas y acumuladores portátiles, según datos de la Comisión Europea. Estos productos contienen metales pesados peligrosos para el medio ambiente y la salud, como el plomo, el mercurio o el cadmio. Una gran parte de ellos termina en los vertederos, lo que puede acabar contaminando las aguas subterráneas y, en última instancia, a la población.
La nueva ley, una transposición de la Directiva europea 2006/66/CE, trata de minimizar estos riesgos y promover la correcta recogida y reciclado de estos productos. Para ello, prohíbe la comercialización de pilas y acumuladores con más de 0,0005% de mercurio en peso y 0,002% de cadmio en peso, con excepción de los dispositivos de emergencia y de alarma, los equipos médicos o las herramientas eléctricas inalámbricas. El real decreto también añade que todas las pilas y acumuladores portátiles y de automoción deberán indicar de manera visible, legible e indeleble su capacidad energética, el símbolo químico del metal pesado que contengan y el símbolo de recogida selectiva. Ahora bien, las pilas y acumuladores que ya están legalmente en el mercado no tienen que ser retirados ni deben cambiar su etiquetado. De esta manera, el consumidor cuenta con más información para elegir entre los diferentes modelos y concienciarse para su entrega selectiva. En el caso de los distribuidores, la ley les obliga a recoger los productos usados que los consumidores les entreguen en el momento de la venta de otros similares, y sin coste alguno. En este sentido, los distribuidores y productores deben poner a disposición de los consumidores sus propios sistemas de gestión, y si no cuentan con ellos, deberán contribuir económicamente a los sistemas públicos. Estos sistemas pueden ser puntos urbanos de recogida, establecimientos comerciales de los distribuidores, puntos limpios, talleres de automoción, etc. Para un mejor conocimiento de todas las novedades, se llevarán a cabo campañas informativas, también a cargo de los productores. Asimismo, se imponen unas fechas límite y cifras mínimas de recogida y reciclado de obligado cumplimiento: en 2012 el 25% y en 2016 el 45%. No obstante, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) se ha propuesto alcanzar dichas cifras un año antes de las fechas señaladas. Los procesos de reciclado también están obligados a cumplir unos mínimos de eficiencia. Con ello, la nueva norma quiere fomentar el desarrollo de nuevas tecnologías de reciclado y tratamiento rentables e inofensivos con el medio ambiente para todos los tipos de pilas y acumuladores.
Los consumidores pagarán un depósito retornable
Como medida para aumentar la cantidad de pilas y baterías recicladas, el nuevo real decreto también estipula el cobro a los consumidores de un depósito, que podrán recuperar en el centro que elijan para entregar las unidades usadas. No obstante, el MARM ya ha anunciado que este depósito, del que no se conocen sus detalles concretos, todavía no entrará en vigor hasta que llegue a un acuerdo con los responsables de las comunidades autónomas en la materia.
Reciclaje de pilas en España
Según la Fundación para la Gestión Medioambiental de Pilas (Ecopilas), que reúne a las empresas responsables del 75% del total de pilas puestas en circulación, en España se consumen anualmente unos 322 millones de pilas. Por su parte, el MARM reconoce que el reciclado de pilas en España apenas alcanza el 20%. El caso de las pilas alcalinas es especialmente llamativo: sólo el 15% se recoge de manera selectiva, y únicamente el 1% es reciclado, según datos de la Asociación Española de Recogedores de Pilas, Acumuladores y Móviles (AERPAM). En este sentido, esta asociación recuerda que una sola pila alcalina puede contaminar 175.000 litros de agua, equivalente a lo que consumirían seis personas en toda su vida.
Una sola pila alcalina puede contaminar 175.000 litros de agua
Por ello, algunas organizaciones del sector vienen desarrollando diversas iniciativas para mejorar esta situación. La Asociación Multisectorial de Empresas Españolas de Electrónica y Comunicaciones (ASIMELEC) ha puesto en marcha en los últimos años varios proyectos ambientales con el objetivo de involucrar a todos los agentes implicados en el ciclo de vida de una pila y mejorar de esta manera el sistema de recogida selectiva de pilas y baterías usadas.
Pilas: mejor reducir su uso
Las pilas, como se las conoce genéricamente, pueden tener varios nombres, utilidades y composiciones muy diversas. En cualquier caso, se trata de productos tóxicos para el medio ambiente y la salud y nada eficientes energéticamente: necesitan hasta 50 veces más energía que la que producen. Por ello, los expertos recomiendan su uso sólo cuando sea estrictamente necesario. Otra opción es la utilización de aparatos a energía solar, y en todo caso, pilas recargables, que si bien son más caras y contienen cadmio, su durabilidad las hace menos peligrosas. Asimismo, otra opción es utilizar pilas alcalinas con mínimo de mercurio.
Consumer - Eroski http://www.consumer.es Publicado por: www.ecoportal.net

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento