La isla de la basura en el Pacífico ya triplica el tamaño de Francia

Un equipo científico reveló que 1,8 billones de desechos tóxicos que pesan 79.000 toneladas ocupan actualmente una zona del Pacífico entre California y Hawai. La superficie cubierta de basura de forma más o menos uniforme es de 1,6 millones de km2, es decir casi tres veces la superficie de Francia o cinco veces el tamaño de la provincia de Buenos Aires.
 
Según los topógrafos, que utilizaron dos aviones y 18 barcos para analizar la contaminación del océano, la cantidad de plástico hallada en el área, conocida como "gran zona de basura en el Pacífico", está creciendo exponencialmente."Queríamos tener una idea clara y precisa de la apariencia de la zona", dice Laurent Lebreton, oceanógrafo de la Fundación Ocean Cleanup y autor principal del estudio.
La zona de basura ya había sido descripta anteriormente. Pero este nuevo estudio revela que la masa de plástico contenido es de cuatro a 16 veces mayor de lo que se suponía, y sigue creciendo debido a las corrientes oceánicas y a la negligencia humana, tanto en tierra firme como en alta mar.
La "zona" no es una isla o una masa homogénea, lo cual llevó a muchos científicos a criticar esa denominación. En cambio, es una enorme área con altos volúmenes de plástico en la que la concentración aumenta significativamente hacia el centro. El estudio reveló que los desperdicios van de partículas minúsculas a enormes redes de pesca, que representan el 46 por ciento del material.
El estudio fue liderado por la Fundación Ocean Cleanup junto con investigadores de instituciones de Nueva Zelanda, Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania y Dinamarca que publicaron las conclusiones en la revista Scientific Reports.
Según Lebreton, es probable que el plástico provenga principalmente de los países del Pacífico. Pero podría venir de cualquier lado, ya que el plástico viaja a través de todo el océano y apareció hasta en las aguas del Ártico, donde viven muy pocos humanos.
Basura acumulada en la isla Wake, en el Pacífico Fuente: AFP

El estudio señaló que algunos de los desechos quizás también provengan del tsunami de 2011 que devastó Japón y desplazó enormes cantidades de basura hacia el mar.
La zona está situada en un área de corrientes débiles a la cual llegan los desechos, que permanecen en esas aguas calmas.
Basado en análisis que se remontan a la década de 1970, el estudio indica que la cantidad de plástico dentro de la zona crece constantemente, ya que ingresa más cantidad de la que sale. "Creemos que en esa área hay cada vez más plástico que se acumula", dice Lebreton.
El aspecto más sorprendente de las conclusiones -y quizás el que causa más daño ambiental- es la enorme cantidad de redes de pesca o "redes fantasma", dice Chelsea Rochman, profesor de la Universidad de Toronto que estudia el plástico marino pero que no formó parte del estudio.
"Eso sugiere que podríamos estar subestimando la cantidad de desechos pesqueros que flotan en los océanos", comentó Rochman por email. "Los enredos y las asfixias causados por las redes son uno de los efectos más nocivos observados sobre la naturaleza."
El hecho de que el contenido de plástico de la mancha esté aumentando es coherente con investigaciones realizadas en tierra, que demuestran que los volúmenes de basura que entran al océano están aumentando, dice Jenna Jambeck, ingeniera ambiental de la Universidad de Georgia que estudió los procesos de desechos plásticos.
En un estudio de 2015, Jambeck concluyó que los humanos están llenando los océanos con unas ocho millones de toneladas de plástico por año, y para 2025 se espera que la cifra aumente un 22 por ciento.
Eso concuerda con lo que ahora se puede observar en el océano, bajo la forma de una mancha de basura que no deja de acumularse en el Pacífico, aunque Jambeck también advierte que una cantidad importante de plástico se hunde en el fondo del océano, y que las redes de pesca son desechadas desde los barcos y no desde la costa.
Jambeck y el equipo de investigación concuerdan en que hay mucho menos plástico acumulado en la zona de basura del Pacífico que el que se vierte en términos generales en el océano, y el estudio dice que teniendo en cuenta la cantidad de plástico que se desecha, los científicos esperaban que los volúmenes fuesen aún mayores.
No hay duda de que gran parte del plástico se hunde y causa daños en el lecho marino o en las profundidades más bajas del océano.
En ese sentido, la mancha de basura del Pacífico es apenas el síntoma externo más dramático del problema mucho más profundo de los enormes volúmenes de desechos humanos que llegan a lugares a los que nunca nadie había imaginado.
"Los resultados son alarmantes: muestran realmente la urgencia de la situación", dice Lebreton.

Fuente: WASHINGTON (The Washington Post).- La Nacion - (Traducción de Jaime Arrambide) - Imagen de portada: En la isla Wake, un atolón del Pacífico norte, llegan residuos de la isla de la basura Fuente: AFP
-----------
La contaminación por plástico en los océanos se va a triplicar hacia 2025
 
La contaminación plástica en los mares es una consecuencia directa de nuestro comportamiento como consumidores, de las decisiones de la industria y de las políticas de los gobiernos. Esto contrasta con el hecho irrefutable de que todo lo que ocurre a los océanos y a la vida marina nos afecta de manera crucial.
Lo hemos dicho hasta el cansancio y no dejaremos de repetirlo. El plástico que consumimos y desechamos se sigue acumulando en los océanos, con graves consecuencias para el medio ambiente, es decir, para todos los habitantes del planeta.
De acuerdo a un nuevo informe sobre el futuro de los mares, la cantidad de piezas y micropartículas de plástico en el océano podría triplicarse para el año 2025. Teniendo en cuenta que ya hay más de 5,25 billones de piezas, esta es una pésima noticia.
La Oficina de Gobierno para la Ciencia, del Reino Unido, emitió un informe titulado Foresight Future of the Sea, en que se analiza la salud del océano mundial y qué rol podría jugar el Reino Unido en la investigación científica, la tecnología y el comercio en el futuro.
Se proyecta que los niveles de contaminación oceánica por plástico se triplicarán entre 2015 y 2025, con implicaciones graves para la biodiversidad. El informe señala que ya se registra una disminución del 49% en las poblaciones de vertebrados marinos entre 1970 y 2012.
La basura plástica es uno de los mayores problemas que aquejan a los mares del mundo, junto con el aumento del nivel del mar, el cambio climático y la contaminación química por el vertido de pesticidas, fertilizantes de granja, desechos industriales y productos farmacéuticos, informa IFLScience. Todos estos problemas son de carácter antropogénico, es decir, causados por los seres humanos.
“El océano está fuera de la vista y de la mente”, dijo Ian Boyd a BBC News. Boyd es científico jefe del departamento de medio ambiente del gobierno del Reino Unido y uno de los autores del estudio.
“Invertimos mucho en las misiones al espacio, pero allí no hay nada vivo. El fondo del mar está lleno de vida, realmente necesitamos una misión al planeta océano: es la última frontera”, expresó otro de los autores, el profesor Edward Hill, del Centro Nacional de Oceanografía del Reino Unido.
El público, los gobiernos y la industria están asumiendo hace poco la realidad que enfrentan los océanos, sin embargo el informe advierte que la crisis se nos viene encima. Una de las principales recomendaciones de los autores es reducir la contaminación plástica en el mar a través del desarrollo de nuevos plásticos biodegradables y mediante campañas de concientización pública. Señalan que el mundo debe volver a evaluar seriamente la forma en que maneja el océano y sus recursos.
A pesar de las sombrías estadísticas, el comunicado oficial del gobierno del Reino Unido es desconcertante: no menciona las palabras ‘plástico’ ni ‘contaminación’, sin embargo lo titula “Grandes oportunidades de los océanos para el Reino Unido”.
Recién la semana pasada otro informe señalaba que al menos el 90% del agua que se vende en botellas tiene algún nivel de contaminación por microplásticos de diversas variedades.
La contaminación plástica en los mares es una consecuencia directa de nuestro comportamiento como consumidores, de las decisiones de la industria y de las políticas de los gobiernos. Esto contrasta con el hecho irrefutable de que todo lo que ocurre a los océanos y a la vida marina nos afecta de manera crucial.

Fuente: https://www.elciudadano.cl/ciencia-tecnologia/la-contaminacion-por-plastico-en-los-oceanos-se-va-a-triplicar-hacia-2025/03/21/#ixzz5AU55ufTT

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia