Oceana Chile advierte que el proceso de conciliación dañaba la institucionalidad ambiental y llama al Tribunal a mantener el proyecto Dominga rechazado

Ante las declaraciones entregadas por la Ministra del Medioambiente, Marcela Cubillos, quien durante la jornada de este miércoles anunció que no entrarían al proceso de conciliación de Dominga propuesto por el Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta, la organización de conservación marina Oceana, aseguró que esta es la decisión más acertada, confirmándose así lo expuesto con anterioridad.

“Desde un principio señalamos que un proceso conciliatorio efectuado a puertas cerradas y sobre un proyecto que ya había sido rechazado, era improcedente”, señaló la Directora Ejecutiva de Oceana, Liesbeth van der Meer, quien aseguró que “no es posible el desarrollo de un proyecto que no ha cumplido con los requisitos mínimos exigidos por la ley para su aprobación, y que además atenta contra un ecosistema como el de La Higuera”.

De esta forma, la organización respondió la declaración pública entregada por el Ministerio del Medioambiente, donde se explicó que Andes Iron, titular de Dominga, alega la ilegalidad de un acto administrativo y “creemos necesario un fallo sobre la materia sometida a su decisión y no una conciliación entre las partes que puede, en definitiva, terminar agregando más incertidumbre al proceso”, señala el escrito en cuestión, agregando que “se solicita al tribunal dar curso al procedimiento y dictar la correspondiente sentencia”, la cual debería conocerse dentro de un plazo de 30 días.
En horas de esta mañana, por otra parte, el Tribunal Ambiental había dado a conocer las reglas sobre el proceso conciliatorio, abriendo una nueva polémica. En el documento se establecía que sólo el Servicio de Evaluación Ambiental y Andes Iron serían parte de las negociaciones por una conciliación, excluyéndose a los abogados que representan a las organizaciones ambientales, a los pescadores y a los habitantes de la zona que se verá afectada.
“Nos preocupa la tendencia mostrada en el Tribunal, que busca mejorar un proyecto rechazado en dos instancias previas, especialmente considerando que este mismo Tribunal será el que dicté la sentencia” dijo van der Meer, agregando que “la empresa tuvo 4 años para evaluar el proyecto y en todo ese tiempo no fue capaz de alcanzar los requisitos básicos ordenados por la ley y que permiten la protección del medio ambiente”, finalizó.
Sin el Servicio de Evaluación Ambiental en el proceso conciliatorio, se espera que dentro de un plazo de 30 días el Tribunal Ambiental de Antofagasta dicte una sentencia, la cual, dicen en Oceana, debe ajustarse a los antecedentes técnicos y jurídicos ya expuestos, y que han demostrado que Dominga no cumplió con los requisitos exigidos por la ley para su aprobación y la adecuada protección ambiental de la zona.

CONTACTO PRENSA:
Tania Rheinen | Directora de Comunicaciones
E trheinen@oceana.org | W chile.oceana.org

------------------
Gobierno desiste de participar en proceso de conciliación por proyecto Dominga


“Como el objeto de lo que se alega por parte de la empresa es la ilegalidad de un acto administrativo, creemos necesario un fallo del tribunal sobre la materia sometida a su decisión y no una conciliación”, dijo la ministra Cubillos.

Previo a que esta tarde se iniciara la audiencia de conciliación convocada por el Primer Tribunal Ambiental de Antofagasta en el marco del recurso de reclamación presentado por la empresa Andes Iron en contra del rechazo al proyecto minero Dominga, la ministra de Medio Ambiente, Marcela Cubillos, anunció la decisión del gobierno de no participar del proceso y de solicitar que la instancia dice sentencia.
Cubillos precisó que a primera hora de esta mañana se presentó un escrito ante el Tribunal señalando que “sin perjuicio que las facultades que son propias de este tribunal, mi representada estima necesaro que en este caso exista un pronunciamiento jurisdiccional, debido al tenor de las materias reclamadas, que dicén relación principalmente con la legalidad de un acto administrativo enmarcado en el proceso de evaluación ambiental”.
Agrega que “como el objeto de lo que se alega por parte de la empresa es la ilegalidad de un acto administrativo, creemos necesario un fallo del tribunal sobre la materia sometida a su decisión y no una conciliación entre las partes que puede, en definitiva, terminar agregando más incertidumbre a todo el proceso”.
El recurso de reclamación presentado por Andes Iron, firma controlada por las familias Délano Méndez y Garcés Silva, es en contra de la resolución de la Comisión de Evaluación Regional de Coquimbo que rechazó el Estudio de Impacto Ambiental de la iniciativa, decisión que posteriormente fue ratificada por el Comité de Ministerios.

Fuente: La Tercera

Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

El espejismo de "reciclar" plástico

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno