España: Antes de autorizar la mina de uranio de Retortillo, la CE quiere un informe de riesgos radiológicos

La Comisión Europea (CE) espera que España presente los informes sobre posibles efectos radiológicos y sobre la evacuación de los residuos radiactivos de la futura mina de uranio de Retortillo (Salamanca) antes de autorizar el proyecto.
 
“Siguen pendientes otros estudios e informes y aún no se ha concedido la autorización definitiva, en especial por lo que se refiere a los posibles efectos radiológicos”, señaló la CE en respuesta a una pregunta parlamentaria cursada por el eurodiputado español Xabier Benito (Podemos) y las portuguesas Marisa Matias (Izquierda Unitaria) y Ana Gomes (Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas).
Los europarlamentarios preguntaron al Ejecutivo comunitario si España había realizado estudios para evaluar el impacto medioambiental del proyecto y cuáles eran.
La CE inició en 2014 una investigación sobre la futura mina, que sería la única a cielo abierto de uranio de Europa y se situaría entre las localidades salmantinas de Retortillo y Retortillo y Villavieja de Yeltes, junto a la frontera con Portugal.
El Ejecutivo comunitario concluyó favorablemente una evaluación del impacto ambiental del proyecto, a condición de que se adoptaran varias medidas de mitigación.
Evacuación de residuos radiactivos
Bruselas espera también que, antes de que comiencen las operaciones mineras, España presente “la información sobre los planes para la evacuación de los residuos radiactivos (…) para determinar si puede producirse contaminación radiactiva en otro Estado miembro”.
“A continuación, la Comisión deberá emitir su dictamen en un plazo de seis meses”, concluyó el Ejecutivo.
Por otra parte, Portugal constató este jueves la voluntad de España de involucrar a su país en el proyecto de la mina de Retortillo en una reunión mantenida en Madrid entre delegaciones de los dos países.
En una reunión con un ambiente “constructivo y abierto”, según un comunicado de los ministerios de Medioambiente y de Exteriores lusos, quedó patente la voluntad de España de “garantizar el acceso en tiempo útil a toda la información relevante, involucrando a Portugal y revisando y corrigiendo procedimientos que se habían revelado insatisfactorios”.
Explotación muy cercana a la frontera lusa
Los españoles ofrecieron “información detallada” sobre los diferentes proyectos de explotación de la futura mina de uranio en la localidad de Retortillo, situada junto a la frontera lusa, y confirmaron que todos están “en fases iniciales” y que “Portugal será involucrado en las próximas etapas”.
En el caso del proyecto “Salamanca 28”, Portugal podrá participar en el proceso de impacto ambiental transfronterizo, mientras que en el plan “Retortillo-Santidad” podrá acompañar las siguientes fases, principalmente la de explotación minera.
Además, se enviarán a Portugal informes adicionales de los ministerios españoles y otras entidades responsables sobre estos proyectos.
Las dos partes se comprometieron a “revisar y mejorar los procedimientos de consulta bilateral”, incluyendo la definición de criterios objetivos de evaluación de potenciales impactos ambientales transfronterizos de proyectos futuros.
Memorando de entendimiento
También “mostraron voluntad de negociar un memorando de entendimiento en materia de protección radiológica y de seguridad nuclear”, lo que facilitará el intercambio de información sobre licencias, vigilancia y control de instalaciones nucleares y radiactivas.
Las autoridades portuguesas señalaron además que España les ofreció informaciones sobre el proceso de transposición de la directiva europea sobre evaluación ambiental de proyectos.
Al final de la reunión, desarrollada en un “espíritu de afirmación de buenas prácticas y de intensificación de la comunicación a través de los canales adecuados”, Portugal y España se comprometieron a realizar reuniones sobre el asunto con mayor regularidad y fijaron que la próxima tendrá lugar en otoño en la ciudad de Lisboa.
La delegación portuguesa, que incluyó al presidente de la Asociación Portuguesa de Ambiente, Nuno Lacasta, estuvo dirigida por el director general de Asuntos Europeos, Rui Vinhas, mientras que la española quedó a cargo del director general de Coordinación del Mercado Interior y otras Políticas Comunitarias, Pascual Navarro.

Fuente: EFEverde - Imagen: La CE quiere informes sobre residuos y efectos radiológicos mina Retortillo. EFE/Toni Tieles

Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

El espejismo de "reciclar" plástico

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno