Revelación de una investigación sorprendente: Representamos el 0,01% de la vida en la Tierra, pero resultamos fatales para el resto de la biomasa

La humanidad es patéticamente pequeña en comparación con la masa de casi todos los demás seres vivos en la Tierra, pero aunque nuestra presencia pueda ser pequeña, nuestra huella no lo es; es más bien aplastante y devastadora.

Sofia Olea

Un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, el más completo sobre el peso de toda la biomasa viviente en el planeta, ha descubierto que los humanos representan solo el 0,01% de la vida en la Tierra, pero a pesar de nuestra insignificancia física en comparación con las masas que nos rodean, la historia muestra que no hay duda sobre quién ha dominado el planeta.
“Espero que esto le dé a la gente una perspectiva sobre el papel dominante que la humanidad ahora juega en la Tierra”, dijo a The Guardian el biólogo Ron Milo, del Instituto de Ciencia Weizmann. “Nuestro lugar desproporcionado en la Tierra es definitivamente sorprendente”, agregó.
Greenpeace denunciando la destrucción de la selva lluviosa. Vía news.softpedia.com

Los investigadores pasaron tres años combinando la literatura científica existente sobre la biomasa del planeta para proporcionar la estimación más actualizada y completa sobre la masa de todos los reinos vivientes.
En términos de contenido de carbono, lo que significa que no necesitamos tener en cuenta las diferentes masas de agua de diferentes tipos de animales, plantas y otras formas de vida, el censo del equipo sugiere que la biomasa total del planeta asciende a aproximadamente 550 gigatoneladas de carbono (Gt C).
De esto, aproximadamente 450 Gt C, o el 80% de la biomasa total, se compone de plantas, que supera con creces la masa de cualquier otra cosa viviente en el planeta; las bacterias ocupan el segundo lugar, con aproximadamente 70 Gt C (15 por ciento).
Luego vienen los hongos con aproximadamente 12 Gt C, seis veces más abundantes que toda la vida animal en el planeta, y a continuación las arqueas (7 Gt C) y los protistas (4 Gt C).
Aunque los animales representan solo 2 Gt C y los humanos una fracción increíblemente pequeña de eso, el paisaje animal en general ha sido alterado irrevocablemente por el diseño humano.
El tigre de Bengala (Panthera tigris tigris) está listado como ‘En Peligro’ por la UICN.

Mientras que la biomasa de humanos es solo de aproximadamente 0,06 Gt C, somos casi 10 veces más abundantes que los mamíferos salvajes, que representan solo 0,007 Gt C.
Pero hay un tipo diferente de mamífero que sirve exclusivamente a las necesidades humanas y que también ha llegado a dominar el resto del reino animal: el ganado.
La ganadería, en su mayoría ganado vacuno y cerdos, representa aproximadamente el 60% de todos los mamíferos en la Tierra (a 0,1 Gt C).
Cuando se trata de las aves ocurre algo similar. La biomasa de las aves domesticadas es aproximadamente tres veces mayor que la de las aves silvestres.
“Cuando hago un rompecabezas con mis hijas, generalmente hay un elefante junto a una jirafa junto a un rinoceronte”, dijo Milo a The Guardian. “Pero si intentara darles un sentido más realista del mundo, sería una vaca al lado de una vaca al lado de una vaca y luego una gallina”.
Línea de producción avícola en Montgomery (EEUU). Foto / EARL DOTTER, vía Univisión.

Pero hace cientos de años la realidad no era esta. Antes de la innovación de la agricultura, de la domesticación del ganado y de la Revolución Industrial, el paisaje natural era muy diferente.
Los investigadores reconocen que es difícil estimar con precisión la biomasa prehumana de los animales, pero su análisis sugiere que la civilización humana ha reducido hasta en un 85% la biomasa total de los mamíferos silvestres y en un 50% la de las plantas.
Este sacrificio ha tenido un efecto masivo en la biosfera en general, dando lugar a una situación que los científicos consideran un evento de extinción en masa que casi no tiene precedentes.
Nuestras acciones también constituyen un esfuerzo aterradoramente grande para una especie delicada de bípedos que solo representa una centésima parte de los seres vivos del mundo.
“El hecho de que la biomasa de hongos supere a la de todos los animales nos coloca en nuestro lugar”, dijo a la agencia AP el biólogo evolutivo James Hanken, de la Universidad de Harvard, que no participó en el estudio. Lamentablemente, situarnos en nuestro lugar es lo más difícil.

Fuentes: The Guardian, Science Alert
Leer en: https://www.elciudadano.cl/medio-ambiente/representamos-el-001-de-la-vida-en-la-tierra-pero-resultamos-fatales-para-el-resto-de-la-biomasa/05/23/#ixzz5GL60WdQK

Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

España: Este cachalote murió por una indigestión de plásticos