Patagonia Argentina: Los sueldos de hambre ocultos en el mentiroso proyecto minero Navidad

Desgranando las cifras que difundió la usina de propaganda minera del proyecto de plata y plomo Navidad, el supuesto aporte mensual en cuanto a sueldos, considerando 12 meses y aguinaldo, representaría USD 1.692.308 que, dividido por los 3.369 puestos de trabajo, da USD 502 por mes por trabajador. Si asumimos una tasa de cambio de AR$ 24,8 por cada dólar (cotización BNA del 17/05/2018), el sueldo bruto sería de AR$ 12.461, lo que se traduce en un ingreso en mano de AR$ 10.031 (AR$ 2.430 corresponden a descuentos por aportes previsionales, obra social y cuota sindical). La Canasta Básica Alimentaria de marzo de 2018 elaborada por el  INDEC es de AR$ 8.741 y la Canasta Básica Total, que marca el umbral de la pobreza, es de AR$ 19.525.

Por Asamblea en Defensa del Territorio Puerto Madryn

El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, insiste con la instalación de la megaminería en la provincia como la solución a la grave crisis económica. Los medios oficialistas le hacen de coro.
El texto completo difundido en las últimas horas por la Asamblea en Defensa del Territorio Puerto Madryn se reproduce a continuación.
“La Ley Provincial XVII-68 (ex 5001) prohíbe la actividad minera metalífera a cielo abierto en todo el territorio provincial chubutense. A pesar de ello, la Asociación Sindical del Personal Jerárquico Profesional y Técnico de la Actividad Minera Argentina (ASIJEMIN), recepcionó curriculum en el marco de la presentación de ’Minería, la otra industria de Chubut’, actividad que se desarrolló el día martes 8 de mayo en la sede del Ecocentro de Puerto Madryn. Sí, recepcionaron curriculum para una actividad ilegal.
El diario chubutense Jornada en su edición del día domingo 13 de mayo, presentó un informe especial en el suplemento económico sobre el supuesto aporte que el proyecto Navidad haría en la provincia de Chubut en caso de modificarse la Ley XVII-68 (ex 5001).
El informe, preparado por la consultora Abeceb, consigna que el número previsto de puestos de trabajo ascendería a 3.368 (2.400 en una primera etapa y 888 en la segunda) y el aporte de ingresos anual por masa salarial sería de USD 22 mil millones (10 mil millones por empleos directos y otros 12 mil millones por empleos indirectos).
Estos números impresionan, pero desgranemos un poco esas cifras. El aporte mensual, considerando 12 meses y aguinaldo, representaría una inversión de USD 1.692.308 que, dividido por los 3.369 puestos de trabajo, da USD 502 por mes por trabajador. Si asumimos una tasa de cambio de AR$ 24,8 por cada dólar (cotización BNA del 17/05/2018), el sueldo bruto sería de AR$ 12.461, lo que se traduce en un ingreso en mano de AR$ 10.031 (AR$ 2.430 corresponden a descuentos por aportes previsionales, obra social y cuota sindical).
Los datos actualizados del INDEC (marzo 2018) sugieren que la Canasta Básica Alimentaria, aquella que mide el nivel de ingresos que necesita un hogar promedio (2 adultxs y dos menores) para no caer en la indigencia, es de AR$ 8.741 y la Canasta Básica Total, que marca el umbral de la pobreza, es de AR$ 19.525.
En este contexto económico y de acuerdo a los datos publicados por el periódico provincial los sueldos promedio que ofrece el Proyecto Navidad no se condicen con el mensaje de ’progreso’ y ’bienestar’ que promete la megaminería para la meseta de Chubut.”

------------------
Chubut / Iluminados por la banca I: a favor del queso gruyere

La diputada provincial Viviana Navarro, oriunda de Comodoro Rivadavia, se manifestó a favor de una minería responsable aunque reconoce que desde hace 100 años la minería irresponsable viene destruyendo su ciudad y alrededores. Además, exige una REPARACIÓN HISTÓRICA.

Por Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Esquel por el NO A LA MINA
No vamos a hablar de alimentación. O sí. Tampoco sobre semiótica. O sí, también. Ni pretendemos clasificar o categorizar afirmaciones hechas por algunos “iluminados por la banca” aunque, muy tristemente, no dejan mucho margen de maniobra para analizar sus discursos.
“Nosotros no tuvimos en mi ciudad la opción de elegir si queríamos o no minería. Hace más de cien años somos lo que sabemos: que esta ciudad parece un queso gruyere, lleno de agujeros, y no podemos ni siquiera urbanizar. Estamos todos rotos en mi ciudad, por la actividad minera. Viví, nací y crecí en una ciudad estrictamente minera, es una ciudad que necesita reparación histórica” dijo la diputada Viviana Navarro. Y se manifestó a favor de una minería responsable aunque reconoce que desde hace 100 años la minería irresponsable viene destruyendo su ciudad y alrededores. Además, exige una REPARACIÓN HISTÓRICA.
REPARAR significa volver atrás, devolver a un estado anterior. Imaginamos que la diputada habrá hecho el relevamiento correspondiente y tiene un listado minucioso de todo lo que hay que reparar en Comodoro, incluida el agua de los lagos consumida y contaminada por las petroleras que no puede REPARARSE ni RECUPERARSE jamás (“recuperar” es volver a tomar algo perdido) o el aire de Caleta Córdoba que ni la diputada puede respirar.
Prueba de la irrecuperabilidad de tantas cosas es, sin duda alguna, su obvia desvinculación parental. No puede repararse ni recuperarse el vínculo con una abuela que jamás le habrá contado a la diputada que Comodoro nació tras el petróleo y no al revés. Una pena porque los relatos de los mayores pueden salvarnos de la mugre extractiva que ella misma lamenta.
Volvamos al gruyere, un queso que para los franceses tiene agujeros pero para los suizos no, detalle que otorgó a uno de ellos la obtención de una etiqueta prestigiosa que favorece la exportación. Algo así como la etiqueta Patagonia que no se quiere ver.
O mejor volvamos a la tierra, al barro Navarro. La tierra del negro, el indio, el inmigrante. La que alimenta y da sentido al futuro que no es la del terrateniente ni la de las multinacionales que explotan al hermano negro. La que se defiende en la Iniciativa Popular presentada por el pueblo chubutense.

----------------
Chubut: Iluminados por la banca II: Alfredo “el pequeño”

Días atrás, el Diputado Alfredo Di Filippo dijo “Yo tengo amigos antimineros, que tienen una posición con datos técnicos, y amigos promineros, que también la tienen. Entre todos tenemos que escuchar las posiciones y sacar alguna conclusión”. Lo curioso parece ser que su conclusión está lista, que ya hizo el balance de la actividad minera que promociona en la provincia y que se entusiasma con los resultados de sus amigos promineros.

Por Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Esquel por el NO A LA MINA
Tanto es así que tiró números a diestra y siniestra y vaticinó el desendeudamiento de Chubut gracias a los proyectos mineros.
Hablar de “proyecto” es literalmente hablar de un “lanzamiento hacia delante”. Eso dice el diccionario etimológico y Di Filippo parece creerlo porque está decidido a lanzar el proyecto de los Orozco – los ocho intendentes carteros de las mineras- sin dudas en paralelo con un lanzamiento a la estratósfera (sic) de la gente que habita la meseta.
Y no se limita a ello: también se autoerigió en la figura que asigna los roles que cada uno debe cumplir: “Los sectores antimineros son importantes para los controles y tienen que estar. Yo comparo su rol como el del socialismo con respecto a los liberales: son un límite necesario” aseguró.
Alfredo “el pequeño”, el que está contra los fundamentalismos, apela al recurso discurso fóbico de tener amigos mineros y antimineros. Seguro tiene un millón.
Alfredo “el pequeño”, el que promueve debates sobre temas que están decididos desde hace más de 15 o 20 años (según se cuente el NO en el conflicto por el basurero nuclear o el NO A LA MINA) parece querer instaurar una dinastía que en lugar de contener al invasor está dispuesta a apoyarlo.
Alfredo “el pequeño” parece tener la vedad revelada y creer que la Patagonia será liberal o no será.

Fuente: Publicados en: noalamina.org




Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

El espejismo de "reciclar" plástico

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno