México / Coyuntura electoral: (De) crecimiento económico y cambio climático

 En estos momentos, nuestro país se encuentra inmerso nuevamente en una etapa donde la ciudadanía se ve bombardeada por una excesiva cantidad de publicidad electoral por medio de diversos medios de comunicación, tanto tradicionales como digitales, como ciertas campañas electorales sin la necesidad de proponer nada en concreto, que han logrado colarse a los rincones más recónditos de la psique mexicana, tan es así que todo mundo en México anda tarareando la misma tonada.

Noé Ortiz
 
Sin embargo, esta aportación no busca centrar su análisis en el márquetin político ni mucho menos en las técnicas de comunicación política empleadas por los diversos partidos políticos, más bien busca analizar un aspecto alternativo de las campañas electorales, las promesas de campaña y los impactos que estas tienen en la vida diaria.
Elementos que traemos a colación, primeramente, es la promesa de desarrollo, crecimiento y en términos muy vagos y dispersos, el de hacer de México una potencia, dado que todos los candidatos desde su respectiva “ideología” buscan un crecimiento y un desarrollo para el país y los buscan a través de una “transformación” nacional.
Pero ¿en realidad sabemos qué México buscamos para sentar las bases de esa transformación? O bien ¿sabemos si acaso es buena esa ideología que denominamos desarrollo y crecimiento?, estos dos cuestionamientos los realizo porque debido al sistema en que vivimos actualmente denominado “capitalismo”, en su etapa neoliberal, nos ha adoctrinado para estar en una constante búsqueda del crecimiento y el desarrollo.
Cuando se habla sobre el crecimiento, en todo tipo de medio de comunicación, academia, iniciativa privada o hasta en charlas de café, normalmente se refiere al crecimiento económico, al considerar el supuesto que, de incrementar la economía, dicen: -habrá más empleo y por ende más gasto, más calidad de vida y por consiguiente habrá mejor calidad de vida-; aun cuando ese crecimiento es cada vez más difícil de lograr en todo el mundo.
La ideología del crecimiento se acepta como incuestionable y es esa la razón por la cual es preciso analizar brevemente si ese camino es el correcto o si debemos ampliar el vocabulario.
De manera incondicional, en la búsqueda del crecimiento económico se han logrado una serie de impactos sociales y ecológicos que lo hacen insostenible. En nombre del crecimiento se han hecho sacrificios, al grado de considerar a la población como un paciente enfermo en donde se debe soportar dolor para lograr unos puntos porcentuales (de crecimiento) y generar ganancias, que, en la realidad, percibe solo el 1% de la población mundial.
Hemos estado persiguiendo el crecimiento por décadas para lograr pagar deudas que se generaron en el pasado, pero, dando cuentas que cada día estamos más endeudados. Ello nos obliga a crecer en cifras, para poder pagar más deudas, como una espiral que nos aleja cada vez más del objetivo principal del crecimiento.
Y es que el crecimiento como motor del capitalismo, no conoce de límites; se expande destruyendo su entorno y busca vender de todo, -salvo vender menos-.
Ante este escenario depredador, social y ecológicamente, la academia europea y la izquierda radical han buscado un vocabulario alternativo y narrativo más allá del capitalismo, sin reproducir el capitalismo de Estado (autoritarismo y productivismo del socialismo); para esta nueva izquierda, nueva en términos de ideas y juventud, se busca un modelo económico colaborativo llamado Decrecimiento.
Figura 2. Las claves del decrecimeinto. (Nube de palabras: El tamaño de las palabras demuestra la frecuencia en que aparece cada una en los análisis cualitativos). (Kallis, 2017)

El Decrecimiento fue develado en el año 2001 en Francia bajo el nombre Decroissance, palabra francesa que quiere significa reducir, cuyos antecedentes se remontan a los trabajos publicados por el Club de Roma en 1972, generando un intenso debate sobre la diagnosis y prognosis de nuestra sociedad (Demaria, 2013).
El Decrecimiento es más un movimiento social contracorriente al crecimiento económico tradicional, buscando una prosperidad respetando los límites planetarios, con la sostenibilidad social y ecológica.
El Decrecimiento también cuestiona las ideas de la economía verde o el crecimiento verde por tratarse, éstos últimos, más de un medio de Greenwashing, un lavado de cerebro verde, donde a través de campañas de mercadotecnia se manda un mensaje amigable con el medio ambiente mientras los procesos de producción se mantienen igual en cuanto a su impacto ecológico.
El Decrecimiento, considerado como un conjunto de ideas que cada vez toma más un aspecto de ideología, tiene diversos postulados que quedan muy bien a colación, conforme a la coyuntura electoral en la que nos encontramos.
Cabe señalar, que esto surgió de cuestionamientos que conformaron un conjunto de ideas sobre propuestas concretas de cara a los retos que enfrenta actualmente la sociedad a nivel internacional, presentados por un grupo de académicos de la Universidad Autónoma de Barcelona del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambiental (ICTA) y otras instituciones académicas europeas.
Respecto del decálogo, es preciso traer a colación algunas de las propuestas referidas, mismas que podrían tener una aplicación directa a las propuestas de campaña de los actuales contendientes a cargos por elección popular, como a la Presidencia de la República:
1.-Reforma tributaria verde
Esta propuesta centra su atención en reformar el sistema tributario y de cuentas nacional, cambiando el objetivo de la tasa de las horas laboradas a la energía usada para llevar a cabo sus funciones, así como los recursos utilizados.
2.- Cero subsidio e inversión en actividades contaminantes
El objetivo en este punto es detener los recursos públicos destinados a financiar o subsidiar cualquier actividad pública o privada que tenga impactos ecológicos.
3.- Reducir publicidad
Se propone reducir a cero la publicidad en espacios públicos, así como controlar y reducir el uso comercial de la publicidad y mantenerla solo como informativa, a través de la implementación de impuestos a la publicidad.
4.- Establecer límites ambientales
Limitar la cantidad de emisiones de carbono y otros gases de efecto invernadero, así como reducir el uso de recursos naturales y las emisiones incorporadas en los procesos productivos.
5.- Desacoplar empleo y seguridad social del crecimiento económico
Cabe destacar que las propuestas anteriores representan solo una parte de las que los impulsores del Decrecimiento han presentado y que algunas de ellas ya están siendo discutidas por partidos políticos de izquierda en Europa, que, debido a la coyuntura nacional e internacional, no puede dejarse pasar la oportunidad de analizarlas conforme a la realidad mexicana.
1.- Por el momento los discursos de los candidatos a la Presidencia de la República no han sobresalido por su compromiso con el medio ambiente y tampoco han presentado un programa para fortalecer las responsabilidades de México en cuanto a mitigación y combate al cambio climático.
2.- Partiendo del hecho de que un gobierno saliente y su candidato están llevando a cabo e impulsando la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, queda claro que siguen estancados en la ideología de que la estrella del crecimiento económico es el sector construcción sin considerar los impactos sociales y económicos que este proyecto ya ha demostrado; por otro lado tenemos a un candidato que promueve la construcción de refinerías en lugar de presentar un proyecto nacional de transición energética a unas más amigables con el medio ambiente, con ello vemos que la “agenda verde” es casi inexistente.
3.-Más allá de los impactos ecológicos de la publicidad, analizados desde un simple análisis del ciclo de vida en cuanto a su función capitalista en la sociedad, en esta época electoral, la sociedad se ve sobre saturada de todo tipo de productos publicitarios donde la mayoría terminan en rellenos sanitarios o contaminando los suelos, ríos y mantos acuíferos.
4.- En México, mientras unos candidatos son amigos del sistema y o un “peligro para México”, ninguno ha declarado abiertamente el establecimiento de límites ecológicos en la producción de todo tipo de actividad productiva, con lo cual queda claro que del discurso al hecho hay mucho trecho.
5.- Los salarios en México y la calidad de vida están íntimamente ligados al crecimiento económico, con lo cual si la economía crece más o menos, la calidad de vida mejora en términos “más o menos”, pero si a la economía no crece, pues la calidad de vida es cuasi inexistente.
A lo anterior, solo queda relacionar los postulados del Decrecimiento y el análisis previo, a través de las siguientes propuestas:
1.-Perfeccionar el sistema tributario mexicano para cobrar impuestos a las empresas conforme la utilización de recursos naturales y la energía utilizada en sus procesos productivos ya sea de bienes o de servicios, destinando esos recursos a fortalecer el compromiso de México ante los retos del Cambio Climático.
2.- Modificar las normas jurídicas respectivas cuyo objeto es financiar o subsidiar actividades o procesos contaminantes, por ejemplo, cerrar los flujos de recursos públicos a los proyectos destinados a fomentar la movilidad privada y redirigirlos a la construcción de infraestructura para la movilidad masiva en las zonas metropolitanas existentes en todo le país.
3.- Eliminar a cero la publicidad impresa en los espacios públicos mexicanos, elevando los impuestos a esta rama de manera progresiva.
4.- Fomentar la transición energética en actividades productivas a través de programas de financiamiento público y subsidios para reducir la huella de carbono en los bienes y servicios ofrecidos por el sector privado e impulsar la transición energética en los bienes inmuebles de la iniciativa pública.
5.- Revisar la política salarial y de trabajo compartido junto con un análisis de reducción de la semana laboral a 4 días, incrementando las fuentes de empleo.

Nota:
1.- Se respetaron las palabras en francés e inglés como pluralidad lingüística.
Referencias:
Demaria, et al, What is Degrowth?  From an Activist Slogan to a Social Movement Research & Degrowth (R&D) and Institut de Ciència i Tecnologia Ambientals (ICTA) Universitat Autònoma de Barcelona (UAB, 2013, The White Horse Press. doi: 10.3197/096327113X13581561725194
Kallis, Giorgos & Demaria, Federico & D’Alisa, Giacomo. (2015). Introduction to “Degrowth: A Vocabulary for a New Era” (2015) PDF. Degrowth: A Vocabulary for a New Era. 1-17.
Fuente: - El faro luz y ciencia - decrecimiento.info

Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

España: Este cachalote murió por una indigestión de plásticos