Encontraron restos de 60 mamuts donde se construye el nuevo aeropuerto de Ciudad de México

Arqueólogos mexicanos encontraron restos óseos de 60 mamuts en el campo donde se construye un nuevo aeropuerto internacional para la Ciudad de México. El descubrimiento, calificado como un hito científico en el país, podría comprometer la construcción de una de las obras insignias del presidente Andrés Manuel López Obrador. Las osamentas de estos gigantes mamíferos, que habrían vivido hace más de 14.000 años, fueron halladas en la base militar de Santa Lucía, a unos 45 km de la capital. "Es el hallazgo más grande de este tipo. Nos permitirá tener una muestra muy importante para llevar a cabo muchos estudios en el mundo sobre estos mamíferos", celebró el arqueólogo Pedro Sánchez, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Ya en abril de 2019 el INAH había descubierto huesos de unos 14 mamuts, que datan del pleistoceno, por lo que decidieron continuar con las excavaciones, pero esta cantidad de restos óseos sorprendió a todos. "No suponíamos que era un número tan alto de osamentas (…), se están haciendo excavaciones pertinentes, muy cuidadas para poder recuperar estos vestigios", remarcó el especialista.
El experto detalló que casi todos los esqueletos son de la variedad columbi o mamut colombino. En la zona trabajan 31 arqueólogos y tres restauradores, quienes también encontraron osamentas humanas, vasijas, obsidiana y otro tipo de fauna como bisontes y camellos. El arqueólogo adelantó que el INAH planea exponer los vestigios en una galería.
En 1970 se confirmó que los mamuts habían caminado en la antigüedad la capital mexicana, también durante el proyecto de una obra municipal: en la construcción del metro de la ciudad. Estos herbívoros que necesitaban gran cantidad de alimento encontraron en el entorno de los lagos de la cuenca de México un espacio idóneo para vivir, según los especialistas.
Las polémicas alrededor del aeropuerto
La construcción del aeropuerto Felipe Ángeles, que funcionará en paralelo al envejecido Benito Juárez, estuvo marcada por la polémica. En rigor, el proyecto había sido iniciado por el exmandatario Enrique Peña Nieto en otra terminal, para la que se había destinado 13.000 millones de dólares.
Según López Obrador, ese proyecto estaba plagado de corrupción. Al cancelarlo, los inversionistas privados le dieron la espalda y cuestionaron sus medidas económicas. Por su parte, la oposición considera que la operatividad de la terminal enfrentaría obstáculos logísticos y de tráfico aéreo.

Fuente: Pagina 12
-----------------------
Incautan 127 buches del amenazado pez totoaba en México
La Guardia Nacional de México ha incautado el  martes pasado en una estación de autobuses de Mazatlán, en el noroccidental estado de Sinaloa, 127 piezas de buche de totoaba, un pez originario del Golfo de California en peligro de extinción. El buche del pez totoaba es muy apreciado en el mercado asiático, sobre todo en China, donde a su vientre natatorio se le atribuyen capacidades curativas y afrodisiacas. Las 127 piezas, según el comunicado de la Guardia Nacional, habían sido deshidratadas y estaban en una caja de cartón en aparente estado de abandono en la terminal de autobuses, que los agentes pudieron localizar gracias al olfato de las unidades caninas.
 
La caja y su contenido, ha informado el cuerpo de seguridad, ya está en manos del Ministerio Público Federal, quien iniciará las diligencias correspondientes.

Especie en peligro de extinción

La totoaba es una especie originaria de las costas del noroeste mexicano, cuya explotación desde la década de 1920 no solo ha puesto en un grave peligro de extinción a esta especie sino también a la vaquita marina, un mamífero acuático con la que comparte espacio geográfico.
La pesca de totoaba está prohibida, pero su gran valor en el mercado negro chino hace que este pez de hasta dos metros de largo y 150 kilos de peso sea víctima de la pesca furtiva.
Los pescadores ilegales suelen usar técnicas de arrastre para atrapar a ejemplares de esta preciada especie, una práctica que ha provocado que queden menos de 20 vaquitas marinas vivas, según las estimaciones.
El Gobierno de México estableció a principios de este año una mesa de trabajo específica en el Alto Golfo de California para tratar de salvar de su extinción a la vaquita marina, un mamífero que todavía no se ha podido reproducir en cautiverio, algo que sí se ha logrado con la totoaba.
Como parte del plan de conservación público de la vaquita marina, existe un refugio marino para estos animales considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
Ese refugio, en el que también viven totoabas, ha sufrido ya varios ataques armados durante este año para tratar de hacerse con ejemplares del apreciado pez.

Fuente: EFEverde - De Latinoamérica Piensa - Imagen de portada: Imagen de un pez totoaba. Archivo EFE/ Alejandro Zepeda




Entradas populares de este blog

5 razones para entender y respetar a las babosas

En Ausencia de una Cultura Profunda Andino-Patagónica: La Tragedia del Bosque Nativo

ARGENTINA: Aguas de nadie. Buscan ponerle un freno global a la depredación en los océanos