Potamophylax coronavirus, un insecto con nombre temible y mensaje ecologista

No tiene un nombre con muy buen fama pero sí trata de mandar un mensaje importante: el Potamophylax coronavirus es un nuevo tipo de insecto identificado el año pasado en Kosovo y que acaba de ser bautizado así para concientizar sobre la contaminación del agua y sus efectos en la biodiversidad.

 
Potamophylax coronavirus
“Queríamos llamar la atención y poner el foco en la otra ‘pandemia’ que sucede en los ecosistemas de agua dulce en Kosovo y los Balcanes a causa de la contaminación y mala gestión de centrales hidroeléctricas”, cuenta a EFE el jefe de la investigación, Halil Ibrahimi, del departamento de Biología de la Universidad de Pristina

Esta nueva especie de insecto acuático de la familia de los tricópteros habita en el Parque Nacional Bjeshkët e Nemuna de Kosovo.
“En estos momentos el área no corre riesgo, pero hay una serie de actividades que podrían poner en peligro de extinción a algunas especies en el futuro cercano”, alerta Ibrahimi al definir la extracción de agua de los manantiales o la contaminación del río como parte esa “pandemia silenciosa”.
Con este nombre tan peculiar, el grupo de investigadores pretende “acabar con el agujero entre sociedad y ciencia” y hacerle llegar sus preocupaciones a los medios e instituciones con poder para tomar cartas en el asunto.
Preservación de los ecosistemas de agua dulce
El “Potamophylax coronavirus”, al igual que el resto de tricópteros, cumple “roles esenciales” para la preservación de los ecosistemas de agua dulce, que van desde el monitoreo biológico de la calidad del agua a servir de alimento para peces y otros depredadores
“El ‘Potamophylax coronavirus’ y otras especies de insectos acuáticos son muy susceptibles a estas actividades perjudiciales y, en cierto modo, son la primera barrera del ecosistema antes de que estas actividades antropogénicas impacten también directamente en los humanos también”, advierte Ibrahimi.
Gracias a esta denominación, que huye de “aburridos términos en latín”, Ibrahimi siente que ha cumplido su objetivo: hacer que el Potamophylax coronavirus sea la especie de insecto acuático “más famosa de la historia”.

Fuente: EFEverde - Imagen: Halil Ibrahimi /University of Prishtina

 

Entradas populares de este blog

5 razones para entender y respetar a las babosas

En Ausencia de una Cultura Profunda Andino-Patagónica: La Tragedia del Bosque Nativo

ARGENTINA: Aguas de nadie. Buscan ponerle un freno global a la depredación en los océanos