Bolivia: Campesinos peruanos en pie de guerra contra una mina de plata











Son centenares de campesinos del sur del Perú -principalmente aymaras- que con piedras, alambres de púa, palos y vidrios rotos cortan desde hace una semana la ruta en rechazo a un proyecto argentífero de la canadiense Bear Creek por considerar que éste atentará contra sus fuentes de agua, el río Desaguadero y el propio Titicaca.
Fuente: Terra
17/05/2011. En grupos de 10 o 15, los campesinos peruanos que bloquean una estratégica ruta entre Perú y Bolivia, cerca del lago Titicaca, están decididos a mantener su protesta contra una mina de plata y escuchan la radio expectantes porque "nos han dicho que vienen los militares"
Por kilómetros y kilómetros de carreteras, y especialmente en los puentes, los campesinos hacen turnos para garantizar que ningún bus, camión o automóvil pueda transitar.
A más de 3.800 metros sobre el nivel del mar, la medida ha paralizado la zona, con unos 500 camiones con mercancía sin poder pasar mientras que muchos turistas han encontrado la manera de eludir el bloqueo navegando en el Titicaca.
"Nos han dicho que vienen los militares de Puno", se pasan la información unos a otros los manifestantes, que dicen que no se moverán hasta que les den garantías de que la mina no se instalará.
"La demanda que tenemos es el cese y la cancelación definitiva de la concesión minera del proyecto Santa Ana que está dentro de los 30 kilómetros de la frontera", dice a la AFP Walter Aduviri, presidente del cívico Frente de Defensa de los Recursos Naturales de la región Puno.
La región -explica Aduviri- es agropecuaria: "producimos papa y quinua, también tenemos ganado vacuno y alpacas".
Hasta ahora hay calma, pero nada hace pensar que este estado de situación pueda mantenerse.
"El gobierno de Alan García quiere otro Bagua", dice Aduviri, recordando un conflicto similar registrado a mediados de 2009 en la Amazonía peruana que terminó con choques que dejaron un saldo de 24 policías y 10 nativos muertos.
No hay que remontarse tan lejos: en abril pasado tras una protesta que dejó tres muertos en la cercana región de Arequipa, el gobierno peruano terminó echando atrás un proyecto de la minera Southern, del Grupo México.
"Al gobierno de Perú le gustan los muertos, que se quemen instituciones, eso le gusta", dice un desafiante Aduviri.
En Lima, el presidente Alan García señaló este martes que "estos desórdenes tienen como objetivo poner a la sociedad, y en este caso a Bolivia, contra la pared con una pistola en la cabeza; 'dame lo que quiero o sigo bloqueando'. Para eso ha ido una comisión negociadora pero si no, como en todos los casos, tendrá que actuar severamente la policía".
En Desaguadero, la población de 20.000 habitantes que se extiende a los dos lados de la frontera, del lado peruano se ven alambres de púas, fierros y calaminas de plástico para suspender todo tráfico vehicular. Ni siquiera es posible el tránsito a pie.
El comercio está cerrado y grupos de vecinos organizan ollas comunes en vías públicas para alimentar a sus familiares, pues los mercados de abasto también se han sumado a la huelga.
En el lado boliviano decenas de peruanos, comerciantes y turistas, y algunos argentinos pretenden ingresar a Perú.
"Estoy acá desde hace varios días, estoy sobreviviendo con lo poco que tenemos de plata, comiendo lo que hay ... el gobierno tiene que poner mano dura", dice William Gonzales, un peruano que regresaba a su país tras haber visitado familiares en La Paz.
La directora de turismo de Puno, Lourdes Abarca, dice que el turismo en la región Puno "ha sido afectado por las protestas que se iniciaron hace una semana y se han reportado más de 1 millón de dólares en pérdidas" sólo en ese sector.
"El turismo es muy sensible a este tipo de protestas; los turistas mencionan que el Perú es único país donde no hay respeto al libre transito", dice.

---------------------------------------------------------------

Se mantiene bloqueo fronterizo entre Bolivia y Perú por protesta contra minera canadiense


Por décimo día consecutivo, el paso fronterizo entre Bolivia y Perú permanece bloqueado por la presencia de campesinos peruanos que se manifiestan en contra de la instalación de una transnacional dedicada a la explotación de minerales. El presidente Alan García amenazó el martes con levantar el bloqueo por la fuerza.
Los huelguistas tomaron la vía internacional que une entre Bolivia y Perú en las localidades de Desaguadero, Zepita, Yunguyo, Pomata y Juli, por donde pasa la ruta de carácter binacional.
Los manifestantes exigen al Gobierno regional una ordenanza que prohíba concesiones mineras en la zona.
Tras solicitar la presencia de autoridades gubernamentales que se apersonen en la zona de bloqueo, una comisión ministerial llegó la víspera a la ciudad de Puno (sureste de Perú) y convocó a los dirigentes de la huelga a un diálogo de alto nivel.
La comisión está conformada por los viceministros peruanos de Minas, Fernando Gala, y del Interior, Jorge Luis Caloggero, y el director de la Oficina de Conflictos de la Presidencia del Consejo de Ministros, Ronald Ibarra.
Mientras el bloqueo gana cada día un mayor número de manifestantes, responsables de la Federación del Transporte Pesado Internacional de Bolivia acudieron a comienzos de semana a la Cancillería para que coadyuve a la solución del bloqueo en la localidad del Desaguadero.
El almirante Hugo Gonzalo Contreras Llanos, comandante de la Armada Boliviana, dijo que el bloqueo perjudica a personas, empresarios y transportistas que viven de la exportación e importación de productos en nuestro país.
"La medida asumida por los pobladores de Perú bloquean la economía, el progreso y desarrollo de las mismas regiones que viven del turismo".
Unos 600 vehículos bolivianos de carga pesada se encuentran varados en la frontera con Perú, como lo informó que encargado de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz (Cadex), Ramiro Monje, junto a otros 300 motorizados.
Monje precisó que hay soya, aceite refinado y torta de soya que no pueden llegar al mercado del vecino país tras diez días de huelga.
Medios de comunicación locales informaron que cerca de 25 mil campesinos protestan en rechazo al proyecto de minería de la empresa canadiense Bear Creek con intenciones de explotar la actividad en la territorio peruano con posibles consecuencias medioambientales de gran impacto para las áreas donde habitan grupos étnicos.
Perú amenaza con usar la fuerza
El presidente de Perú, Alan García, amenazó el martes con levantar el bloqueo por la fuerza que desde hace más de una semana mantiene paralizado el paso fronterizo con Bolivia ante el rechazo de los huelguistas a los trabajos de minería en la zona.
"Estos desórdenes tienen el objetivo siempre de poner a la sociedad, y en este caso a Bolivia, contra la pared con una pistola en la cabeza", aseguró el martes el mandatario que el próximo 28 de julio entregará el poder a su sucesor luego de cinco años en el poder.
"Para eso hay una comisión", recordó y enfatizó que de no llegar a un acuerdo "tendrá que actuar severamente la Policía", mientras no descartó que en estas protestas haya "intereses de tipo regional" y "extremistas" para favorecer "a alguien" en los comicios presidenciales del 5 de junio.
"Ningún extremismo es bueno, ni la minería desordenada e informal, ni la prohibición de la minería, porque deja sin trabajo a muchísimas personas; confío en que va a primar la razón y en que, además, estando a 20 días de la segunda vuelta, de todas maneras habrá una solución", afirmó Alan García.
La segunda vuelta presidencial en Perú se realizará el próximo 5 de junio entre los candidatos Ollanta Humala y Keiko Fujimori.

www.ecoportal.net
teleSUR - Efe - Erbol - EP - Prensa Libre / dg - PR
www.telesurtv.net

Entradas populares de este blog

El calentamiento global y las montañas

¿Cuánto tiempo nos queda? El informe de la ONU en 60 segundos

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques