Plastic Oceans: cómo hemos contaminado nuestros mares con plástico







Plastic Oceans es un documental sobre la abundancia de plástico en los océanos de nuestro planeta. Material popular y omnipresente en nuestras vidas, el plástico, en todas sus presentaciones, se está acumulando en el mar en cantidades horrorosas, poniendo en peligro la vida de cientos de especies marinas e incluso la nuestra, después de todo el mar es una de nuestras principales fuentes de alimentación. Naturalistas y exploradores tan respetados como Sir David Attenborough, Jean-Michel Cousteau y Ben Fogle están detrás de este proyecto.
Fogle es uno de los presentadores de programas de naturaleza más conocidos del Reino Unido. Cuenta que en un viaje a Sri Lanka para nadar con ballenas azules, como parte del proyecto del documental, quedó traumatizado por la cantidad de desechos de plástico que encontró en las que deberían ser aguas de un azul prístino. El material se descompone en trozos cada vez más pequeños y fáciles de ingerir por los animales, así que las ballenas están comenzando a sufrir de lo que él describe como el síndrome de la ballena esquelética: estos mamíferos están ingiriendo plástico en vez de comida.
El equipo del documental está encabezado por los productores Jo Ruxton y Lizzie Bewick, quienes participaron en programas de referencia como Planeta Azul, Salvar el Planeta Tierra, Abismo del Pacífico, Diario de Grandes Felinos y LIFE. El equipo viajará a algunas de las partes más remotas del planeta, documentando los problemas ambientales asociados con el plástico y su impacto tanto en la humanidad como en la vida de algunos de los animales más espectaculares del mundo.
Plastic Ocean es también el nombre de la fundación con sede en el Reino Unido, cuyo patrón es Fogler. Su objetivo es proteger el medio ambiente a través de una amplia gama de actividades que incluye proporcionar una base de recursos para el estudio y la investigación, organizar campañas para mejorar la legislación y la política, recaudar fondos para el desarrollo de soluciones y desarrollar una red mundial integrada de medios de comunicación social.
Muy conocido es el caso del infame parche de basura del Pacífico Norte, que se extiende a lo largo de cientos de kilómetros de la zona de convergencia en Japón, Alaska y Estados Unidos. Y en febrero de 2010 supimos de otra alta concentración de desechos minúsculos de plástico, ésta flotando en el Océano Atlántico, al norte del Mar Caribe, en el que la máxima “densidad de plástico” es de 200 mil piezas de desechos por kilómetro cuadrado.


Vía | www.telegraph.co.uk

Fotografía | www.plasticoceans.net

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento