Manifestaciones antinuclear en Alemania y Francia








Unas 250.000 personas salieron este sábado a la calle en veinte ciudades alemanas exigiendo “desconexión nuclear”, la renuncia inmediata a la energía nuclear con el cierre de las centrales.
Las 17 centrales nucleares de Alemania deberían apagar sus motores hasta el año 2021, recomiendan los expertos de la Comisión Ética designada por el gobierno de la canciller Angela Merkel en su informe final, al que tuvo acceso hoy DPA.
“Una década es suficiente”, escribieron los 17 integrantes de ese gremio, representantes del mundo económico, científico y religioso de Alemania.
El informe le será entregado oficialmente a Merkel hasta el domingo y el lunes será presentando públicamente en Berlín.
Mientras, decenas de miles de personas volvieron a salir hoy a las calles de las principales ciudades de Alemania para exigir el abandono inmediato de la energía nuclear y una rápida transición a las renovables..
“¡Apaguen, apaguen!”, coreaban los manifestantes que avanzaron por
la arteria principal de Berlín pasando por la emblemática Puerta de Brandeburgo y por la cercana Cámara baja del Parlamento alemán, el
Bundestag, hasta llegar a la sede de la Unión Cristianodemócrata
(CDU) de Merkel.
Con ello quisieron enviar una señal a su gobierno de centroderecha, que se reunirá el domingo para tomar la esperada decisión sobre el futuro energético de la mayor economía europea.
La jefa de gobierno de Alemania decidió designar “una comisión ética” tras el desastre en la planta japonesa de Fukushima para que elaborase un plan de abandono de la energía nuclear. Hoy celebraba en Berlín su última deliberación.
El Ejecutivo de Merkel aprobó el año pasado una polémica ley para prolongar hasta 2036 la vida útil de las centrales y revocar el apagón gradual acordado con las operadoras energéticas por el anterior gobierno, del socialdemócrata Gerhard Schröder.
Pero tras el desastre en Japón, anunció una moratoria de tres meses a esa ley y dispuso el cierre temporal de las siete plantas de mayor antigüedad, construidas hasta 1980.


Rafael Poch / La Vanguardia


------------------------------------------------------


Ecologistas franceses piden un referendo sobre el tema nuclear

Los ecologistas franceses celebraron la decisión alemana de cerrar todas sus centrales nucleares a más tardar en 2022 e insistieron en la necesidad de un referendo en este país para decidir una solución al respecto.
La secretaria nacional de Europa Ecología/Los Verdes, Cécile Duflot, señaló que la decisión de la nación vecina demuestra que otra opción es posible aquí.
Dentro del partido socialista se escucharon opiniones encontradas sobre la viabilidad de continuar con la producción nuclear y al mismo tiempo se pronuncian por el desarrollo de otras energías renovables y alternativas. El secretario general de la gobernante Unión por un Movimiento popular (UMP), Jean-François Copé, se mostró totalmente desfavorable a una salida similar a la de Alemania en Francia.
Señaló que 85 por ciento de la electricidad en la nación gala proviene de la energía nuclear, la cual constituye un elemento importante de la potencia indus



------------------------------------------------------



Fukushima
La fusión del combustible y sus posibles consecuencias

David Wright




La semana pasada, la empresa TEPCO (Tokyo Electric Power Company) anunció que creía que el combustible del reactor 1 —y posiblemente también el de los reactores 2 y 3— se había fundido y se hallaba sobre el fondo de la vasija del reactor. Pero suponía que los trabajadores habían sido capaces de mantener el bloque fundido suficientemente frío para evitar que se fundiera también el fondo de la vasija.

Esta rotura del fondo de la vasija sería muy preocupante, pues permitiría que los gases altamente radiactivos procedentes del combustible salieran a la estructura de contención primaria (1). Es más, la masa de combustible fundido reaccionaría entonces con el suelo de hormigón de la estructura de contención primaria, generando todavía más gases radiactivos. Si estos gases escaparan a la atmósfera, bien fuera porque fuera preciso ventilar esta estructura o porque hubiera alguna fuga (que podría ser originada por la propia masa fundida de combustible), sumarían una importante cantidad de radiactividad suplementaria a la ya liberada a raíz del accidente.

TEPCO piensa que la fusión del combustible se produjo el 12 de marzo, un día después del terremoto. Si esto es cierto significa que, a pesar de los problemas que todavía persisten en los reactores, los trabajadores han logrado enfriar el combustible y evitar una rotura de los reactores durante más de dos meses.

El calor de desintegración generado por el combustible es un factor que podría provocar la rotura de la vasija del reactor. Este calor de desintegración disminuye con el tiempo. Al cabo de dos meses, el calor de desintegración desciende a alrededor del 30 % del nivel alcanzado en el momento de la fusión del combustible; al cabo de seis meses habrá descendido a menos del 20 % de dicho nivel y al cabo de un año será de alrededor del 10 % del mismo.

Lamentablemente no está claro cómo afecta la menor carga térmica del combustible a la probabilidad general de una rotura de la vasija del reactor, ya que esto depende de toda una serie de factores desconocidos, como la configuración actual del combustible y la posible corrosión de la vasija.

Al cabo de cinco años, que es el plazo después del cual se habla de trasladar el combustible usado a contenedores secos, el calor de desintegración habrá descendido a cerca del 2 % del valor inicial.



(1) Para conocer las distintas partes de un reactor , los peligros de contaminación y otras cuestiones relacionadas recomendamos el artículo "Preguntas y respuestas para entender el accidente" (actualizado el 3/4/2011): http://www.vientosur.info/documentos/1.1%20Crisis%20nuclear%20en%20Japon.pdf
Traducción: VIENTO SUR


Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia