Fuerte represión de Carabineros contra manifestantes en Valparaíso










Radio Universidada de Chile. 21.05.11.
Mientras el Presidente Sebastián Piñera rendía cuenta pública, cerca de 15 mil personas marcharon por el centro de Valparaíso para protestar contra Hidroaysén y las políticas educativas del Gobierno, entre otras demandas. Cuando se realizaba un acto político cultural, Fuerzas Especiales de Carabineros actuaron para dispersar a los manifestantes y se enfrentaron con encapuchados en el Parque Italia.
A la misma hora que en que Sebastián Piñera entregaba su segunda cuenta pública, en el centro de Valparaíso se congregaron cerca de 15 mil personas en Plaza Victoria, en un acto convocado por organizaciones sindicales y estudiantiles que no tuvo grandes desórdenes hasta el mediodía, cuando el carro lanzagua comenzó a dispersar a la ciudadanía.
Los manifestantes se mantuvieron en bloque, esperando detener el paso de efectivos policiales y mantener la protesta pacífica, que hasta ese momento sólo contaba con hechos aislados de desorden. No obstante, la llegada de Fuerzas Especiales motivó el actuar de encapuchados, que se enfrentaron con la policía en calles Pedro Montt y alrededores de Plaza Victoria.
El escenario que contemplaba el acto artístico fue desalojado rápidamente ante la llegada de carros lanzagua y gases lacrimógenos, lo que afectó equipos electrónicos e instrumentos dispuestos para la presentación.
Carabineros se mantuvo en el lugar mientras se extendían los enfrentamiento en Parque Italia, donde se registraron desmayos de gente afectada por el gas dispersor utilizado por la policía. En el lugar, una estudiante de Arte de la Universidad Católica estuvo más de veinte minutos a la espera de una ambulancia, desvanecida y afectada por los gases lacrimógenos.
Mientras, radios de Valparaíso informaron el uso de balines por parte de Carabineros, pasadas las 13 horas, en Parque Italia. Además, un joven se desnudó frente a la fuerza pública, generando desconcierto entre los policías.
Cerca de las 14:30 horas, Carabineros informó de 29 detenidos por desórdenes y dos más por saqueos.
Actividad en Santiago
Desde las 11 de la mañana comenzaron a llegar manifestantes a la esquina de las avenidas San Pablo y Neptuno, en la comuna de Cerro Navia, donde este sábado se realiza un acto de protesta contra el proyecto Hidroaysén.
Al lugar, junto a la estación del metro San Pablo, llegó un público compuesto principalmente por jóvenes, además de familias y niños, en una movilización de carácter cultural. A las 14 horas, se informó de tres mil personas en el lugar, sin necesidad de cerrar el metro y recibir al público, mayoritariamente familiar, que llega a este punto.
La convocatoria del movimiento Patagonia Sin Represas contemplaba las actuaciones de grupos como Inti Illimani Histórico, Legua York y Camila Moreno, entre otros.
Protesta en Temuco
Las movilizaciones se replicaron en distintos puntos a lo largo del país y en ciudades como Coyhaique y Concepción. Organizaciones sindicales, ciudadanas y ambientalistas participan en Temuco de una concentración, realizada principalmente también contra Hidroaysén.
Los manifestantes marcharán desde cuatro puntos de la ciudad y se reunirán en la Plaza Dagoberto Godoy para, según señalaron los dirigentes, expresar el descontento social ante decisiones gubernamentales que no han contado con participación ciudadana

Piden “castigar duramente” a manifestantes contra HidroAysén

Por: David Montolio

En las reiteradas manifestaciones que se han realizado para rechazar el Proyecto Hidroaysén, Carabineros de Chile ha actuado de forma tal que los jueces han declarado ilegales las detenciones de cientos de manifestantes, en medio de un debate acerca del uso excesivo de la fuerza y con operativos no vistos desde las movilizaciones estudiantiles de 2006.
En la manifestación que se realizó el día 9 de mayo, cuando recién habían aprobado el proyecto, personalmente vi cómo carabineros golpeaban duramente a manifestantes con sus “lumas”, dejando a uno inconsciente y con una mancha de sangre en el suelo a sólo pasos de la tumba de Bernardo O’Higgins, en el paseo Bulnes.
Aunque decenas de organizaciones se han manifestado en contra de esta violencia, y mientras se abre otro debate acerca del uso desmedido de granadas y polvos lacrimógenos, desde el partido de gobierno Renovación Nacional, se ha pedido que se aumente la “mano dura”.
Así lo señala el vicepresidente de Renovación Nacional (RN,) Juan Pablo Camiruaga, quien pidió a las autoridades competentes que se le den facultades a carabineros para “castigar duramente” a los manifestantes que incurran en acciones violentas. Aclaró que el gobierno no puede ser un “buen compañero” de los manifestantes.
Además, acusó que “la mitad de las personas que asisten a estos actos son delincuentes”. Lo que no queda claro es de dónde sacará Camiruaga la estadística de la asistencia delictual, y tampoco a qué se refiere con “castigar duramente”, pero claramente recuerda tiempos mucho más oscuros de la historia de Chile.

• se registraron 114 detenidos en regiones y 58 aprehendidos en la capital.
• Carabineros informa que en forma preliminar, hay 29 detenidos por desorden y dos por saqueos durante el restablecimiento del orden público en Valparaíso.
En el norte del país, se han realizado marchas pacíficas en distintas ciudades, sin que se hayan registrado disturbios. 
En Temuco, Carabineros ha detenido a más de 30 personas por disturbios en la protesta en contra de HidroAysén. 
En este momento, cuatro mil personas marchan pacíficamente hacia la Plaza de la Independencia de Concepción, especialmente damnificados por el terremoto. 
Personal de Carabineros logró despejar de manifestantes el Parque Italia en Valparaíso. 
A pesar del actuar de Carabineros, los manifestantes vuelven a agruparse y enfrentan a los efectivos policiales en Valparaíso. 
El general de Carabineros Rodolfo Pacheco, sostuvo que "hemos sido racionales con los lanzaguas y cuando ha sido requerido, se ha utilizado el gas lacrimógeno"



• ----------------------------------------------------------------------


• La sociedad p’atas p’arriba

• Columna de Juan Pablo Orrego.
• En estos días, mirar nuestro Chile desde Europa evoca sentimientos encontrados. Empecemos por la pena y la vergüenza. El nefasto modelo socioeconómico instalado en Chile durante la dictadura, administrado interesadamente por los tres últimos gobiernos de la Concertación, llega a su apogeo con Piñera: un país con una inequidad chocante, estratificado como nunca en su historia en 'clases' que viven en mundos separados. Las clínicas y colegios privados a años luz de los hospitales y colegios públicos. Innumerables patologías socioculturales que saltan a la vista. Cada día más violencia y delincuencia, más rabia contenida y depresión... defensivos/agresivos.

• Acá en Berlín hacen lo posible por aplacar mi paranoia para dejar mi mochila y computador en el auto mientras hacemos gestiones con Parlamentarios y ONGs por Patagonia Sin Represas. Cómo evitar la paranoia, si sólo en los últimos meses en Santiago me robaron la chequera y estafaron, con cheques con mi nombre, a unas cuarenta personas en una forma que delata una mafia. Luego me robaron el computador por medio de una operación que tiene que haber involucrado al menos a tres cómplices... Acá en Berlín sale el sol primaveral y la gente se vierte a plazas y parques con niños, perros, e instrumentos musicales, y se come, y se bebe tranquilamente lo que sea, incluyendo cerveza y vinos. Al parecer nadie se desordena con la libertad. El barrio donde viven mis amigos parece una comunidad extendida. Todos se conocen, se saludan, se apoyan con los niños. Todo se recicla. La gente se preocupa, por la huella ecológica, de que los alimentos del supermercado no vengan de demasiado lejos, y que sean lo más orgánicos posibles. No se ve basura en calles, parques, y transporte público.
• Más de alguno dirá que Alemania es un país rico, que ya se 'desarrolló' y que por esto se puede dar el lujo de tener una población, en general, 'civilizada'. Creo que el tema es más profundo, porque, la diversidad étnica y cultural que se observa y experimenta en las calles es alta, de hecho, en comparación, Chile se ve como un país peligrosamente homogéneo, monótono. Entonces, no son solamente los alemanes los que tienen cultura cívica, ésta permea el mosaico étnico. Y obviamente Alemania no es un país perfecto. ¿Dónde está el secreto, entonces? ¿Puede reducirse solamente al PIB, o al ingreso per cápita, indicadores, por lo demás, que nada dicen de lo cualitativo? Existen muchos países pobres en términos materiales cuyos pueblos demuestran altos niveles de cultura cívica. Nuestro problema es que la sociedad chilena es disfuncional, es un mal hogar, donde existe violencia intra-societal, donde la clase política y empresarial ha usurpado y monopolizado el poder social y lo esgrime casi exclusivamente para su propio beneficio.
• Sesenta y un por ciento de la población del país lúcidamente dice que no está de acuerdo con que se construya HidroAysén, y su aún más monstruosa línea de transmisión, y el Gobierno, como un führer abusivo, manda a la policía a pegarle a la gente por salir a las calles a hacer oír su voz amordazada por el monopolio de los medios de comunicación. La sociedad p'atas p'arriba. Desde la punta de la pirámide, desde las elegantes oficinas gubernamentales, de los bancos, empresas y bufetes de abogados, el 20% más rico de la población que captura el 60% del PIB de Chile pretende seguir pisoteando a la mayoría de los chilenos. Ahora viene el orgullo... Ver a chilenos y chilenas, Patagonia de por medio, tratando de sacarse el yugo de encima, de hacerse responsables de lo que somos como comunidad.
• Hoy nuestra sociedad es indecente, y esto hay que mirarlo muy de frente. Pero no podemos ser ingenuos. El yugo está en la mente, pero también en la constitución del '80 y todas las leyes complementarias heredadas de Pinochet y Friedman. Necesitamos una nueva generación reseteada que tire al tacho de la basura el entramado legal que nos ahoga y empobrece, y que comience la reconstrucción de un país decente casi desde el suelo. Acá en Alemania reconstruyeron el país después de una guerra salvaje que terminó tan solo hace 66 años, y luego en 1989 derribaron el muro. ¿Cómo no vamos a ser nosotros capaces de re-inventar Chile?
• Ecosistemas. 20.05.11.
--------------------------------------


HidroAysén: El gran remezón político

La Tercera. 22.05.11.

La Moneda reaccionó en forma tardía, y con perplejidad frente a las protestas en rechazo a HidroAysén. Un movimiento sin líderes visibles y al margen de la clase política se había tomado por asalto la agenda, en vísperas del discurso del 21 de mayo. Lagos protagonizó un giro radical en menos de 24 horas, Bachelet guardó silencio. Y la Concertación se sumó con entusiasmo a la ofensiva contra las represas, pese a su indiferencia durante años y a las anteriores señales favorables al proyecto de muchos de sus dirigentes.
Por Ivonne Toro y Michelle Chapochnick

• EL viernes 13, a eso de las nueve de la noche, el ministro Rodrigo Hinzpeter siguió desde su oficina de La Moneda los despachos televisivos que a esa hora transmitían en directo lo que ocurría en la Plaza Italia. Cerca de 30 mil personas marchaban en contra de la aprobación de HidroAysén, luego de que a inicios de semana la Comisión Ambiental de Coyhaique aprobara la megacentral y la administración de Sebastián Piñera respaldara la iniciativa. Una frase comenzó entonces a circular en los pasillos de Palacio para graficar la preocupación con el tema: "Esta crisis puede ser peor que el efecto Bielsa".
• Ni el gobierno ni el Congreso y ni siquiera en Patagonia sin Represas habían previsto la magnitud de la movilización. El rechazo al proyecto de Endesa-Colbún, que implica una inversión de US$ 4 mil millones para la construcción de cinco centrales y un tendido eléctrico de más de dos mil kilómetros, ya remecía el tablero político.
• Hinzpeter abordó el tema a primera hora del lunes, en el tradicional comité político con los partidos de la Alianza: afirmó que los ambientalistas habían "profesionalizado" el descontento con el proyecto en los últimos tres años y que lograron penetrar en la elite informada. Luego pidió que se defendiera la decisión del Comité de Evaluación Medioambiental, con el argumento de que la necesidad energética era un asunto de Estado, y abordó la decisión del biministro Laurence Golborne de tomar dos semanas de vacaciones en medio del conflicto, interrumpidas tres días más tarde por orden del Presidente Sebastián Piñera.
• A esa altura, una encuesta de La Tercera arrojaba que el 74% rechazaba HidroAysén y el ex Presidente Ricardo Lagos daba un giro radical un día después de apoyar el proyecto, luego de recibir críticas por parte de todos los partidos de la Concertación y los movimientos ecologistas. La crisis sumaba otros símbolos. La ex Presidenta Michelle Bachelet guardaba silencio, pese a que en su gobierno se tramitó el proyecto a partir de 2008 y algunos de sus principales ministros lo apoyaron. La Concertación se sumaba con entusiasmo a las críticas a HidroAysén, pese a que en los últimos años había oscilado entre la indiferencia y el apoyo, graficado entre otros ejemplos en el decidido respaldo que le otorgó en la campaña presidencial su candidato, el senador Eduardo Frei. Este ha sido uno de los pocos del conglomerado opositor que no ha dado un giro ni sufrido amnesia respecto de su postura anterior.
• En ese clima, durante el encuentro en el comité político del lunes, el jefe de bancada de los diputados de la UDI, José Antonio Kast, abordó otro tema sensible: el control del orden público y los costos que podía acarrear la imagen de una represión muy dura por parte de Carabineros. Hinzpeter sólo dijo que se estaba analizando la situación. Al día siguiente, en medio de acusaciones sin gran fundamento sobre supuestos efectos abortivos de las bombas lacrimógenas, anunció que se suspendería su uso mientras se realizaran estudios sobre el tema. Tres días después fue el turno del gobierno de dar un giro: sólo horas antes de la marcha del viernes que reunió 40 mil personas, el gobierno anunció que los estudios estaban listos y repuso la utilización de los gases.
• A medida que pasaban las horas y se acercaba la segunda cuenta de Piñera del 21 de mayo (ayer), la última sin campañas electorales de por medio, La Moneda y la Concertación se movían de acuerdo al fragor de los acontecimientos. El principal denominador común: la perplejidad. Un movimiento sin líderes visibles y al margen de la clase política se tomaba por asalto la agenda, al tocar una fibra en la opinión pública. El segundo piso de La Moneda trazaba teorías sociológicas para explicarlo: señalaba que HidroAysén había liberado una carga de angustia y frustraciones provocadas por la tragedia del 27-F que hasta ahora no había encontrado algo que la gatillara.
• Otras tesis hacían un paralelo con manifestaciones en otros lugares del mundo, como el "Movimiento de los Indignados" en España. En ese y otros casos, como la caída de Hosni Mubarak en Egipto, fueron fenómenos que dejaron perplejos a los partidos y movimientos políticos tradicionales y las redes sociales de internet jugaron un rol clave en la convocatoria de las protestas.
• Como sea, en medio de una fuerte preocupación, en la Alianza y en La Moneda comenzó un ajuste de cuentas. En algunas reparticiones achacaban al ministro Cristián Larroulet por insistir en la idea de no maniobrar para postergar la votación del proyecto para después del 21 de mayo. En la coalición, en tanto, se desataban críticas por la "bilateralidad" con que el gobierno toma las decisiones. Lo graficaban en que, aparte de Piñera, pocos conocían el anuncio de Hinzpeter de levantar el uso de las bombas lacrimógenas y luego reponer la medida.
• Pero la gran crítica es que en La Moneda no se calculara el efecto del conflicto en circunstancias que la semana anterior encuestas del gobierno indicaban un 64% de rechazo a la megacentral. Pese a ese antecedente, en La Moneda esperaban movilizaciones limitadas a los grupos de ecologistas. En el gobierno no escondían su temor a una fuerte caída en las encuestas, un desenlace poco manejable y que la crisis terminara golpeando a Golborne, el ministro mejor posicionado en los sondeos.
• Los más optimistas reflotaban en sus conversaciones la manifestación de los "pingüinos", que en 2006 congregaron a más de 600 mil escolares a través del país. Con los meses, las protestas terminaron disolviéndose, pese a que la ex Presidenta Bachelet bajó 18 puntos en las encuestas en tres meses.
• "Al interior de la Concertación nunca hubo una posición unitaria frente a HidroAysén. Hoy existe mayor decisión en el PS, el PPD y los radicales. La DC no tiene definición como partido", señala el presidente del PRSD, José Antonio Gómez. El senador añade que semanas antes de la votación del proyecto, se barajó la posibilidad de realizar una declaración pública como conglomerado, ante lo cual el presidente de la DC, Ignacio Walker, estuvo en desacuerdo. Hace sólo tres semanas, en tanto, un congreso del PS fijó su posición frente al tema, pese a que éste estuvo en la agenda desde hace varios años.
• El 14 de agosto de 2008, bajo el gobierno de Michelle Bachelet, HidroAysén entró al sistema de evaluación ambiental. El sólo hecho de aceptar la tramitación, señala un ex asesor de la ex mandataria, era una señal en favor de la iniciativa.
• "La postura del gobierno que yo expresaba como vocero era que HidroAysén debía cumplir con los requisitos medioambientales. Y si era así, se aprobaría", recuerda Francisco Vidal. Entre los firmes partidarios de la iniciativa estaban los ex ministros Edmundo Pérez Yoma (Interior) y Marcelo Tokman (Energía), cuya posición se enfrentaba a la entonces titular de Medio Ambiente, Ana Lya Uriarte. Bachelet, según un alto personero socialista, señalaba en sus círculos más cercanos que no se iba a oponer al proyecto, pero que tampoco estaba dispuesta a aprobarlo durante su mandato.
• Altos ejecutivos de HidroAysén señalan que no pocos parlamentarios de la Concertación los llamaban en esa época para respaldar el proyecto, y ahora lo critican y se suman a las protestas.
• Conscientes de ese giro, influyentes personeros del conglomerado temen convertirse en el blanco de acusaciones de oportunismo por parte de grupos ecologistas más radicales, tal como sucedió cuando líderes sindicalistas que agredieron a dirigentes opositores durante el Día del Trabajador de 2010.
• En la Concertación recuerdan que la campaña comenzó a gestarse en 2005, en Coyhaique, a través de ONG. Pocos esperaban que la iniciativa terminara compitiendo a la misma altura de la campaña de HidroAysén, con carteles afuera del aeropuerto, avisos y con recursos internacionales.
• Ese año, a través de fondos concursables de la Segegob y Fondart, organizaciones de Aysén consiguieron financiamiento para informar respecto de los atractivos turísticos de la región y la necesidad de preservarlos intactos. El aporte para las actividades no superó los $ 50 millones.
• En 2007, la situación era otra. Con Patagonia sin Represas constituida como un movimiento de más de 50 ONG nacionales e internacionales comenzaron a llegar fondos de instituciones norteamericanas como Natural Resources Defense Council e International Rivers, entre otras.
• Entre 2007 y 2008 se logró recaudar más de US$ 2,5 millones, principalmente por medio del jefe de Ecosistemas, Juan Pablo Orrego, y de Douglas Tompkins, a través de su Fundación Deep Ecology. Incluso, compraron acciones en Enel, controladora de Endesa. En 2010 fueron a la cita de accionistas Orrego y el obispo de Aysén, Luis Infanti.
• En cuanto comenzaron a recibir más recursos, el Consejo de Defensa de la Patagonia contrató Think 3, cuyo director creativo es Patricio Badinella, conocido en los 80 por los comerciales de Manjar Colún ("Mi mamá me quiere todo esto...") y Firestone ("Si camino no hablar"). Según comentan en Patagonia sin Represas, el principal aporte de Badinella fueron las instalaciones de pendones en carreteras.
• Con un mensaje preciso, lograron implantar como concepto la defensa del sur del país. Para lograr ese objetivo, en el período 2009-2010 contaron con cerca de US$ 2 millones.
• Estas últimas dos semanas, en tanto, Orrego viajó a Europa a buscar más financiamiento. Estuvo en Suecia y Alemania y se reunió con parlamentarios de sus gobiernos. En cada viaje que realiza, Orrego lleva consigo el libro de Patagonia sin Represas -con fotografías de las zonas que serían afectadas por la propuesta de Endesa y Colbún- y la carta pastoral del obispo Infanti en que explica su rechazo a HidroAysén.
• En paralelo, en las próximas semanas los grupos ecologistas esperan tener en funcionamiento la Acción Medio Ambiental de Chile (AMA), que va a reunir a todos los grupos medioambientales y territoriales para actuar en conjunto. Contarán con merchandising, están planificando intervenciones públicas y buscan "rostros" que los representen. La idea es empezar a instalar masivamente el rechazo a otros proyectos, como la central termoeléctrica Isla Riesco, en Magallanes
• En el gobierno admiten que el proceso publicitario ha sido exitoso. "Hoy en el mundo hablar de la Patagonia chilena equivale a hablar del Amazonas, algo que, ante todo, se debe tratar de preservar y eso es un logro de ellos", explica una alta fuente de La Moneda.

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques