Franceses preocupados por plantas nucleares en el país




El 47 por ciento de la población francesa se muestra preocupada hoy por la presencia de un alto número de centrales nucleares en el territorio, según un sondeo efectuado en París.

De acuerdo con la encuesta, realizada por el portal Sudouest.fr, la inquietud ha crecido en dos por ciento desde el mes de junio, cuando se realizó un estudio semejante.

Francia ocupa el segundo lugar mundial por el número de plantas atómicas, con 58 instalaciones en todo el país, sólo por detrás de Estados Unidos, que tiene 104.

Es, sin embargo, el primero en todo el planeta por su dependencia de esta tecnología para generar electricidad, pues casi el 80 por ciento del fluido utilizado aquí proviene de estas plantas.

El tema nuclear irrumpió con fuerza en la campaña electoral por las tensas negociaciones de un acuerdo para los comicios legislativos de 2012 entre el Partido Socialista (PS) y Europa Ecología-Los Verdes.

Para los ambientalistas el eje fundamental del pacto es que el candidato del PS, François Hollande, renuncie a la construcción de una central en la localidad de Flamanville, departamento de La Mancha, en caso de ocupar la presidencia.

Esta planta tendría una moderna tecnología conocida como Reactor Europeo de Agua a Presión, o EPR, con capacidad para producir mil 600 megawats y vida útil de 60 años.

De continuar con el proyecto, Francia mantendría su dependencia de la energía atómica durante décadas, en lugar de disminuirla como es la tendencia mundial, según los ambientalistas.

Este domingo la secretaria nacional de Europa Ecología-Los Verdes, Cecile Duflot, aseguró que su agrupación prefiere renunciar a algunas bancadas en el Parlamento, antes de abandonar sus convicciones en materia nuclear.


PL

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia