Opinión: “Megaminería, nos involucra a todos”


Por Luis Dupuy *

La ahora denominada Ley XVII - N° 68, (Antes 5001), se sancionó el 9 de Abril de 2003 en la Honorable Legislatura del Chubut. El entonces Gobernador Dn. José Luis Lizurume, la promulgó mediante Decreto 505/03. La Ley se publicó en el Boletín Oficial N° 9241 del Jueves 8 de Mayo de 2003. Siempre nos llamó la atención que una ley tan importante fuera demorada tanto tiempo entre la fecha de su sanción, y el día de la publicación en el Boletín Oficial. Su entrada en vigencia fue a partir del 9 de Mayo, exactamente un mes después de haber sido sancionada.
El Boletín Oficial
L E Y Nº 5 0 0 1
LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DEL CHUBUT SANCIONA CON FUERZA DE L E Y:

Artículo 1º.- Prohíbese la actividad minera metalífera en el ámbito de la Provincia del Chubut, a partir de la sanción de la presente Ley, en la modalidad a cielo abierto y la utilización de cianuro en los procesos de producción minera.

Artículo 2º.- El Consejo Provincial del Ambiente (COPRAM) creado por la Ley Nº 4.563 e integrado conforme los términos del Decreto Provincial Nº 180/03, determinará en el plazo de CIENTO VEINTE (120) días corridos, a partir de la sanción de la presente Ley:
a) La zonificación del territorio de la provincia para la explotación de recursos mineros, con la modalidad de producción autorizada para cada caso.
b) La definición de las áreas en que se exceptuará la prohibición establecida en el artículo 1º de la presente Ley.

Artículo 3º.- La aprobación de la zonificación propuesta por el Consejo Provincial del Ambiente (COPRAM) en los términos del artículo 2º de la presente, se efectuará por Ley.

Estilos de vida diferentes

Hace pocos días la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner recibió la visita de la nueva cúpula del Episcopado Argentino, encabezada por monseñor José María Arancedo. Participó del encuentro el vicepresidente primero de la CEA, monseñor Virgilio Domingo Bressanelli, quien ahora es obispo del Neuquén, un religioso conocido y apreciado por los chubutenses que lo trataron cuando fue obispo de nuestra Provincia.

La Conferencia Episcopal Argentina, CEA, es un organismo de la Iglesia Católica que nuclea a los obispos de nuestro país, con el fin de facilitar la obra pastoral y promoverla haciéndola más eficaz. También emite opiniones como representante del clero católico a nivel nacional, sobre asuntos que por su alcance social o económico inciden en la vida del pueblo Argentino.

Precisamente estas acciones fijando opinión en Documentos que emite la CEA, suelen no ser del agrado de políticos y otros sectores del poder, quienes por lo general tienen valores y formas diferentes de vivir y defender la vida. Algunos dicen, ¿para qué se meten los obispos en esto? Monseñor Bressanelli da su respuesta en un reportaje dado en Neuquén, y que abordaremos en este trabajo.

Al ver en los periódicos fotos de esa audiencia, en la Casa Rosada, y en ellas a quien fuera obispo de la Diócesis de Comodoro Rivadavia, cuando esta tenía jurisdicción en todo el territorio del Chubut, recordamos que el ahora vicepresidente primero de la CEA ya había expresado en un documento el pensamiento de la iglesia del Chubut sobre la preocupante situación referida a la megaminería y sus consecuencias.

Todos somos responsables de todos

El obispo de la diócesis de Neuquén, Virgilio Bressanelli, alertó a finales de Octubre pasado, sobre las posibles consecuencias que generarían las nuevas tecnologías que se están utilizando para la extracción de gas y petróleo, y reiteró la preocupación de la iglesia de Argentina, por el avance de la minería.

En un reportaje concedido a la emisora de Neuquén Radio Calf-UNC, los periodistas Marcelo Pascuccio, Guido Sangiácomo y Mauro Schreiber dialogaron con Bressanelli, quien dijo sobre la situación minera: “En Latinoamérica se da en una forma muy grave, sobre todo con las empresas canadienses. Estaba leyendo un artículo que fue publicado por un historiador y ecologista canadiense, el cual denuncia que las mineras de Canadá, en este momento están invirtiendo muchísimo en Latinoamérica. Y se habla de cerca de 1.200 operadoras que están en distintos lugares de América Latina, explotando toda la parte minera. Es decir, lo que no le permiten hacer ya en el primer mundo, porque vieron sus efectos, perdón, lo que no les permiten en su propio país, lo están haciendo ahora en el llamado tercer mundo. Es decir, los países emergentes, o los países en vías de desarrollo, o sub desarrollados.”

Ante la pregunta de Marcelo Pascuccio sobre si la preocupación expresada era compartida por todos los Obispos de la Patagonia, Monseñor Bressanelli respondió: “Sí. En eso estamos todos en la misma. De hecho nosotros desde años que estamos trabajando en esto, prácticamente desde que comenzó el famoso No a la Mina en Esquel; yo todavía no estaba en la Patagonia, pero ya en ese momento el obispo de entonces Monseñor Pedro Luis Ronchino en el Chubut ya se había interesado muchísimo, y como nosotros trabajamos muy unidos todos los obispos de la Patagonia, nos vamos interiorizando mutuamente de determinados problemas. Además, digamos, sobre el problema del agua, estamos trabajando también con los obispos del sur de Chile. En este sentido se elaboró una pastoral muy grande, y a partir de esto un poco hemos entrado nosotros, hemos presentado en el 2009, cuando se dio la conferencia de Copenhage, sobre cambio climático, un pedido sobre la importancia de declarar el agua como derecho, derecho universal, y que después hemos tenido la dicha, que al año siguiente en el 2010 fue declarado. En este sentido lo estamos haciendo desde nuestra mirada de pastores, algunos dicen, ¿para qué se meten los obispos en esto?, pero no, es una mirada de pastor cuidar la creación, es un modo de cultivar la paz, de favorecer el bien común, de administrar con sabiduría los recursos naturales, y hacer que la vida sea feliz para todos, y que los recursos sean compartidos.

La preocupación por el agua

Dice el periodista neuquino: “Ahora se ha sumado este nuevo sistema de extracción de gas y petróleo que es la hidrofractura. En Estados Unidos han hecho recientemente una película respecto a los inconvenientes que esto trae. ¿Ustedes han podido tener información al respecto?”

Bressanelli expresa: “Mire, estamos en estudio. En realidad mucho no queremos hablar, pero claro, es seguramente, uno de los temas que también entran y es de preocupación, por lo que se dice. Sobre todo por la contaminación de las aguas subterráneas, los acuíferos que tenemos y que hay que respetar muchísimo y cuidar. Como es algo que pasa a una profundidad tan grande, tienen que utilizar una tecnología que todavía no hay certeza de que sea adecuada para evitar lo que son las contaminaciones, y es muy fácil contaminar todas las aguas. Además hay algunos estudios, pero claro, deben ser profundizados, le digo, para no hablar, digamos, en el aire, y crear fantasmas indebidos, ¿no? Pero parece ser que también influye sobre todo lo que es el movimiento mismo del subsuelo, y que puede estar incluido en los orígenes de lo que pueden ser algunos terremotos. Es un tema, sí, que está en estudio, y bueno, hay que ver. Yo le diría lo siguiente: a veces cuando se habla de esto, se piensa que uno está en contra simplemente. No se está en contra. Lo que se está reclamando es que hay que hacerlo con una tecnología, que asegure realmente, que no cree otros problemas, sobre todo problemas de todo lo que es la contaminación del agua; el agua es un recurso, sobre todo los acuíferos subterráneos que no son renovables, ¿no?, y nosotros no podemos permitirnos el contaminar eso; sería gravísimo y una pérdida muy grande para toda la humanidad. Y lo debemos pensar. Son temas que no se pueden pensar sólo desde el punto de vista del rédito económico que va a dar en forma inmediata. Hay que considerar lo que puede significar para la humanidad también en el futuro.”
Legislación en Chubut

La actual Ley XVII – N° 68, (Antes 5001) en lo referente a la Ley 4563 fue abrogada expresamente por la Ley 5439, en su Artículo 164°. La ley 5439 ahora se denomina Ley XI – N° 35 y es el Código Ambiental de la Provincia del Chubut, sancionado, el 16 de Diciembre de 2005.

Existen fuertes rumores que dan cuenta que los operadores de los grupos interesados en conseguir que la denominada megaminería, se instale definitivamente en Chubut están intensificando sus gestiones y contactos a diferentes niveles, con la intención de lograr sus objetivos comerciales.

Es sabido que en la agenda del futuro Señor Gobernador Martín Buzzi, está subrayado este tema tan delicado y con tantos intereses contrapuestos. Llegado el momento se deberá convocar y dar lugar al trabajo del COPRAM, Consejo Provincial del Ambiente, que según lo estableciera el Decreto 180/03, es quien determinará si se autoriza una nueva zonificación para la explotación de recursos mineros, con qué modalidades para cada caso, y si en algún área se exceptúa la prohibición de la actividad minera metalífera en la modalidad a cielo abierto y la utilización de cianuro en los procesos de producción minera.

La megaminería, un tema de todos

En Chubut son muchas las voces que manifiestan su parecer. El Movimiento NO a la mina de Esquel, próximo a cumplir ya 9 años, se va extendiendo a muchos lugares de la provincia. La necesaria conformación del COPRAM, tal lo obliga el Decreto 180/03, permitirá la participación de múltiples sectores de la comunidad. Las determinaciones del Consejo Provincial del Ambiente, deben ser convertidas en Ley, y al respecto ya hay algunos Diputados que integrarán la próxima Legislatura que han anticipado su negativa a la megaminería, un tema que nos involucra a todos.

* DNI 11.531.620

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques