Argentina-Uruguay: Preocupación por la expansión de Botnia

La noticia de que Botnia-UPM quiere instalar una segunda pastera causa preocupación en Entre Ríos.
Sobre el lugar en el que se emplazaría la nueva pastera no hay nada confirmado. Una versión señala que podría ser enfrente de la actual UPM, en Fray Bentos; otra que sería más lejos de la frontera con la Argentina, en Paso de las Piedras, o incluso en la zona esteña del país.
La pretensión de UPM de instalar otra planta fue dada a conocer por el portal Búsqueda, que publicó que el presidente uruguayo, en una reunión con empresarios de Estados Unidos, dijo que la empresa estaba dispuesta a poner otra pastera en el país si se le permitía aumentar su producción en un 20 por ciento. Mujica agregó que a mediados se septiembre se conocerá si esto es factible, una vez que el gobierno argentino exprese su opinión. En septiembre se cumplirá el año de plazo que tiene nuestro país para contestar a un pedido de ampliación en este sentido, enviado por Uruguay.
En mayo, Mujica ya había adelantado que tenía un pedido “de una fábrica de celulosa” para instalar una planta más en territorio uruguayo. “Teóricamente, en el país cabe una fábrica más debido a la cantidad de madera que existe, pero hay que ver el sitio”, advirtió el presidente. En este sentido señaló que “es mejor ser vendedor de celulosa que de troncos, pero la instalación de una planta grande sacude al medio y hay que hablar con la gente.”
En Gualeguaychú, la ciudad donde se desarrolló una fuerte lucha contra la instalación de Botnia, los vecinos volvieron a denunciar que la planta contamina y que se opondrán a este nuevo proyecto. “Estamos en contra del aumento de la producción de Botnia, y por supuesto de la instalación de más pasteras que provoquen consecuencias sobre el río Uruguay”, sostuvo Juan Veronessi. El vecino recordó además que “estas versiones se dan cuando todavía no conocemos los resultados del monitoreo realizado en la planta de Botnia-UPM”.
La Asamblea Ambiental realizó en mayo la novena marcha al puente internacional General San Martín, que une Gualeguaychú y Fray Bentos, y el próximo 27 de septiembre hará el Grito Blanco, una movilización que también se repite todos los años, de carácter estudiantil, contra la pastera. Por otra parte, los vecinos están reuniendo pruebas luego de que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que depende de la OEA, solicitara la confirmación de la denuncia presentada en 2005 contra Botnia y el Estado uruguayo por violación de los derechos humanos.

Imagenes: lavozdelagro.org
-------------------------------------
Ratificarán denuncia internacional contra Botnia
La Asamblea Ciudadana Ambiental de Gualeguaychú ratificará su denuncia realizada en 2005 ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por el funcionamiento de la papelera UPM (ex-Botnia) en la ciudad uruguaya de Fray Bentos. El organismo internacional consultó al grupo de vecinos si mantiene la denuncia realizada a fines de ese año de que la instalación de Botnia y, en ese entonces, la española Ence violaba derechos humanos de los habitantes de la cuenca del río Uruguay.
La Asamblea hizo la presentación junto al Gobierno entrerriano, a cargo de Jorge Busti, y en nombre de 40 mil ciudadanos de Gualeguaychú (se presentaron las planillas correspondientes). La causa había quedado inmovilizada y ahora se retomó el expediente para conocer qué hechos nuevos ocurrieron desde 2005.
El tema fue abordado en la última asamblea y por unanimidad se decidió sostener la presentación. La abogada de la asamblea, Ana María Angelini, señaló, además de ratificar la presentación, que se aportarán nuevas pruebas. “La ratificación de los hechos que motivaron la denuncia la tenemos que hacer la semana que viene y trabajaremos para aportar el resto de las pruebas que se han ido sumando a lo largo de todos estos años”, apuntó Angelini.
La abogada confesó que para los vecinos la causa había quedado archivada. El 19 de septiembre de 2005, el entonces gobierno de Busti denunció al Estado uruguayo ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos y pidió que declarase la violación de la legalidad supranacional americana al autorizar y aprobar emprendimientos industriales, pese a las evidentes carencias en materia de control ambiental y del probado riesgo de vida para aproximadamente 300 mil personas que habitan en las dos orillas.

Fuente: El Tribuno - imagen:  noticias-ambientales-argentina.blogspot.com

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia