Huella Mundial

¿Cabemos en el planeta?
Hoy la humanidad utiliza el equivalente de 1.4 planetas cada año. Esto significa que ahora le tarda a la tierra un año y cinco meses para regenerar lo que utilizamos en un año.
Los panoramas moderados de la ONU sugieren que si las tendencias actuales del crecimiento de la población y del consumo continúan, a mediados de la próxima década necesitaremos el equivalente a dos tierras para suportarnos. Y por supuesto, tenemos solamente una.
Convertir los recursos en deshechos más rápidamente que los desechos se conviertan en recursos nos coloca en una situación de sobregiro ecológico global, agotando los mismos recursos de los cuales dependen la vida humana y la biodiversidad.
El resultado es el colapso de las industrias pesqueras, disminución de la cubierta forestal, agotamiento de los sistemas de agua fresca, y la acumulación de contaminación y, que crea problemas como el cambio climatológico global. Éstos son apenas algunos de los efectos más notables del sobregiro.
El sobregiro también contribuye a los conflictos y guerras sobre los recursos, las migraciones masivas, el hambre, las enfermedades y otras tragedias humanas – además tiende a tener un impacto desproporcionado en los pobres, quienes no pueden comprar su salida del problema consiguiendo recursos de otras regiones.
Terminar con Sobregiro
La tierra nos proporciona a todos lo que necesitemos para vivir y para prosperar. Entonces ¿qué se requiere para que la humanidad viva dentro de los límites de este planeta-único?
Los individuos y las instituciones en todo el mundo deben comenzar a reconocer los límites ecológicos. Debemos comenzar a hacer que los límites ecológicos sean centrales en nuestra toma de decisiones y a utilizar el ingenio humano para encontrar nuevas maneras de vivir dentro de los límites de la tierra.
Esto significa una inversión en tecnología e infraestructura que permitirán que funcionemos en un mundo limitado en recursos. Significa tomar medidas individuales, y crear la demanda pública para que participen los negocios y los políticos.
Utilizar herramientas como la Huella Ecológica para manejar nuestros bienes ecológicos es esencial para la supervivencia y éxito de la humanidad. Conocer cuánta naturaleza tenemos, cuánta utilizamos, y quién la utiliza es el primer paso, y permitirá vigilar nuestro progreso mientras trabajamos hacia nuestra meta de vivir en un planeta sustentable.

Imagenes: actividades-mcp.es - mavigudi.blogspot.com

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento