Ecuador: La policía reprimió brutalmente a manifestantes en defensa del Yasuní ITT

Apawky Castro
 
En Ecuador la gente perdió el miedo de salir a las calles. Martes 27 de Agosto es un día histórico. En la mañana se concentraron varias organizaciones sociales, indígenas, estudiantiles, trabajadores, educadores, ecologistas y otros que están en defensa del Yasuní ITT en el norte (Ibarra), centro (Riobamba) y sur (Cuenca) del país. Como sucedió en Argentina - en Neuquén, en la marcha contra el fracking - en Ecuador la movilización fue brutalmente reprimida por la policía.
En Cuenca centenares de personas salieron a las calles para decirle al Gobierno que el “Yasuní no se vende, se libera y se defiende”. La ciudad de Riobamba acogió alrededor de 5 mil defensores de los derechos de la vida, de la educación bilingüe. En esta provincia la situación política es crítica. La organización indígena se encuentra dividida entre quienes apoyan al régimen y la otra parte que mantiene la defensa de la “Madre Naturaleza”. En el norte, Ibarra, caminaron manifestantes de diversas organizaciones, también reclamando lo mismo.
Mientras que en la capital de Ecuador, Quito, la convocatoria se hizo para las 15:00 en el Parque El Arbolito. Allí se concentraron, al comienzo, alrededor de 200 personas para salir en dirección a la Plaza Grande. Cuando llegó Carlos Pérez, presidente de la Ecuarunari, se comenzó la movilización. Los jóvenes cantaban y bailaban: “a mí no me diste, a mí no me diste todo el oro que a la china diste. Pero me engañaste, pero me mentiste con derecha amaneciste. Con la Texaco amaneciste…”
Jóvenes, niños y adultos caminaban en dirección al Consejo Provincial de Pichincha, que se encuentra ubicado frente al Parque el Alameda, para encontrarse con los trabajadores, quienes se sumaron a la marcha con la consigna de la defensa de los derechos del trabajador. Entre gritos, saltos, pitos y tambores muchas personas se fueron sumando a la marcha. “Si crees que no daña el uno por cien, Correa economista aprende a contar bien. Si crees que no daña el uno por mil, Correa economista sabes menos que Jamil”, fueron los gritos que la multitud lanzaba al caminar.
Las calles del centro de la ciudad estremecieron entre los cantos de la gente. El Palacio de Gobierno se encontraba cercado por miles de policías armadas. Los marchistas querían ingresar al destino. Cuando buscaron vía alternativa para ingresar, los policías empezaron a perseguir a las 4 mil personas que se encontraban movilizadas allí, entre los que había mujeres, hombres, niños, niñas, mayores y jóvenes.
Luego de intentar ingresar y recibir golpes por parte de los policías, los dirigentes de las organizaciones anunciaron que se hará otra movilización. El Presidente de la Ecuarunari señaló ante todos/as por un megáfono que “la gente hoy perdió el miedo de salir a las calles y decirle al Gobierno que estamos aquí”. Mientras, funcionarios y personal de inteligencia del Gobierno filmaban desde las ventanas y tejares. “No nos importa que estén agentes de inteligencia, vamos a regresar todos iguales por dónde venimos”, recalcó el dirigente.
Tal como anunció el dirigente Carlos Pérez, la gente caminaba para dar por finalizado la marcha pacífica. En la otra esquina 200 policías esperaban con el paso cerrado. Varios dirigentes intentaron hablar con el encargado de la guardia para pedirles que les permita pasar. Hicieron caso omiso a la petición que hicieron los jóvenes y mujeres. Llegaron más uniformados con perros, toletes y empezaron a agredir a las mujeres que intentaban pedir que les dejen pasar.
Pocos minutos después detuvieron a cuatro personas. Lanzaron bala de goma y dejaron heridas a varias personas. Después empezaron una persecución brutal en la que fueron detenidos tres personas más. Las motos, armas y otros implementos policiales se utilizaron para maltratar a los manifestantes movilizados.

Fuente: (ANRED) Imagenes: economia.elpais.com  - www.elpais.cr - bajoelfuego.blogspot.com

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques