EL FRACKING DE LA LENGUA

Chevron camina sobre la cornisa que le dejan las organizaciones ambientalistas y la política. Tras el juicio que se le sigue en Ecuador, la empresa emplea todos sus medios para calificar de fraude los argumentos y teme que el mismo escenario se repita en Argentina. Pese a todas las prerrogativas impuestas por la misma, la extracción por medio de la técnica de fracking, es apenas uno de los problemas que la empresa visualiza. El peor escenario no está en el modelo extractivo y si en la oposición que esta genera. Chevron se mueve en el artilugio de ser heredero de la Standard Oil, a quién acusa de contaminar en Ecuador, previamente a su compra y ratifica que todas las denuncias son sencillamente falsas.      
La petrolera avanza en una campaña de comunicación para posicionarse como víctima y establecer que los demandantes han armado una estructura de desprestigio montada, calificando la contaminación directamente como falsa. A su vez despliega un sitio web donde claramente ofrecen documentación donde establecen que fondos que responden a otros.
En la solicitada critican los argumentos expresados por organizaciones ambientales, medios de comunicaciones y abogados negando veracidad. Además ponen el foco en la política de Ecuador y se mete en el juego de la falta de evidencias y sostienen que los demandantes directamente falsificaron documentación y desplegaron sobornos sobre una supuesta red corrupta de peritos y jueces.
En declaraciones al diario Perfil el abogado Enrique Viale resumió "Argentina eligió a una empresa prófuga como su socio. Chevron busca sacar la mayor cantidad de renta en el menor tiempo posible. Por otra parte, no entiendo cómo no se generó aún un grave conflicto diplomático. Correa ya habló. La candillería ecuatoriana condenó a Chevron. Hay una sentencia de la Justicia. ¿Dónde está la Patria Grande? Hay que dar la discusión de fondo, sobre la sociedad de consumo, sobre hidrocarburos, sobre la matriz energética". añadió el ambientalista. "El modelo extractivista-financiero es un sistema que explota y lastima a los pueblos".
A su vez el portal "ComAmbiental", criticó el avance de Chevron por sobre YPF. "En los últimos meses, el gobierno de Argentina impulsó un acuerdo con la petrolera, y mediante la Procuradora General de la Nación logró que no se aplique el embargo. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, expresó que la acción de Chevron 'es una muestra más de los ataques colonialistas de las trasnacionales'".
Desde la empresa Chevron Corporation son todas  falsas acusaciones y no se declaran de ser responsable por supuestos daños ambientales y sociales en la región amazónica del Ecuador. La petrolera dice que en el 2011, la Corte Provincial de Sucumbíos emitió una sentencia en contra de Chevron y que ellos nunca ha operado en Ecuador. En este sentido establecen que Texaco Petroleum es la que operó en ese país hasta 1990 y remedió completamente lo que le correspondía por sus operaciones petroleras. Además establecen que la remediación fue certificada por todos los organismos de control del Gobierno ecuatoriano, y TexPet fue liberada totalmente por los gobiernos nacionales, provinciales y municipales del Ecuador de cualquier responsabilidad ambiental, extinguiendo todos los reclamos antes de que TexPet pasara a ser una subsidiaria indirecta de Chevron Corp. en el 2001. “Todas las evidencias científicas legítimas exoneran a Chevron Corp. y prueban que los sitios remediados no representan un riesgo para la salud ni para el medio ambiente dijeron”.
Chevron además demandó a la República del Ecuador ante la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya. El 25 de enero de 2012, un tribunal de La Haya que preside el arbitraje convocado bajo el Tratado Bilateral de Inversión (“TBI”) ordenó al Ecuador tomar “todas las medidas que están a su disposición para suspender o hacer que se suspenda la aplicación o reconocimiento de cualquier sentencia contra Chevron Corp. dentro o fuera del Ecuador” en el caso de Lago Agrio hasta que se finalice el arbitraje. El 16 de febrero de 2012 el tribunal emitió un segundo laudo interino ordenando al Ecuador que tome todas las medidas necesarias para suspender la ejecución y el reconocimiento de la sentencia de Lago Agrio por 18.2 mil millones de dólares, tanto dentro como fuera del Ecuador.  El 27 de febrero de 2012 el tribunal dictaminó que tiene jurisdicción para resolver la demanda de Chevron Corp. contra el Ecuador y el  7 de febrero 2013, el tribunal emitió un cuarto laudo determinando que el Ecuador ha violado sus obligaciones internacionales al no acatar los laudos interinos de la misma corte, que ordenan al Estado suspender la ejecución de la sentencia de Lago Agrio contra Chevron Corp. El tribunal también concluyó que Ecuador incumplió las resoluciones anteriores del tribunal y ordenó a la República explicar por qué no debe ser condenada a pagar una compensación a Chevron Corp. Jueces federales de Nueva York, Carolina del Norte, Nuevo México, Nueva Jersey, Florida, Washington D.C. y California han determinado que existe evidencia de fraude y otras conductas ilícitas de parte de los abogados demandantes en el juicio contra Chevron Corp. en Ecuador. A su vez la empresa dice que “Los demandantes del caso de Lago Agrio pretenden extender su fraude a países fuera de Ecuador, pero no en Estados Unidos – el único país donde la compañía tiene su domicilio. Los demandantes ecuatorianos iniciaron acciones para el reconocimiento y ejecución de su fraudulenta sentencia contra las subsidiarias de Chevron Corp., en Canadá, Brasil, y Argentina”. Sin embargo el 4 de Junio de 2013, la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) de Argentina levantó el embargo contra los activos de Chevron Argentina que fue ordenado en octubre de 2012 por un juez civil que dictaminó se congelaran como medida cautelar.

Fuente: medioymedio.com- Imagen: toonpool.com

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia