BALLENAS EN CORTE INTERNACIONAL: Principal diario Japonés revela que caza científica no se justifica

Si bien en el pasado el único método para investigar ballenas era matándolas, desde hace muchos años la captura de cetáceos es completamente innecesaria para reunir la información demandada por el Instituto de Investigación de Ballenas de Japón (ICR por sus siglas en inglés), organismo que coincidentemente no opera bajo el alero de universidades u organismos científicos, sino bajo la Agencia de Pesca de Japón, dependiente del Ministerio de Pesquería, que es el encargado de establecer las cuotas de captura de ballenas.

Santiago de Chile, (CCCNews) --  A pocas semanas del cierre de los alegatos orales por la demanda australiana contra Japón ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en relación a la denominada caza “científica” de ballenas en la Antártica, el diario The Japan Times publicó un artículo que afirma que la delegación japonesa en La Haya no logró su cometido de justificar la matanza de decenas de miles de ballenas con fines de investigación.
El artículo agrega que aunque el equipo legal nipón que expuso en La Haya se siente confiado que la CIJ favorecerá la posición japonesa, un análisis a la información reunida a través de los programas de caza “científica” revela que la matanza de ballenas no es necesaria para estudiarlas.
Luego afirma que si bien en el pasado el único método para investigar ballenas era matándolas, desde hace muchos años la captura de cetáceos es completamente innecesaria para reunir la información demandada por el Instituto de Investigación de Ballenas de Japón (ICR por sus siglas en inglés), organismo que coincidentemente no opera bajo el alero de universidades u organismos científicos, sino bajo la Agencia de Pesca de Japón, dependiente del Ministerio de Pesquería, que es el encargado de establecer las cuotas de captura de ballenas.
Cuotas que de acuerdo al artículo, han costado la vida de 13,663 ballenas entre 1988 y mediados de 2011a pesar de la moratoria global sobre la caza comercial de ballenas vigente desde 1987. De éstas 3,753 fueron capturadas en el Pacífico Norte y 10,090 en el Océano Austral, un área designada en 1994 como santuario de ballenas por todos los miembros de la Comisión Ballenera Internacional, a excepción de Japón, donde se prohíbe la caza de todas las especies de ballenas independientemente de su estado de conservación.
Luego detalla las tecnologías que derriban las argumentaciones japonesas sobre la necesidad de matar ballenas para estudiarlas. Entre otros destaca la recolección de fecas para la realización de investigaciones orientadas a conocer de qué se alimentan las ballenas sin necesidad de “abrirles el estómago”. Pequeñas muestras de piel y grasa obtenidas mediante biopsias también son utilizadas para conocer la estructura genética de las diversas especies y poblaciones de estos mamíferos marinos. Adicionalmente el marcaje satelital de ballenas permite a los científicos monitorear los movimientos de las ballenas y conocer acerca de sus rutas migratorias. Incluso muestras del vapor que emanan las ballenas al respirar sirven para determinar la presencia de virus, hongos y bacterias en sus pulmones.
Por el contrario matar ballenas proporciona datos insignificantes para la ciencia, afirma el artículo del Japan Times. Menos del uno por ciento de los artículos científicos publicados sobre biología de cetáceos provienen de investigaciones letales de ballenas.
El artículo concluye que a pesar de lo que los expertos legales – que no son científicos – puedan decir, las argumentaciones de Japón sobre la necesidad de matar ballenas para estudiarles simplemente no se sostienen.
Fuente: The Japan Times. Traducción y edición: Centro de Conservación Cetacea - Publicado en: Ecoceanos.cl
----------------------------------------------------------------
LATINOAMÉRICA Y EL CARIBE DEMANDAN MORATORIA A LA CAZA DE BALLENAS


Representantes de gobiernos que integran el Grupo Buenos Aires que sesionaron en Montevideo, recibieron las demandas de la ciudadanía latinoamericana para defender la conservación de cetáceos.
Montevideo, Uruguay, (CCC News) – Con motivo de la décima reunión de comisionados latinoamericanos ante la Comisión Ballenera Internacional (CBI) – conocido comoGrupo Buenos Aires GBA) – que se lleva a cabo en Uruguay, más de 70 organizaciones civiles de América Latina, El Caribe e internacionales entregaron un petitorio a los miembros del GBA expresando “sus preocupaciones y solicitudes frente a los desafíos que enfrenta la conservación y el uso no letal de los cetáceos en el marco de la CBI”.
Entre ellas se destaca la necesidad que el Grupo Buenos Aires reitere públicamente su apoyo a la posición australiana frente a la demanda que mantiene este país contra Japón en la Corte Internacional de Justicia por la denominada caza “científica” de ballenas en la Antártica. Para las organizaciones firmantes esto reafirmaría el compromiso del GBA con laintegridad de los santuarios de ballenas “en especial frente a los avances logrados (por la región) para alcanzar la adopción de la propuesta (para la creación) del Santuario de Ballenas del Atlántico Sur” impulsada por el GBA en la CBI.
También solicitan al gobierno de Panamá “tomar acciones para evitar que nuestra región se vea involucrada en las controversiales operaciones balleneras (de Japón) en el Santuario de Ballenas del Océano Austral” retirando el pabellón o bandera de dicho país a la nave coreana Sun Laurel que abastece de combustible y brinda asistencia a la cuestionada flota ballenera japonesa en la Antártica.
Adicionalmente solicitan que frente al nuevo régimen de reuniones plenarias cada dos años de la CBI, la cual incluye la formación de un buró donde los intereses de la región serán representados por el comisionado de Panamá, las ONG destacan la necesidad que el buró opere de manera transparente, garantizando oportunamente acceso a la información sobre las reuniones realizadas y temas abordados.
En relación a la decisión unilateral de Dinamarca/Groenlandia de continuar la matanza de ballenas con supuestos fines de subsistencia aborigen a pesar que el año pasado la renovación de estas cuotas de captura de ballenas fueron rechazadas por la CBI debido a su carácter comercial y constantes incumplimientos de los requisitos básicos establecidos por la Comisión, las organizaciones civiles solicitan al GBA que rechace enérgicamente la decisión de Dinamarca/Groenlandia e inste a eliminar todos los componentes comerciales de estas matanzas.
Sobre la conservación de pequeños cetáceos, las ONG hacen un llamado a los comisionados de Colombia y Brasil para tomar acciones inmediatas para detener la matanza de más de dos mil delfines de río en el Amazonas como consecuencia de la pesquería de mota y avanzar junto a los miembros del Grupo Buenos Aires enasegurar la conservación de esta especie en todo su rango de distribución.
También solicitan espacios de trabajo en conjunto con el GBA para avanzar hacia una propuesta que mejore la actual participación de la sociedad civil en la Comisión Ballenera Internacional y felicitaron los esfuerzos realizados por República Dominicana para estrechar lazos con San Vicente y Granadinasen el turismo de avistaje de ballenas, como una alternativa realmente sostenible en reemplazo a las controversiales matanzas que se realizan en esta última nación caribeña bajo supuestos fines de subsistencia aborigen.
Las ONG también celebran los esfuerzos realizados por Uruguay para establecer unsantuario de ballenas en sus aguas jurisdiccionales y alientan a todos los gobiernos que aun no lo han hecho a declarar sus aguas como zonas de protección de cetáceos con el fin de consolidar el Corredor de Santuarios de Ballenas de América Latina.
Finalmente las ONG expresaron que “como resultado de esta reunión se pueda establecer una estrategia de fortalecimiento institucional que permita al Grupo Buenos Aires contar con una secretaría pro tempore para seguir avanzando en un plan de acción y comunicación conjunto con miras a las próximas reuniones de la CBI”.
Elsa Cabrera, directora del Centro de Conservación Cetacea de Chile y coordinadora de esta acción regional conjunta, afirmó que “estamos optimistas sobre las solicitudes y propuestas presentadas al GBA puesto que cuentan con el sólido y significativo respaldo de más de 70 organizaciones civiles que representan la voluntad demillones de personas en más de 25 países de nuestra región en materia de conservación de cetáceos y que están esperando una respuesta pública y positiva de parte de las autoridades reunidas en Uruguay”.

Fuente: Centro de Conservación Cetacea

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia