Planta de Fukushima vierte al mar agua radiactiva por tifón


Notimex

La dañada planta nuclear japonesa de Fukushima fue golpeada por el tifón Man-yi, provocando el vertido de otras mil 130 toneladas de agua radiactiva al mar, informó hoy la empresa Tokyo Electric Power (Tepco), operadora del complejo.
 En una declaración, la empresa señaló que fue necesario vaciar al mar el agua de lluvia acumulada, que contenía ciertas sustancias tóxicas.
 "Se vertieron en el Océano Pacífico unas mil 130 toneladas de agua de lluvia que se habían acumulado en la central nuclear de Fukushima Daiichi debido al paso del tifón del lunes, aunque con bajos índices de radiactividad", destacó.
 De acuerdo con Tepco, el vertido contiene 8.85 millones de bequereles de agua contaminada de lluvia acumulada alrededor de los tanques de almacenamiento de la planta, principalmente con estroncio-90, aunque su radiactividad es inferior al límite permitido.
 En concreto, precisó Tepco, se vertieron al mar un máximo de 24 becquereles por litro, seis unidades por debajo de los 30 permitidos, según un reporte de la agencia oficial de noticias Kyodo.
 "En el agua de lluvia se ha encontrado un nivel de radiación cerca del límite permitido, por lo que Tepco decidió descargarla, en vez de almacenarla en tanques", explicó la empresa.
 Un enorme número de tanques se están utilizando en la planta de Fukushima para contener el agua tóxica, que crece día a día como resultado de las continuas inyecciones de agua que se filtran de tres reactores afectados por el terremoto y el tsunami que atacó las costas de Japón en marzo de 2011.
El tifón, el décimo octavo de la temporada, tocó tierra la mañana del lunes en la isla principal de la prefectura de Honshu, y estuvo acompañado de intensas lluvias y vientos de hasta 160 kilómetros por hora, que provocaron severas inundaciones.
Imagen: [El agua de la planta nuclear estaba contaminada con estroncio 90 / Reuters]
-------------

LA CATÁSTROFE DE FUKUSHIMA NO CESA…(y sigue el silencio en los medios de todo el mundo)

Tokyo Electric Power Company (TEPCO), la compañía propietaria de los reactores nucleares de Fukushima, ha declarado que se está quedando sin espacio para almacenar el agua contaminada con materiales radiactivos y se propone tratar el agua y verterla en el Océano Pacífico.
Hasta ahora, TEPCO ha estado almacenando agua radiactiva en los tanques de almacenamiento gigantes que rodean la central de Fukushima. Pero el agua subterránea fluye continuamente hacia el emplazamiento donde se encuentra el reactor y se va contaminando a medida que lo alcanza.
Contener y almacenar un volumen cada vez mayor de agua contaminada es una tarea interminable, pues nuevos volúmenes de agua van contaminándose a medida que TEPCO va retirando el agua previamente contaminada. Mientras tanto, los tanques de almacenamiento se multiplican alrededor del reactor.
En junio, TEPCO comenzó la construcción de lo que se esperaba que fuera una solución más permanente, construyendo algo parecido a una “pared de hielo”: TEPCO pretendía insertar 1.500 tubos en el suelo alrededor de los reactores dañados. El objetivo era hacer fluir líquido a través de los tubos a -30º grados centígrados, lo que congelaría el suelo. De esa manera, a medida que las aguas subterráneas fluyeran hacia el complejo nuclear, la pared de hielo bloquearía esa agua para que no acabara fluyendo por debajo de la planta. Por separado, TEPCO trata de congelar el agua contaminada, que se filtra directamente desde los edificios de los reactores, acumulándola en grandes “trincheras” subterráneas. En total, estamos hablando de que ya se ha acumulado la asombrosa cifra de 11 mil toneladas de agua que contiene sustancias como uranio y plutonio. TEPCO ha fracasado hasta ahora en el empeño de congelar esa agua contaminada, y ha tenido que recurrir al volcado directo  de hielo en el sitio, en un esfuerzo por congelar la zona. Ahora la compañía ha admitido que no puede seguir el ritmo de los acontecimientos. Así que pretende obtener la aprobación de la Autoridad Reguladora Nuclear de Japón para bombear el agua, tratarla, y comenzar a verterla directamente en el Pacífico. “Sabemos que tenemos que llegar a un acuerdo con las autoridades gubernamentales, la prefectura y los sindicatos de pescadores locales”, dijo un portavoz de TEPCO recientemente.
La Autoridad Regulatoria Nuclear de Japón (NRA) ha sido crítica con la empresa por no centrarse exclusivamente en el almacenamiento del agua contaminada, que debería ser la máxima prioridad y por gastar, sin embargo, valiosos recursos en temas de menor prioridad. “El mayor riesgo es el agua almacenada. Hasta que no se aborde el caso, será difícil continuar con otros trabajos de desmantelamiento”, afirma Shunichi Tanaka, presidente de la NRA en rueda de prensa. El control, tratamiento, almacenamiento y eliminación del agua contaminada es la tarea más importante a corto plazo.
Incluso si eso se puede resolver, el siguiente paso, en realidad, será la clausura de los reactores destruidos, un reto de ingeniería colosal que necesitará 40 años para realizarse y que costará más de 15000 millones de dólares. Nunca se ha realizado una maniobra tan compleja con anterioridad; de hecho, la tarea tiene tan pocos precedentes, que se requerirá la intervención de robots que aún no han sido inventados.
Pero antes de llegar a eso, TEPCO deberá encontrar un lugar donde meter toda su agua tóxica…
¿Por qué los medios de comunicación no dedican tiempo 
a hablar de un tema tan crucial como éste?
  

Entradas populares de este blog

5 razones para entender y respetar a las babosas

En Ausencia de una Cultura Profunda Andino-Patagónica: La Tragedia del Bosque Nativo

Ola de calor en Kuwait supera los 70º C al sol y derrite autos