DIPUTADOS FUSTIGAN A GOBERNADOR DE CATAMARCA TRAS REPRESIÓN EN ANDAGALÁ




Diputados nacionales expresaron ayer viernes su repudio a la "represión policial" que sufrieron pobladores de Andalgalá y asambleístas durante una marcha contra las explotaciones mineras en ese departamento de Catamarca, al tiempo que fustigaron al gobernador provincial, Eduardo Brizuela del Moral.

En este sentido el interbloque que integran legisladores nacionales de Proyecto Sur, Libres del Sur, el SI, Diálogo por Buenos Aires y el Instrumento Electoral de la Provincia de Buenos Aires se solidarizó con "la lucha del pueblo de Andalgalá contra el saqueo y la devastación del medio ambiente a manos de la minería contaminante a cielo abierto".
En tanto, las diputadas de la Coalición Cívica ARI Elisa Carrió y Fernanda Reyes afirmaron que tanto el Gobierno nacional como el catamarqueño "actúan en conjunto con la Justicia para garantizar el negocio de la explotación minera" en aquel distrito del noroeste argentino.

Tanto Elisa Carrió y Fernanda Reyes creen que la minería está vinculado al saqueo de los recursos. Para las diputadas "La feroz represión que sufrieron los vecinos de Andalgalá es la consecuencia emergente de un conflicto generado y silenciado por el Gobierno nacional. La política minera está al servicio de uno de los negocios y saqueos más escandalosos de la historia argentina”.

Por su parte, los diputados nacionales Fernando "Pino" Solanas, Jorge Cardelli, Claudio Lozano, Alcira Argumedo, Liliana Parada, Victoria Donda, Cecilia Merchán, Eduardo Macaluse, Miguel Bonasso, Verónica Benas y Nora Graciela Iturraspe expresaron su solidaridad con los ciudadanos de Andalgalá.

-----------------------------------

“LAS MINERAS DEBEN ENTENDER QUE NO ESTAMOS EN LA EDAD MEDIA”


La diputada Cecilia Merchán expresó “su más enérgico repudio” por la represión llevada a cabo por las fuerzas de choque policiales y la gendarmería frente a los asambleístas que se manifestaban contra la actividad minera el pasado 15 de febrero de 2010, en la ciudad de Andalgalá, provincia de Catamarca.

Al tiempo de presentar un proyecto para repudiar estos hechos, la diputada sostuvo: “la represión sufrida por unos 300 integrantes de la asamblea El Algarrobo, en Andalgalá, provincia de Catamarca, a manos de la policía, pone en evidencia el régimen feudal con el que se manejan las mineras en este país: es inadmisible que en la Argentina del siglo XXI una empresa tenga la capacidad de controlar al poder político y utilizar las fuerzas del orden para garantizar sus intereses.

La protesta de los vecinos de la comunidad de Andalgalá se debe al impacto ambiental que tendrá la instalación de la mina Agua Rica.
Ellos ya conocen los efectos devastadores debido al funcionamiento hace 13 años de la mina Bajo Alumbrera. Además, los vecinos cuestionan que además del impacto ambiental, la mina generaría trabajo para solo 40 personas en una comunidad de 20.000 habitantes

Fuente: medioymedio.com

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia