Muerte de una entrenadora del Sea World: ¿pertenecen las orcas a los parques temáticos?





La muerte el miércoles de una entrenadora veterana del Sea World en Orlando, Florida, reabre la campaña de varios grupos importantes por los derechos de los animales de no confinar a los mamíferos marinos en parques temáticos.
Dawn Brancheau moría cuando la orca macho de 5 toneladas, Tillikum, la agarraba delante de una audiencia en el parque marino de Orlando.
Ahora, los activistas por los derechos de los animales dicen que deben formularse muchas cuestiones a la estela de la muerte de Brancheau. El Sea World informaba que la misma orca es responsable de las muertes humanas en 1991 y 1999. La Humane Society of the United States lleva tiempo a favor de eliminar estos parques temáticos.
‘A estos colosales se les niega sus instintos naturales y nosotros los humanos tendemos a pensar ‘Bueno, es solo un animal perverso.’ Sin embargo, son animales salvajes, acostumbrados a correr libremente por todo el océano y a los que luego se los confina en un espacio muy reducido,’ dice Tischler, fundador de un consejo general para el Fondo Legal de Defensa Animal.
Tischler compara la vida de una orca cautiva en un tanque con la de mantener en una bañera a un ser humano para el resto de su vida. Dice que la mayoría de americanos tiene un concepto romántico de la vida marina, perpetuada por series televisivas como ‘Flipper’.
Después de la tragedia, el Sea World cerró inmediatamente su parque de Orlando y suspendió su espectáculo de orcas en San Diego. ‘Hemos iniciado una investigación para determinar, en la medida de lo posible, lo ocurrido,’ decía el presidente del Sea World, Dan Brown, en una breve declaración a los periodistas.
Brancheau había trabajado en el parque desde 1994. Brown señaló que ningún parque del Sea World había experimentado nunca antes un incidente parecido y prometió un examen profundo de todos los procedimientos de funcionamiento estándares de los parques.
‘Es un momento extraordinariamente difícil para los parques del Sea World y nuestros equipos. Nada es más importante que la seguridad de nuestros empleados, invitados y animales confiados a nuestro cuidado,’ decía Brown. ‘Extendemos nuestro más profundo pésame a la familia y amigos de la entrenadora y haremos todo lo posible por ayudarles en este difícil momento.'
'La orca es uno de los miembros más importantes de la familia del delfín y es conocida como el mamífero marino favorito del Sea World. Son especies altamente sociales, sin embargo, la amplia mayoría de orcas en cautividad estarían mucho mejor de regreso a su estado salvaje. Son animales increíblemente incompatibles con la vida de confinamiento en parques y hacerlas regresar a su estado natural puede ser un éxito. Lo sabemos porque lo hemos hecho,’ dice David Phillips, director del Proyecto Internacional de Mamíferos Marinos (International Marine Mammal Project) en el Earth Island Institute y quien lideró el esfuerzo de rescatar, rehabilitar y liberar a la orca Keiko, famosa en la película ‘Liberad a Willy’.
‘Las orcas se merecen un destino mejor que vivir en delimitadas piscinas.'
Phillips recuerda que Keiko pasó de estar languideciendo en una pequeña piscina en Ciudad de Méjico a pasar a nadar con ballenas salvajes en sus aguas nativas de Islandia. Acabó nadando hacia Noruega donde vivió en una bahía con algunos cuidados humanos hasta que murió. Phillips señala que la gente debería tener suficiente con ver a las orcas en estado salvaje y asegurar su protección en ese entorno.
‘No es la primera vez que una orca estresada ha herido o matado a gente y lamentablemente, no será probablemente la última,’ señala Phillips. ‘Es hora de que la industria de parques marinos salga del negocio del cautiverio de orcas.'
Los defensores de tal cautiverio a menudo ofrecen argumentos como que es educativo, destacando la necesidad de conservación y protección de tales criaturas: ‘La gente que opera estos parques marinos no está interesada en la conservación o protección, están interesados en hacer dinero.'
‘Es una señal de advertencia de que la sociedad necesita replantearse esta pregunta de mantener grandes depredadores en cautividad’ dice Chris Palmer, autor de ‘Shooting in the wild’, un libro acerca de los animales salvajes en cautiverio, quien también enseña en la Universidad Americana. ‘Habiendo muerto un entrenador de esta manera, no puede justificarse sea cual sea el beneficio que conseguimos de la conservación o protección.’
oceansentry.com

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques