Los glaciares de Groenlandia están desapareciendo también desde su base




Están siendo atacadas por mar y aire: no hay escapatoria para las grandes masas de hielo del planeta. Sí, las pérdidas de hielo que están sufriendo los glaciares, atribuidas al cambio climático, no sólo son resultado de los desprendimientos de hielo en su superficie: según un estudio, los fiordos de Groenlandia no sólo se derriten por el aumento de la temperatura atmosférica, sino también por el calor del óceano.

De acuerdo con este nuevo estudio, el agua calentada por el cambio climático es responsable de la mayor parte de su deshielo, producido no sólo por desprendimientos que van empequeñeciéndolos, sino por su fusión con el océano, una pérdida de hielo que supone el 75% del derretimiento de los glaciares de Groenlandia.
A esta conclusión llegaron la Universidad de California y en la British Antarctic tras una detallada observación de los fiordos de Groenlandia: la salinidad, temperatura y velocidad de derretimiento en tres fiordos de Groenl
En palabras de Eric Rignot, investigador de la Universidad de California:
Hay una visión arraigada en la comunidad científica de que los glaciares de hielo sólo pierden hielo cuando ocurren desprendimientos de hielos en la parte no sumergida. Nuestro estudio demuestra que lo que sucede bajo el agua es tan importante como lo que ocurre arriba. (Traducción libre)
El eminente glaciólogo Eric Steig, de la Universidad de Washington, en Seattle, apoya los resultados de esta investigación, que se suma a otras investigaciones realizadas sobre la fusión de los glaciares de la Antártida por las aguas cálidas del océano: “Éste es el primer estudio que indica claramente que está ocurriendo en Groenlandia también, y hasta cómo se está produciendo el derretimiento”, dice.
Vía | www.newscientist.com
Fotografía | docsearls

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques