PICNIC EN LAS ARROCERAS DEL GLIFOSATO





Legisladores del bloque justicialista cambiaron la comodidad de la banca y visitaron las arroceras en la localidad de La Leonesa. El anfitrión del convite fu el intendente  José Carbajal. En la oportunidad, el jefe municipal insistió en no cambiar “trabajo por muerte”. A esta altura de los acontecimientos la declaración sigue siendo casi una pieza surrealista. Pero a su vez el trabajo no es la variable central del tema arroceras, ni ocupa demasiada gente. A su vez defendió que los pobladores de pueblos originarios pueden incorporarse a la actividad.

Los que salieron del casi anonimato bajo el ala protectora del intendente fueron los integrantes de las arroceras cuestionadas. En este sentido de la visita participaron  los ingenieros Gaspar López, Daniel Cutro y Eduardo Meichtry, todos .integrantes de las arroceras "San Carlos SA" y "Cancha Larga SA",

Los legisladores expresaron estar conformes con la información que recibieron.

La diputada Elda Insaurralde esposa del intendente Carabajal de esta manera demostró que acompaña a su marido en la cruzada. Fuentes distintas confirmaron que ella es la que convenció a sus pares para la visita. Los legisladores que fueron al convite fueron Ricardo Sánchez, Wilma Molina, Egidio García, Basilio Kuzmak, Betina Vázquez y Oscar Raffin.

Luego de la recorrida por los campos el legislador, presidente del bloque Justicialista Ricardo Sánchez dijo que está mejor informado sobre el funcionamiento de las Arroceras y que hará todo lo posible “para llevar tranquilidad a la población de La Leonesa y Las Palmas”, aunque no dije cómo.  Carbajal expresó que “tiene mi respecto y apoyo para seguir luchando por la gente del Departamento Bermejo”, y manifestó que el arroz es un elemento importantísimo. Nada por aquí nada por allá.  

La legisladora Elda Insaurralde agradeció a los pares por estar presente en el lugar, y dijo que es importante la visita, porque “lejos no podemos opinar lo correcto o dejarnos guiar por trascendidos o comentarios”.
Lo cierto es que las actividades de las arroceras han sido cuestionadas por vecinos y han sido catalogadas de ilegales ya que las mismas, y siempre en referencia de los vecinos, no cumplen con los requisitos  legales exigidos para su funcionamiento.
Tanto el establecimiento San Carlos y Cancha Larga (ex Gallo) carecerían de los estudios de impacto ambiental y han modificado cursos de agua sin la autorización del organismo competente. Pero para colmo de males realizan su actividad violando en forma sistemática la Ley provincial de Biocidas,  pulverizando en forma aérea a 40 - 50 mts de zonas pobladas urbanas y rurales y  sobre fuentes de agua de consumo humano.

Fuente: medioymedio.com

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia