La Gran Barrera de Coral de Australia agoniza mientras los mares se calientan

Más de dos tercios de los corales de la Gran Barrera de Coral de Australia están sufriendo “impactantes” procesos de blanqueamiento, según revelan nuevas inspecciones aéreas.

Por Anna Cummins, Ben Westcott
 
Las decoloraciones consecutivas del 2016 y el 2017 han devastado 1.500 kilómetros de este sitio declarado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, advirtieron varios científicos australianos el lunes pasado. Antes del 2016 solo se habían registrado dos eventos blanqueadores en la Gran Barrera de Coral en las últimas dos décadas: 1998 y 2002. Esta es la primera vez que dos decoloraciones ocurren tan próximas entre sí. “Me sorprendió que tuviera que montarme otra vez en un avión este año para evaluar daños recientes”, dijo James Kerry, de la Universidad James Cook. La decoloración del año pasado, la peor en la historia, afectó sobre todo la parte norte del arrecife, mientras que la de este año ha impactado la sección media, según científicos del Centro de Excelencia para el Estudio de los Arrecifes de Coral ARC.

El tercio inferior del arrecife es ahora la única sección que ha escapado a una decoloración significativa.
“La sección central del arrecife muestra ahora el mismo grado de blanqueamiento que en el norte”, afirma Kerry. “Al examinar esos arrecifes este año podemos decir cuán baja estaba la cubierta de coral. Fue impactante ver las consecuencias del blanqueamiento del año pasado”.
El daño que hizo el ciclón Debbie, que golpeó a Queensland en marzo pasado, agravó el problema. “La tormenta le hizo mucho daño al coral”, explica Kerry.
La amenaza número uno
El blanqueamiento de coral –o decoloración– es una reacción al estrés que ocurre cuando aumentan las temperaturas del océano, lo cual expulsa a las algas que crecen dentro del coral, los blanquea y suprime su principal fuente de energía. Está relacionado directamente con el calentamiento global.
La decoloración no mata de inmediato a los corales, pues si las temperaturas bajan las algas pueden recolonizar ese espacio. Pero si las temperaturas se mantienen altas, los corales terminan por morir, lo que significa la eliminación del hábitat natural de muchas especies marinas.
El ministro de Ambiente y Energía de Australia Josh Frydenberg dijo en una declaración que el cambio climático era la “amenaza número uno” para la Gran Barrera de Coral de su país.
“Por eso, el gobierno australiano ha lanzado un esfuerzo sin precedentes para invertir más de 2.000 de dólares australianos (1.500 millones de dólares estadounidenses) en el plan Arrecife 2050”, aseguró el ministro.
Kerry explica que un aumento de dos o tres grados de temperatura sobre el promedio máximo por “tres o cuatro semanas” es suficiente para sacar a los corales de su zona de confort.
“Cuando está muy caliente por ese periodo de tiempo los corales no solamente se blanquean, se mueren rápidamente”, añade Kerry. “Creo que eso es lo que ha pasado, basado en lo que vi desde el aire y en lo que vi el año pasado”.
Un ecosistema en peligro
La Gran Barrera de Coral de Australia alberga el conjunto más grande de arrecifes de coral del mundo, con cerca de 400 tipos de coral y 1.500 especies de peces. También alberga otras especies en peligro de extinción, incluyendo la gran tortuga verde y el dugongo.
El Arrecife reporta cerca de 3.700 millones de dólares a la economía australiana cada año, a través de la pesca y el turismo.
Cerca de 275 millones de personas de todo el mundo dependen directamente de los arrecifes para su fuente de sustento. Los arrecifes también conforman cerca de un cuarto de la población mundial de peces, según la ONU.

Fuente: http://cnnespanol.cnn.com/

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Ecofeminismo: “El patriarcado destruirá el planeta si no lo frenamos”