"Modatima" y cuestionada indicación de Gobierno a reforma al Código de Aguas chileno: “Ratifica que proyecto sería consensuado con poderes fácticos”


"Lo que hacen estas indicaciones es dar garantías de que la propiedad privada del agua se mantiene inalterable", sostiene el vocero de la organización medioambiental, Rodrigo Mundaca, frente a reposición del carácter indefinido de los derechos de agua.


José Robredo H.
 
Esta semana el Gobierno ingresó 27 indicaciones al proyecto que reforma el Código de Aguas, que está siendo revisado por la comisión Recursos Hídricos, Desertificación y Sequía del Senado. Las modificaciones vienen a responder a las presiones de la Sociedad Nacional de Agricultura y el Consejo Minero.
Uno de los puntos más relevantes presentados por el Ejecutivo, tiene relación con la reposición del carácter indefinido de los derechos de agua, lo que asegura el control del recurso por parte de sectores privados. De hecho, fue el jefe de la Dirección General de Aguas (DGA), Carlos Estévez, quien sostuvo en la Comisión del Senado que para “despejar cualquier duda interpretativa del régimen (vigencia y duración) aplicable a los derechos constituidos con anterioridad a la vigencia de la reforma: seguirán siendo indefinidos en el tiempo”.
Al respecto, el vocero del Movimiento de Defensa por el acceso al Agua, la Tierra y la protección del Medio Ambiente (MODATIMA), Rodrigo Mundaca, sostiene en conversación con El Ciudadano que “este proyecto de ley estaba enfocado sólo al 10% del agua que faltaba por entregar, es decir, un proyecto que no tocaba el 90% de la propiedad privada del agua. Entonces era un proyecto incompleto”. En ese sentido, agrega que la iniciativa no se refiere a un punto esencial en esta discusión: “En la Constitución se consagra la propiedad privada de las aguas, lo cual no se toca. Eso hace insustancial al proyecto”.
La crítica del vocero de MODATIMA apunta a que las indicaciones que presentó el Gobierno desvirtúan el espíritu original del proyecto, que si bien no cumplía con las aspiraciones de la ciudadanía frente a los abusos de los grupos en esta materia, sí tenía cosas buenas, como “priorizar el agua de subsistencia o el tema de restitución de caudales ecológicos”.
De esta manera, Mundaca recalca que “con las 27 indicaciones del Gobierno, se termina por desnaturalizar el proyecto”. Esto es argumentado por el dirigente con el siguiente desglose: “Primero, se vuelve al concepto de derecho de aprovechamiento, que deja en letra muerta el cambio de derecho de aprovechamiento por el de concesión; segundo, se elimina el concepto de caudales ecológicos, el que no se encuentra salvaguardado en aquellos ecosistemas que se encuentran fragilizados; tercero, elimina la priorización de agua de subsistencia, que es una cuestión elaborado en el proyecto original, esto afecta a sistema de abastecimiento de agua potable rural, comunidades indígenas y pequeños campesinos”.
A lo anterior se debe sumar que “este proyecto mantiene las aguas del minero, lo que significa que la minería no tiene que informar a la DGA ni pedir permiso de aprovechamiento. Esto es claramente un reflejo de lo malo que queda este proyecto”.
“Lo que hace el Gobierno es ratificar lo que dijimos desde que se presentó la reforma al Código de Aguas: Que sería consensuado con los poderes fácticos, con la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) y con el Consejo Minero. Lo que hacen estas indicaciones es darle a ellos garantías de que la propiedad privada del agua se mantiene inalterable”, finaliza el dirigente medioambiental.

Fuente: @joserobredo - Publicado en: El Ciudadano
-----------------
5ta marcha por la defensa del agua y los territorios se realizará este sábado en Concepción

Termoeléctricas, forestales y pesqueras son solo algunas de las actividades que ha tenido que padecer la región, las que han afectado su ecosistema y biodiversidad.
El Movimiento por el Agua y los Territorios, realizará en Concepción la 5ta Marcha Plurinacional por la Defensa de las Aguas y los Territorios. La invitación es a que todas las agrupaciones territoriales y socioambientales, especialmente las que defienden el agua como un derecho, se sumen a las actividades de debate y movilización.
La región del Biobío se ha transformado en una zona de sacrificio para la población: en Concepción se ha contaminado la zona con aerosoles, metales pesados y material particulado durante décadas por causa del desarrollo industrial petroquímico y metal-mecánico. El negocio energético de las termoeléctricas a carbón ha contaminado igualmente con metales pesados a la población de Coronel.
Por otro lado, la actividad pesquera industrial en torno a la costa ha agotado o dejado en estado crítico a especies de clave en el ecosistema marino, que abastecían a la población local. La industria forestal, en tanto, ha reducido la biodiversidad en los terrenos que utiliza, contaminado ríos y zonas costeras con residuos industriales de celulosa, usurpado terrenos ancestrales de comunidades mapuche y destruido localidades a través de los incendios de monocultivos. Junto con ello, los grandes embalses de Ralco, Pangue y Angostura han desplazado a comunidades Pehuenche y modificado drásticamente el régimen del río Bio-Bio.
Actualmente, se tramitan en la región del BioBío cerca de 80 concesiones de salmonicultura y acuicultura en la costa, al menos dos proyectos de terminales marítimos de gas -con sus termoeléctricas asociadas-, una serie de proyectos hidroeléctricos de tamaño pequeño y mediano, y el proyecto Embalse Punilla, con capacidad tanto de generación eléctrica y riego agroindustrial, cuya represa terminará por eliminar uno de los pocos ríos no intervenidos en la zona, el Ñuble.
Es en ese marco que esta golpeada región será la zona donde tendrá lugar el 5to Encuentro, con la disposición de retroalimentar propuestas de defensa de los territorios ante esta devastación y saqueo socioambiental.

El Ciudadano


Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Ecofeminismo: “El patriarcado destruirá el planeta si no lo frenamos”