230 millones de hectáreas de bosque podrían desaparecer para 2050







El informe publicado este miércoles por WWF bajo el nombre de "Bosques Vivos" establece en 230 millones de hectáreas de bosque la cantidad que podría desaparecer a nivel mundial hasta 2050 si no se frenan las actuales tasas de degradación y pérdida de superficie forestal.

En el documento se detalla y analizan las causas de la deforestación y la degradación de estos ecosistemas, identificando además las oportunidades que supone cambiar hacia modelos responsables que beneficien a la sociedad. Con motivo del Año Internacional de los Bosques, se pide la unión de políticos, empresas y ciudadanos para alcanzar en 2020 la tasa neta cero de deforestación y degradación.

Esto significa, según la organización, que la tasa anual de pérdida de bosques, que actualmente es de 13 millones de hectáreas, debe ser reducida y mantenida en un nivel lo más cercano posible al cero. Esta meta tiene en cuenta que el cese total de la deforestación ligada a procesos de desarrollo humano puede no ser alcanzable, pero sí lo es en términos netos, una vez que se asegura la restauración de terrenos degradados en zonas prioritarias, ha añadido.

El Instituto Internacional para Análisis de Sistemas Aplicados (IIASA) ha desarrollado el Modelo Bosques Vivos, que permite explorar varios escenarios globales del uso de suelo, entre los que se consideran los efectos del crecimiento de la población y la demanda de los consumidores. También se describen posibles consecuencias en ámbitos como la producción de alimentos, el cambio climático, el precio de los bienes y servicios y el desarrollo económico.

Fuente: Portalmedioambiente/JJ

--------------------------------------------------------


El mercado de emisiones: Cómo funciona y por qué fracasa


Carbon Trade Watch
El libro "Mercado de Emisiones"- "Cómo Funciona y Por Qué Fracasa" proporciona una crítica devastadora de tanto la teoría como la práctica del mercado de emisiones, y expone su desastroso historial desde su adopción como parte del Protocolo de Kyoto. Muestra como el esquema de comercio de emisiones de la Unión Europea, el mercado de carbono más grande del mundo, ha fallado sistemáticamente en ponerle un ‘tope’ a las emisiones, mientras que el Mecanismo de Desarrollo Limpio de la ONU (MDL) favorece constantemente proyectos medioambientalmente inefectivos y socialmente injustos.
El texto incluye investigación original con convincentes casos de estudio de proyectos MDL en Brasil, Indonesia, India y Tailandia que han probado ser fraudulentos, basados en despojos y abusos de derechos humanos, condujeron a fuertes resistencias de comunidades en el Sur Global.
El libro revela como el comercio de carbono es tan sólo una muy reciente invención de los negocios y élites políticas que socava la legislación medioambiental existente, y distrae de planificar una rápida transición lejos de la actual expansión de combustibles fósiles. Apunta a una plétora de caminos a seguir sin el comercio de carbono –desde cambios en subsidios hasta regulación- basados en conocimientos locales y organización política, si se va a enfrentar el cambio climático de una manera justa.
Los autores, Tamra Gilbertson y Oscar Reyes, son ambos investigadores de Carbon Trade Watch. El proyecto combina investigación de gran calidad con apoyo y acompañamiento a movimientos sociales a través del mundo, lo que lo ha hecho un comentarista respetuoso en las políticas climáticas globales y justicia climática desde el 2002.

Carbon Trade Watch

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia