La alta radiactividad de Fukushima impide entrar a los técnicos









Las mediciones realizadas indican niveles de radiación elevados en los reactores 1 y 3 de la planta nuclear


Agencias



Los técnicos que trabajan en la central de Fukushima no pueden acceder a la planta después de que la Agencia de Seguridad Nuclear de Japón indicase este lunes que se han detectado elevados niveles de radiactividad en los edificios que albergan a los reactores 1 y 3 de la central, que sufrieron daños en sus sistemas de refrigeración causados por el tsunami.
Durante el domingo, la misma jornada en la que Tepco admitió que no podrá llevar a "parada fría" a los reactores hasta final de año, dos robots por control remoto fueron introducidos en las instalaciones para medir los niveles de radiación y otros parámetros. El control ha dado como resultado que en el reactor número 1 la radiación alcanzaba entre 10 y 49 milisievert por hora, y en el 3 entre 28 y 57 milisievert por hora, mientras que, según la televisión pública NHK, el viernes el nivel más alto de radiación detectado en la entrada de los edificios era de 2 a 4 milisievert por hora.
Por el momento, hasta dentro de tres meses no está previsto que se ponga en funcionamiento un sistema de refrigeración estable para las tres unidades dañadas y para la piscina de combustible del cuarto reactor. Mientras tanto, el Gobierno japonés ha indicado que una vez controlada la central se revisará de nuevo el perímetro de evacuación de los alrededores, que ahora mismo está establecido para un radio de entre 20 y 40 kilómetros.
*
Nota edición ERF y SLA:
El sievert (Sv) es la denominación -en honor del físico sueco Rolf Sievert, pionero en la radioprotección- de la unidad estándar internacional de dosis de radiación eficaz o dosis equivalente. Tiene en cuenta las características del tejido irradiado y la naturaleza de la radiación. Constituye la unidad paradigmática en protección contra las radiaciones ionizantes, pues , si bien con limitaciones, intenta expresar el riesgo de aparición de los efectos estocásticos, es decir, aleatorios, asociados al conjunto de las situaciones de exposición posibles. En la práctica el sievert es la dosis de energía absorbida -el gray- multiplicada por un factor de ponderación propio de cada radiación y órgano o tejido. Equivale a 100 rems, la antigua unidad de dosis equivalente (rem: roetgen equivalent man) El concepto inherente a esta unidad es que la misma cantidad de energía absorbida puede determinar efectos muy distintos según el tipo de radiación y el órgano expuesto. Por ejemplo, el factor de ponderación de los fotones gamma y de los electrones es uno, mientras que el de los protones es 5 y el de las partículas alfa sube a 20. El Sv es una magnitud muy elevada y usualmente se utilizan los submúltiplos milisievert (mSv: milésima de sievert) y microsievert (µSv: millonésima de sievert). Conviene tener presente -pues frecuentemente se malinterpreta o se usa falazmente- que, por definición, el sievert sólo puede utilizarse para evaluar el riesgo de aparición de efectos estocásticos en los seres humanos pero no sobre la fauna y la flora.
Algunas definiciones complementarias:
DOSIS ABSORBIDA: Medida de la energía depositada por la radiación ionizante en la unidad de masa del tejido biológico atravesado. Es un valor físico cuya unidad SI es el Gray (Gy). La unidad histórica es el rad (radiation absorbed dose).
DOSIS EQUIVALENTE: Se obtiene multiplicando la dosis absorbida por una constante (o factor de calidad) que varía según el tipo de radiación, la energía que lleva y el tejido en el que se encuentra. Así, para las radiaciones gamma y las beta este factor es 1, para los protones es 5, para los neutrones de 5 a 20 y para las partículas alfa de 20. Estos valores van siendo actualizados de forma permanente por el ICRP (International Council on Radiation Protection). La unidad de medición es el sievert (Sv).
DOSIS EFECTIVA (DOSIS EQUIVALENTE EFECTIVA): Es la dosis equivalente ponderada (corregida proporcionalmente) por la diferente sensibilidad de los distintos órganos y tejidos del cuerpo humano. Los factores de corrección se llaman factores de ponderación de los tejidos. Se mide en sievert (Sv): 1 Sv = 1 J/Kg. La unidad antigua era el rem: 1Sv=100 rem. Hasta hace poco este término se denominaba "dosis equivalente efectiva", pero las últimas recomendaciones de la ICRP han simplificado la denominación.
SIEVERT (SV): Es la unidad de dosis equivalente y de dosis efectiva. Corresponde a 100 rem y también se expresa en J/kg.

----------------------------------

Fukushima enviará 10.000 toneladas de agua radiactiva a un centro de tratamiento de residuos

Reunión entre funcionarios del Gobierno japonés y miembros de TEPCO en la sede de la eléctrica en Tokio (Japón). (REUTERS)


Las barras de combustible de los reactores uno y tres se han fundido parcialmente.
 
EFE.

La Compañía Eléctrica de Tokio (TEPCO) ha comenzado este martes a enviar agua altamente radiactiva del reactor número dos de la central de Fukushima a un centro de tratamiento de residuos nucleares, según ha informado la cadena estatal NHK.

De las 25.000 toneladas de agua contaminada que hay en este reactor, se espera que 10.000 sean trasladadas en los próximos 20 días. La Agencia de Seguridad Nuclear ha dado su aprobación del proceso, que utilizará una bomba para mover el agua hasta un depósito con capacidad para almacenar 30.000 toneladas. Las paredes de estas instalaciones están siendo reforzadas para evitar que posibles grietas puedan provocar derrames de residuos.
Fusión parcial de las barras de combustible
Por otro lado, la Agencia de Seguridad Nuclear de Japón ha confirmado que las barras de combustible de los reactores uno y tres de la central nuclear de Fukushima se han fundido parcialmente. Dos robots estadounidenses dirigidos por control remoto han registrado altos niveles de radiactividad en estos dos reactores. El objetivo era determinar si los trabajadores de la central podían acceder a estas instalaciones para reanudar las tareas de refrigeración, especialmente en el número tres, donde no ha entrado ningún operario desde la explosión de hidrógeno del mes pasado. Las barras del reactor dos podrían estar también dañadas ya que se ha detectado tecnecio-99, un elemento que solo se libera con la fusión de las barras de combustible.
Todavía descartan la fusión total del núcleo
Las mediciones realizadas en las piscinas del número dos, donde se acumulan 615 barras de combustible gastadas que han comenzado a filtrar agua contaminada al exterior, revelan niveles elevados de yodo y cesio radiactivo, con 4.100 y hasta 160.000 becquerelios, respectivamente. El jefe del Gabinete japonés, Yukio Edano, ha descartado que vaya a producirse una fusión total del núcleo de los seis reactores de Fukushima, en la medida que continúen las tareas de refrigeración. "En comparación con la situación anterior, puedo hablar de estabilización o, al menos, de que hemos conseguido enfriarlos hasta cierto punto. Si podemos continuar con la refrigeración, eso (la fusión total) es improbable", ha asegurado Edano.

------------------------------------------------------------

El desastre nuclear de Fukushima
¿Qué pasó el “Primer Día”?

Yoichi Shimatsu
Global Research

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens


El primer día del desastre de Fukushima, Tepco informó de que los reactores 1, 2 y 6 operaban cuando ocurrieron el terremoto y el tsunami y que los otros 3 reactores no contenían barras de combustible debido al mantenimiento periódico. Los reactores 1, 2 y 6 fueron diseñados por General Electric, el antiguo modelo Mark-1.
Luego el reactor 3 estalla y se quema y, sin corregir el primer informe, Tepco pasa a decir que 1, 2 y 3 estaban operando y que los otros no estaban en funcionamiento. El Nº 3, que funciona con combustible plutonio-uranio MOX, fue construido por Toshiba (el Nº 5 también es de Toshiba). Toshiba tiene una cooperación internacional con Westinghouse para construir plantas nucleares. La filtración del Nº 3, por lo tanto, es responsable de la filtración de plutonio.
Después se incendia el edificio del reactor 4, debido a una piscina de refrigeración seca para barras gastadas. El Nº 4 fue construido por Hitachi, que tiene una cooperación con GE para construir plantas nucleares y también para desarrollar actualmente un proceso de separación con láser (plasma) para extracción de plutonio.
El fuego es tan extremo (para el uranio empobrecido) que el reactor resulta dañado. Esto sugiere que el reactor 4 también estaba dañado en su interior, lo que significa que estaba en funcionamiento cuando ocurrió el tsunami, en una serie no prevista con uno de dos objetivos posibles: generación eléctrica fuera de línea por algún motivo dentro de Fukushima 1; o para una reacción controlada con el fin de reprocesar (enriquecimiento de neutrones) barras de combustible gastado para aumentar su contenido de uranio fisible (antes de la extracción).
Luego se estableció que los reactores 4 y 5 estaban generando gas de hidrógeno.
El gas H se produce cuando el proceso de fisión, que libera electrones y neutrones, divide moléculas de agua, H2O, en hidrógeno, oxígeno supercargado y algunos radicales hidroxilo. La presencia de una acumulación de gas indica que estos dos reactores contienen barras de combustible, contrariamente a las afirmaciones de Tepco. Esto significa que los reactores 4 y 5 habían estado recientemente operando o que los estaban preparando para operaciones de una naturaleza indeterminada (y no informada).
El otro misterio técnico es que los ingenieros de Tepco sugirieron que la energía eléctrica dentro de la planta fue interrumpida por algo diferente del tsunami. He mencionado antes esta posibilidad, la de que el terremoto y las interrupciones del control podrían haber causado que los ordenadores de control fueran vulnerables al virus Stuxnet.
La otra posibilidad que hay que considerar es que un suceso electromagnético de alta energía (por ejemplo un repentino estallido de energía producido por la liberación de gases ionizados del proceso de láser-plasma desmagnetizado) podría haber cortado todos los sistemas eléctricos, de manera similar a cómo una bomba de neutrones podría incapacitar un sistema de energía.
Los informes de la prensa registraron muy poca información al respecto, pero surgió como una admisión casi inadvertida durante la cobertura del desastre televisado minuto a minuto por NHK.
El otro gran misterio es la interrupción de un minuto de NHK World News cuando se mencionó el incendio y el cierre de la planta en la planta nuclear Onagawa en la Prefectura Miyagi.


Yoichi Shimatsu es editor especial de 4th Media y escritor medioambientalista. Vive en Hong Kong. Es antiguo editor del Japan Times Weekly y colaborador frecuente también de Global Research. 


Fuente: http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=24364

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques