DECLARACIÓN DE BARILOCHE






Vecinos y organizaciones patagónicos reunidos en asamblea en la ciudad de Bariloche, declaramos nuestra oposición firme a la energía nuclear por las siguientes razones:
       
- No es cierto que la energía nuclear sea limpia ni barata ni tampoco segura.  Lo que pasó en Japón puede pasar acá. La historia de la industria nuclear ya demostró,  con catastróficas evidencias,  que no hay "accidentes" ni "riesgo" sino una permanente amenaza y consecuencias concretas de una industria que nunca debió haber sido puesta en marcha. 
         
- No estamos dispuestos a que se arriesgue la salud de trabajadores, de comunidades vecinas a las instalaciones nucleares o a las minas de uranio,  del aire y del agua de rios y mares.
 
- El manejo y transporte de sustancias químicas o radioactivas también significa inseguridad en rutas y calles. Rechazamos cualquier política energética que fomente esta actividad, pues amenaza a ésta generación y las futuras. 
 
- No hay lugares apropiados para residuos nucleares en ninguna parte del mundo.
 
- Jamás se cumplen las normas nacionales ni internacionales de seguridad en cuestiones nucleares.  No podemos confiar en el control de la industria porque las personas que integran el Ente Nacional de Regulación de Energía Nuclear participan o han participado activamente en la industria nuclear.
 
- La legislación vigente impide la participación popular a ningún nivel, sea nacional, provincial ni municipal (Ley 24.804 de Actividades Nucleares y Ley 25.018 de Gestión de Residuos Radioactivos). En cambio favorece la permanencia de una obstinada tecnocracia vinculada a un negocio transnacional que se maneja con sus propios códigos y secretos con la excusa de que es "estratégico" o "militar".  
 
- La energía nuclear tiene un origen bélico y sigue siendo bélico (por ejemplo el subproducto de cualquier generación nuclear, aunque sea pacífica, es el uranio empobrecido que se usa para fabricar armas).
 
- La pregunta de fondo no es solo a qué precio vende o que subsidios recibió o recibe, en dinero o naturaleza, sino para qué, para quién y con cuales consecuencias se genera. No hace falta más energía, sin embargo los capitanes del modelo proponen generar más todavía para industrias como la mega-minería, que tampoco precisamos. Hay suficiente energía pero mal distribuida. Solo la mina Bajo la Alumbrera, por tomar un ejemplo entre muchos, consume la misma cantidad que la que produce la obsoleta central nuclear de Atucha (¡equivalente al consumo de toda la provincia de Tucumán!).  Si no habilitaramos proyectos megamineros no harían falta centrales como Atucha. 
 
- El actual modelo de producción, distribución, comercialización, y acceso a la energía es caro, socialmente injusto, inaccesible para toda la población, contaminante, deliberadamente complicado y ambientalmente insostenible. Nada tiene que ver con intereses nacionales, y que los inversores sean "importantes" no les agrega méritos. La nuclear forma parte de un sistema energético continental entendido como negocio, pero no como respuesta a necesidades sociales que, además, contemplen los límites ambientales y la salud. Implica que los negociantes y concesionarios de esa energía producida en la región reciban, igual que otras, enormes subsidios y ventajas, para que luego se venda a tarifas altas y -encima- haga posible el modelo extractivo actual (megaminería, agronegocios, hidrocarburos, etc.), a beneficio de empresas transnacionales y no de la población y sus economías locales.
 
Por lo tanto, declaramos y exigimos:
 
- Moratoria nuclear YA. Cerrar los reactores nucleares existentes.
- Cumplir las normas de seguridad para energía y transporte YA.  
- Que los ejercicios de prevención requeridos por las leyes vigentes y los simulacros de emergencias se cumplan e involucren a las poblaciones.
- Que se modifiquen las leyes 24.804/97 y 25.018/98 que dejaron fuera de debate la participación popular en cuestiones nucleares, al nivel nacional, provincial ni municipal.Que en cambio se abra el debate para una economía que no dependa de la hiperproducción y consumo de energía, que es el verdadero desafío social, científico y político.
- La creación de un ente regulador que involucre a grupos de investigación de universidades públicas que no tengan vínculo directo o indirecto con las industrias extractivas o energéticas, y organizaciones independientes.
- Amplia participación popular en cualquier asunto nuclear, respetando así el Art. 41 de la Constitución Nacional por el derecho de vivir en un ambiente sano y limpio.  Que se realice una consulta popular informada.
- La democratización de la información sobre el Plan Nuclear Argentino.
- Dado que la energía nuclear actualmente representa el 7% de la total producción energética nacional, que se reemplace por energías limpias, renovables y no peligrosas, como la solar o la eólica.
- No a la minería de uranio,  cualquiera sea su modalidad.
- No a la generación de residuos radioactivos ni la recepción de residuos radioactivos ajenos. Que se mantenga el combustible radioactivo existente en los reactores hasta tanto se encuentre un método seguro de resguardo. 
- Ya basta de mentiras y minimización de la tragedia de Japón.  No queremos otro Chernobyl  ni Fukushima en el planeta.
Convocamos al gobierno, a los partidos políticos, a la industria nuclear argentina, y a sus técnicos a comprometerse a una rápida transición hacia otros objetivos y medios que garanticen el cuidado de la salud y la vida.
 
San Carlos de Bariloche, 16 de abril 2011.
 
Asociación Civil Arbol de Pie-Comunidad del Limay-Asociación Ecologista Piuke-Asociación Lihue-Asamblea Comarcal contra el Saqueo del paralelo 42-Foro Permanente por el Medio Ambiente en Neuquén-Vecinos x el Agua, Trevelin- Alerta Angostura- Dejen de Desmontar- Soberanía Alimentaria del Foro Permanente por una Vida Digna de la Comarca Viedma-Carmen de Patagones-Asociación Civil El Brote-Proyecto Sur El Bolsón-Vecinos de Bahía Serena- Asamblea Patagónica contra al Contaminación y el Saqueo-Fundación Ecosur-GPS Grupo de Planificación Sustentable-Renace-Abrazo Verde-Uñopatun-Asamblea Sanidarios, Cuenca del Nahuel Huapi Limay, Neuquén y Negro-
 
Contacto: 
Grace de Haro: 02944 461196  
Piuke: Alejandro Yanniello 02944 15661465 ecopiuke@bariloche.com.ar miembro RENACE
www.renace.net
 
----------------------------------------------------------

ITALIA LLAMA A REFERENDUM CONTRA
LA ENERGIA NUCLEAR
Otra vez…
 
Italia lleva casi dos décadas y media de rechazo a la energía nuclear. En aquél entonces, un referendum puso fin a la existencia de centrales en territorio italiano. El actual gobierno de Silvio Berlusconi, contra las tendencias mundiales post Fukushima, aspira a retomar el uso de la energía nuclear.
            Italia, a través del referéndum de 1987, apenas un año después de Chernobyl, renunció a la energía atómica y desmontó los cuatro reactores que estaban en funcionamiento.
            El referéndum se llevará a cabo el 12 y 13 de junio y ha sido convocado por el gobierno, que pretende anular las declaraciones de “zonas no nucleares” en varios distritos que no aceptan el regreso a la nuclearización.
            Para que el referéndum sea válido, debe haber votado por lo menos 50% más uno de los ciudadanos. Pueden votar por el Referéndum todos los ciudadanos italianos inscritos para votar en el municipio italiano de residencia que tengan por lo menos 18 años y también los residentes en el exterior. Si es su caso, vote! En www.fermiamoilnucleare.it/sito/wp-content/uploads/2011/04/Voto-degli-Italiani-allestero_spagna.pdf hallará en español detalles para ese día.
 
Revise bien el texto, pues probablemente si vota por el SI, estará votando contra la energia nuclear y a favor del derecho sobre el agua como bien común. Revise la papeleta para asegurarse de la redacción final que tenga, y que no sea engañosa.  
 
INFORMESE http://www.fermiamoilnucleare.it

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia