Japón elevó al máximo el nivel de alerta nuclear por las filtraciones y la equipara con Chernobil








Pasó de 5 a 7 de la escala INES, el tope aplicado a la tragedia de Chernobyl.
PorTOKIO

El gobierno de Japón elevó esta madrugada de cinco al máximo de siete en la Escala Internacional para Incidentes Nucleares (INES) el nivel de alerta nuclear por la situación en la central nuclear de Fukushima, dañada por el terremoto y tsunami del 11 de marzo.
Este anuncio se produce luego que otro terremoto de 6,3 grados de magnitud sacudió ayer Tokio y sus alrededores. Su epicentro se ubicó justo frente a las costas de la prefectura de Chiba, al oriente de Tokio.
El Servicio de Seguridad Nuclear japonés elevó al nivel máximo de 7 en base a la escala de eventos nucleares y radiológicos, lo que l o puso al mismo nivel que la catástrofe de Chernobyl.Las medidas disponibles de la radiactividad que escapó de la central de Fukushima “muestran niveles equivalentes al nivel 7”, declaró un responsable del Servicio, un ente oficial.
La gravedad de un problema ocurrido en un enclave nuclear es evaluado por medio de la escala internacional INES, con el nivel 0 indicando que no hay ninguna anomalía y el 7, el más importante, señalando un accidente mayor, como el de Chernobyl.
Un nivel 7 significa que ha habido una “liberación mayor de materiales radiactivos”, con “efectos considerables para la salud y el medio ambiente” .
El Servicio de Seguridad había clasificado el accidente de Fukushima en el nivel 5, que corresponde a un “accidente de amplias consecuencias”, con “grave daño al núcleo del reactor”, pero incluyendo una “emisión limitada de material radiactivo al exterior”.

Dos accidentes diferentes

El portavoz de la Agencia de Seguridad Nuclear, Hidehiko Nishiyama, ha explicado que, a diferencia de Chernobil, en Fukushima el nivel de radiación, pese a ser alto, permite que los operarios trabajen en las instalaciones para estabilizar las cuatro unidades más dañadas.
Sin embargo, la empresa propietaria de la central, Tepco, afirmaba poco después que la cantidad de radiación liberada podría exceder la emitida tras el accidente de Chernobil.
Si Fukushima sigue emitiendo material radiactivo, es posible que la cantidad supere a la del incidente nuclear ocurrido en 1986 en Ucrania, indicó Junichi Matsumoto, de Tepco.
Nishiyama ha insistido en que los dos accidentes -los únicos que han recibido la calificación 7 de INES- son diferentes, ya que en Chernobil explotó el núcleo del reactor, mientras en Fukushima las detonaciones de hidrógeno afectaron al edificio externo de las unidades.
El aumento de la gravedad del accidente en la escala internacional está basado en los cálculos provisionales de la agencia nuclear japonesa, que ha detectado altas concentraciones de cesio y yodo radiactivo en la zona.
Según Nishiyama, las emisiones de yodo 131 desde el inicio de la crisis superan los 10.000 terabecquerel, por debajo de los cientos de miles de terabecquerel que se emitieron en Chernobil (Ucrania).
El 18 de marzo, una semana después de el devastador tsunami, Japón elevó la gravedad en Fukushima de 4 al nivel de 5, que lo situaba al nivel del accidente de la central nuclear estadounidense de Three Miles Island en 1979.
Este lunes, el Gobierno decidió, además, que ampliará las zonas de evacuación a otras zonas fuera del perímetro de veinte kilómetros desde la central, entre ellas el pueblo de Iitate a 40 kilómetros de distancia.
Incendio en el reactor 4
Poco antes de confirmarse la noticia, un nuevo incendio ya extinguido ha hecho saltar todas las alarmas en la central. En esta ocasión ha sido el reactor número 4 el que ha experimentado las llamas, según ha informado la agencia Kyodo. En la zona no se ha producido un cambio en los niveles de radiación, de acuerdo con la misma fuente.
El fuego fue detectado por un trabajador a las 6.38 de la mañana (21.38 GMT del lunes) en un edificio cerca de la salida de agua al mar del reactor. Según Tepco, la compañía operadora de la central, el operario detectó el humo en el lugar en el que se analizan muestras de agua al sur de la central e inmediatamente avisó a los bomberos que trabajan en las instalaciones, los cuales sofocaron el incendio.
La eléctrica aún investiga las causas del fuego, que pudo iniciarse en una zona de baterías y generadores.
Además, esta madrugada se producían dos nuevas réplicas. Una de magnitud 6,6 que sacudía la provincia central de Chiba y que se ha dejado sentir con claridad en la capital nipona. Y otra horas después de magnitud 6,3 y que obligaba a evacuar temporalmente la central.
En Tokio, el seísmo ha vuelto a sacudir los edificios, como ha ocurrido con frecuencia desde que el 11 de marzo se produjo el gran terremoto, que ya ha provocado 13.100 muertos y 13.700 desaparecidos.
Las líneas del metro de la capital y el servicio de tren bala o Shinkansen fueron paralizados temporalmente como medida de precaución, según la cadena de televisión NHK, al igual que las pistas del aeropuerto internacional de Narita.

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia