Bloqueo fronterizo entre Bolivia y Perú para protestar contra una minera canadiense



OMAL



El paso fronterizo entre Bolivia y Perú permanece bloqueado por la presencia de campesinos peruanos que se manifiestan en contra de la instalación de una transnacional dedicada a la explotación de minerales. El presidente Alan García amenazó el martes con levantar el bloqueo por la fuerza.
Los huelguistas tomaron la vía internacional que une Bolivia y Perú en las localidades de Desaguadero, Zepita, Yunguyo, Pomata y Juli, por donde pasa la ruta de carácter binacional. Los manifestantes exigen al Gobierno regional una ordenanza que prohíba concesiones mineras en la zona.
Tras solicitar la presencia de autoridades gubernamentales que se apersonen en la zona de bloqueo, una comisión ministerial llegó la víspera a la ciudad de Puno (sureste de Perú) y convocó a los dirigentes de la huelga a un diálogo de alto nivel.
La comisión está conformada por los viceministros peruanos de Minas, Fernando Gala, y del Interior, Jorge Luis Caloggero, y el director de la Oficina de Conflictos de la Presidencia del Consejo de Ministros, Ronald Ibarra.
Mientras el bloqueo gana cada día un mayor número de manifestantes, responsables de la Federación del Transporte Pesado Internacional de Bolivia acudieron a comienzos de semana a la Cancillería para que coadyuve a la solución del bloqueo en la localidad del Desaguadero.
El almirante Hugo Gonzalo Contreras Llanos, comandante de la Armada Boliviana, dijo que el bloqueo perjudica a personas, empresarios y transportistas que viven de la exportación e importación de productos en nuestro país.
Unos 600 vehículos bolivianos de carga pesada se encuentran varados en la frontera con Perú, como lo informó que encargado de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz (Cadex), Ramiro Monje, junto a otros 300 motorizados. Monje precisó que hay soja, aceite refinado y torta de soja que no pueden llegar al mercado del vecino país tras diez días de huelga.
Medios de comunicación locales informaron que cerca de 25 mil campesinos protestan en rechazo al proyecto de minería de la empresa canadiense Bear Creek con intenciones de explotar la actividad en la territorio peruano con posibles consecuencias medioambientales de gran impacto para las áreas donde habitan grupos étnicos.
Perú amenaza con usar la fuerza
El presidente de Perú, Alan García, amenazó el martes con levantar el bloqueo por la fuerza que desde hace más de una semana mantiene paralizado el paso fronterizo con Bolivia ante el rechazo de los huelguistas a los trabajos de minería en la zona.
"Estos desórdenes tienen el objetivo siempre de poner a la sociedad, y en este caso a Bolivia, contra la pared con una pistola en la cabeza", aseguró el martes el mandatario que el próximo 28 de julio entregará el poder a su sucesor luego de cinco años en el poder. "Para eso hay una comisión", recordó y enfatizó que de no llegar a un acuerdo "tendrá que actuar severamente la Policía", mientras no descartó que en estas protestas haya "intereses de tipo regional" y "extremistas" para favorecer "a alguien" en los comicios presidenciales.

Fuente: http://www.omal.info/www/article.php3?id_article=3971

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento

La humanidad tiene una oportunidad: La restauración masiva de bosques