jueves, 30 de junio de 2011

De la indignación a la felicidad





Peter Hartmann, Director CODEFF Aisén, Coordinador Coalición Ciudadana por Aisén Reserva de Vida
“No dudes que un grupo de personas reflexivas y comprometidas pueden cambiar el mundo, de hecho es lo único que ha logrado cambiarlo".  (Margaret Mead).
La campaña Patagonia sin Represas ha resultado ser una demostración más de que todos los grandes movimientos y cambios sociales, comienzan a germinar desde una idea y acción “loca” de un pequeño grupo, una pocas personas que logran echar a rodar una bola de nieve, con la suerte de encontrar terreno propicio para ello.
Así es como recordamos que en el 2004 aparentemente éramos solo dos organizaciones ambientales las ocupadas con el tema de Endesa invadiendo la Patagonia, a lo que en el verano 2005 se sumó la conformación de la Coalición Ciudadana por Aisén Reserva de Vida y la Agrupación Defensores del Espíritu de la Patagonia, para llegar en el 2007 a formar el Consejo de Defensa de la Patagonia, hoy con 77 organizaciones afiliadas, mas innumerables otros grupos que también han sido cruciales en la campaña, a estas alturas una creación colectiva. Claro que para que esto ocurriese hay que reconocer que fue necesario el trabajo previo, de años, del Grupo de Acción por el Bio Bio y el aprendizaje nuestro con Alumysa, cuyas represas pasaron bastante desapercibidas en ese tiempo y hoy intentan reaparecer en el proyecto Energía Austral. Y para el trabajo del GABB y del Comité Ciudadano por Aisén Reserva de Vida, fue necesario a su vez aquel previo, de muchos años, de otras organizaciones y personas, tales como International Rivers Network, Greenpeace, CODEFF, Max Neef, Contreras Manfredi y tantos otros.
Así es como podemos recordar hoy que las primeras encuestas, hace ya años, en que se preguntó por las represas en la Patagonia, dieron un resultado de algo mas de 30% de chilenos en contra, cifra que creció lentamente al 61% de los días previos a la aprobación del estudio de evaluación ambiental, EIA, del 9 de mayo. En esos años de las primeras encuestas,  tiempos de la presidenta Bachelet, La Moneda consideró que la valla política era el 60%. Una oposición ciudadana de sobre eso vuelve políticamente inviable el apoyo por el gobierno de turno. O sea, el costo político para ese gobierno se vuelve inmanejable, salvo que tenga aspiraciones antidemocráticas y/o políticamente suicidas.
La indignación que produjo la aprobación del EIA de HidroAysen del 9 de mayo y las consecuentes marchas mas multitudinarias de las ultimas tres décadas en Santiago y otras ciudades del país, mas la mayor jamás vista en Coyhaique, que llevaron a que la oposición a HidroAysén subiese a 74%, implican en cierta forma que ese proyecto se ha vuelto inviable, en lo político, en lo financiero y seguramente también en lo legal.
Con eso, la “causa país” Patagonia sin Represas, ha pasado de las etapas previas y de aquella de la indignación tras la aprobación (en la cual hay quienes se han quedado pegados, aunque hay que reconocer que parece que sin indignación hay menos movilización), a una de la ciudadanía empoderada  y de ser  mayoría nacional. Eso implica nuevas estrategias para una etapa tal vez aún más complicada que las anteriores, ya que significa traducir ese poder a propuestas y aprobación de políticas públicas, leyes, poder electoral. Eso no implica que no debamos seguir manifestándonos de múltiples formas para conseguir los objetivos.
Y en esto también tenemos mucho trabajo adelantado e ideas claras. Tenemos la mega-propuesta ciudadana Aisén Reserva de Vida, se trabaja en la propuesta de matriz y política energética nacional, esta la propuesta de recuperación de las aguas a ser bien nacional de uso público y como derecho humano, las propuestas de ordenamiento y valorización territorial, como aquella de Patagonia Patrimonio de la Humanidad, propuestas de descentralización, en fin. Y tenemos claro que debemos trabajar ahora en traducir estas propuestas en instrumentos y medidas concretas y permearlas hacia la política contingente, tan ausente de temas trascendentales. Y por cierto, así y de otras formas, mantener inviables y enterrar los megaproyectos destructivos de la Patagonia.
Las propuestas a que aludimos, evidentemente son de y por el bien común, por un desarrollo sustentable y una mejor región y país. Sustentabilidad implica mayor calidad de vida, la que es una percepción existencial. ¿Por qué en vez de aspirar a ser ricos y poderos o llenarnos de cachureos o megaproyectos, no podemos aspirar mejor a ser felices?
Por casualidad ¡justo! me encontré con un artículo sobre los lugares más felices del mundo, según Lonely Planet. Evidentemente suelen ser lugares casi desconocidos, pequeños, tranquilos y que ponen el acento en los servicios sociales y la sonrisa. Entre ellos están, la hermosa isla del Pacífico, Vanuatu, con fama de sin estrés, hospitalidad y amistad solidaria, Montreal en Canadá por ser acogedora, limpia, multicultural y su festival “Just for Laughs”, Colombia por sus paisajes, música y hedonismo nacional, Happy en Texas, “ciudad sin ceño fruncido”, Butan en el Himalaya, por no tener semáforos, ser hermoso, sus monasterios budistas y usar índice de felicidad per cápita, Malawi en África, cuyos habitantes lucen sonrisa de oreja a oreja a pesar de la pobreza , además de tener un parque nacional espectacular, Andorra, pequeñísimo país europeo con la esperanza de vida mas alta del mundo, Dinamarca que ostenta la medalla de oro y el nivel de vida mas alto del planeta y la mayor igualdad entre géneros y por último Hidakagwa en Japón con un desfile de carros alegóricos donde gritan, ¡warau, warau! (ríe, ríe) ¡y les funciona! 
¡¿Qué tal, si aparte de sin represas intentamos además el ser una Patagonia feliz?! A juzgar por los ejemplos, no es tan difícil.

eldivisadero.cl

---------------------------------------------------------------------


AYSENINOS CONVOCAN A “SOS MANIFESTACIÓN MUNDIAL POR LA PATAGONIA”

·               Hasta el momento se han sumado Rancagua y Santiago al llamado de solidaridad para proteger la Patagonia de las represas, realizado por el Movimiento Ciudadano Patagonia Unida.

Coyhaique, 29 de Junio 2011. El Movimiento Ciudadano Patagonia Unida (MCPU) ha realizado una alerta general convocando a la solidaridad internacional para proteger la Patagonia, a raíz de las pretensiones de HidroAysén y Energía Austral de construir por lo menos 9 represas e instalar miles de torres de alta tensión en un extenso tendido eléctrico asociado. “SOS Manifestación Mundial por Patagonia sin Represas” es el acto que se desarrollará desde Coyhaique hacia el mundo el sábado 2 de julio, jornada a la cual se han sumado acciones de apoyo en diversas ciudades de Chile. 
La acción internacional incluso ha concitado el apoyo del destacado escritor chileno Luis Sepúlveda, quien escribió el mensaje “desde Gijón, España, un abrazo a todas y todos los defensores de una Patagonia sin Represas” en el evento creado en las redes sociales.
El MCPU integra a múltiples organizaciones y dirigentes de la Región de Aysén, de carácter social, vecinal, ambiental y productivo (además de las propias organizaciones y ciudadanos que iniciaron la campaña Patagonia Sin Represas en la región), unidas en torno a este referente con el fin de avanzar en varios frentes con el fin de impedir la materialización de tales proyectos. 
Para este efecto el sábado 2 de julio, a partir de las 10:00 horas, se reunirán en Coyhaique los participantes en calle Errázuriz con Cañete y en el sector del parque Las Lumas, para dirigirse posteriormente hasta el mirador del río Simpson donde realizarán una acción que permita intensificar la atención internacional sobre el riesgo que hoy vive la Patagonia amenazada por los múltiples proyectos hidroeléctricos en carpeta.
A la convocatoria, apoyada por el Consejo de Defensa de la Patagonia,  se ha sumado la Asamblea Ciudadana de Santiago (que nació luego de las masivas movilizaciones de rechazo a HidroAysén post 9 de mayo) que prepara una acción para el viernes 1 de julio en Plaza Italia a partir de las 19:00 horas, y también Rancagua el 2 de julio en la Plaza Los Héroes a partir de las 15:00 horas.
Los organizadores de Aysén señalaron que esta actividad tiene el objetivo de mostrar mediante acciones simbólicas que la Patagonia necesita del apoyo mundial para su defensa, y el de sus comunidades, toda vez que el Gobierno de Sebastián Piñera ha hecho oídos sordos de la masiva movilización ciudadana que ha concitado el rechazo a la aprobación de la iniciativa del consorcio compuesto por las eléctricas ítalo-española Enel-Endesa y la chilena Colbún.
A las 5 represas de HidroAysén en los ríos Baker y Pascua, las 4 de Energía Austral en el fiordo Aysén (en evaluación Cuervo, y en carpeta Blanco, Cóndor y Blanquito), la prensa nacional informó está mañana que Endesa mantiene sus pretensiones de represar los ríos patagónicos Puelo y Futaleufú.

En tres días, nuestras actividades emiten más CO2 que todos los volcanes en un año







Las actividades que los seres humanos realizamos emiten en menos de tres días la cantidad que los volcanes suelen liberar en sus erupciones en un promedio de un año, como señala Discovery, citando una recopilación publicada en Eos, una revista de la American Geophysical Union, elaborada por el vulcanólogo Terrence Gerlach.
Gerlach compiló las estimaciones disponibles de las emisiones de CO2 de toda la actividad volcánica mundial tanto en tierra como bajo el mar y las comparó con las estimaciones de las emisiones humanas. Observó que tan sólo los cambios de uso humano de la tierra, que incluyen la deforestación, liberan 3,5 millones de toneladas métricas de CO2 por año. Los automóviles y camiones ligeros producen 2 millones de toneladas métricas y la producción de cemento produce 1,5 millones de toneladas.
Es decir, cualquiera de estas actividades emite, de forma individual, varias veces más CO2 que todos los volcanes del mundo cada año. En otra comparación, Gerlach informó que a fin de que las emisiones volcánicas alcancen a las de las actividades humanas, la erupción del Monte Santa Helena (Washington) del 18 de mayo de 1980 tendría que suceder cada 2,5 horas. Aquella erupción, ha sido la más mortal y destructiva en la historia de Estados Unidos.
Este año, ha habido erupciones volcánicas en Islandia, Chile, Nueva Zelandia e Indonesia. Incluso el Etna, el mítico volcán que se alza en el Parco Regionale dell’Etna, en el este de la isla de Sicilia, entró en erupción, expulsando lava por la zona sur este del su cráter oriental a principios de este año. 
Podemos quejarnos de la interrupción en el tráfico aéreo que han provocado estas erupciones, pero no echarles la culpa de los niveles de CO2 que agobian nuestra atmósfera.

Fotografía | USGS

Ballenas: Japón cede a EEUU el papel de villano





Por Marcela Valente




BUENOS AIRES, jun (Tierramérica) - Estados Unidos está ocupando el lugar de Japón en la defensa de la cacería de ballenas, pero en vez de pretender que se trata de caza científica lo hace bajo el paraguas de la cuota aborigen o de subsistencia.
Así lo advierten organizaciones conservacionistas de América Latina ante la próxima reunión de la Comisión Ballenera Internacional (CBI), que se celebrará del 3 al 5 de julio en la británica isla de Jersey.
Creada en 1946 para regular la caza y el comercio de cetáceos, la CBI está integrada por 89 países, incluyendo aquellos que reivindican la explotación de esas especies y los que sostienen una postura conservacionista, como el bloque latinoamericano.
José Truda Palazzo, ex comisionado de Brasil ante la CBI y actual coordinador del proyecto Ballena Franca Austral en el Centro de Conservación Cetácea de su país, dijo a Tierramérica que la nueva amenaza ya no viene de Japón sino de Estados Unidos.
"Hay un gran malestar en la región porque la delegación de Estados Unidos, que es agresiva y sin capacidad de negociación, va a intentar en Jersey reflotar una iniciativa que legitime la cacería", sostuvo.
Esta posición tiene una larga historia. Puesto que las poblaciones de muchas especies de cetáceos habían experimentado una caída radical y se encontraban en riesgo, la CBI dispuso una suspensión internacional a la cacería que entró en vigor en 1986. Desde entonces Japón se vale de un artículo de la Convención Internacional para la Regulación de la Caza de Ballenas que autoriza la "caza científica" para seguir capturando.
Organizaciones ecologistas estiman que Japón captura alrededor de 400 ejemplares por año, un número muy superior al que se supone se destina a fines investigativos, y lo hace incluso en "santuarios", es decir en zonas especialmente protegidas.
Estados Unidos era un país líder de la conservación ballenera, pero defendía la existencia de cuotas de subsistencia para los aborígenes del noroccidental estado de Alaska. En 2002 Japón hizo valer una mayoría de votos en la CBI y le bloqueó esta cuota.
Después de esa derrota, considerada por ambientalistas como una represalia japonesa al liderazgo conservacionista de Washington, Estados Unidos se mantuvo neutral. Pero desde hace tres años sus delegados se volvieron más favorables a la caza que Japón.
En la anterior reunión de la CBI, celebrada en 2010 en Agadir, Marruecos, Estados Unidos intentó aprobar un programa de reformas del organismo que mantenía la moratoria, pero proponía cuotas de caza y legitimaba las capturas japonesas.
Esa propuesta fracasó, entre otras razones por el rechazo masivo de América Latina junto a países como Australia.
En Jersey, la delegación estadounidense, con apoyo de Nueva Zelanda, volverá a la carga.
"Es un hecho muy desafortunado, porque (Estados Unidos) tenía una tradición conservacionista y de defensa del uso no letal, y ahora la delegación es proballenera", aseguró Truda Palazzo.
Según el brasileño, el cambio de Washington obedece a que "en el norte de Alaska las comunidades tradicionales tienen un inmenso poder político y mandan sus delegados a las reuniones de la CBI, pero no son auténticos esquimales que van en sus botes de piel y cazan con arpón".
"Tienen tecnología, subsidios del gobierno y no cazan por necesidad de subsistencia", aseguró. En su opinión, se trata de un asunto político doméstico de Estados Unidos, que pretende "tomar de rehenes" al resto de los miembros de la CBI.
El Grupo Buenos Aires (GBA), bloque latinoamericano en la CBI, ya adelantó que sostendrá el rechazo a esa iniciativa. Este grupo está conformado por Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Perú y Uruguay.
La argentina Roxana Schteinbarg, del Instituto de Conservación de Ballenas, coincidió en que la preocupación no está focalizada en Japón sino en Estados Unidos.
"En 2012 corresponde volver a negociar las cuotas aborígenes, y puede ser que Estados Unidos haya hecho un acuerdo bilateral con Japón para apoyarlo ahora y recibir su respaldo a esas cuotas el próximo año", dijo Schteinbarg a Tierramérica.
Pero no sólo Estados Unidos defiende esas cuotas para Alaska. También lo hacen Dinamarca para Groenlandia, Rusia y, en el mar Caribe, San Vincente y las Granadinas. "Estamos de acuerdo en que haya caza de subsistencia, pero creemos que no es el caso de la mayoría de estos países", agregó.
Schteinbarg aseveró que en países que defienden la cuota aborigen se emplean explosivos para capturar animales, y la carne se vende en supermercados en Groenlandia, por ejemplo, lo que determina que se trate de un uso comercial.
En este panorama es positivo que el GBA siga buscando una estrategia común, que en una negociación "puede marcar la diferencia", consideró la argentina.
En América Latina, una actividad turística como el avistamiento de cetáceos viene creciendo sin pausa en los últimos 40 años.
Hay 18 países de la región que la desarrollan, sostiene el "Estado del Avistamiento de Cetáceos en América Latina", publicado en 2008 por el Fondo Internacional para la Protección de los Animales y su Hábitat, Global Ocean y la Sociedad para la Conservación de las Ballenas y los Delfines.
Los delegados del grupo latinoamericano propondrán en Jersey cambios en el reglamento de la CBI para habilitar mayor participación de la sociedad civil, y volverán a plantear la creación del Santuario Ballenero del Atlántico Sur, una iniciativa que todavía no consigue consenso.
Elsa Cabrera, directora ejecutiva del Centro de Conservación Cetácea de Chile, informó a Tierramérica que para ampliar la participación ciudadana y empujar estas iniciativas antes de la reunión de Jersey se lleva a cabo una campaña de recolección de firmas en Internet, accesible en http://www.cerocazadeballenas.cl/.

* Este artículo fue publicado originalmente por la red latinoamericana de diarios de Tierramérica.

----------------------------------------------------------------------

MORATORIA BALLENERA, LA CRISIS QUE PIÑERA ALCANZÓ A DESACTIVAR





En las ONGs cundía el rumor de que durante su visita al país, el Presidente Barack Obama le habría solicitado a Sebastián Piñera que le ayudara a levantar la moratoria ballenera. Algo que desde la Cancillería desmiente tajantemente el comisionado chileno en la CBI, José Fernández, pero que se alimenta también de las críticas del mundo conservacionista a la gestión de Obama, que es cuestionada por aplicar una política ambientalista tanto o más laxa que la de su antecesor, George W. Bush.


(ElDínamo.cl) 

En marzo, Chile dio luz verde a resolución de la Comisión Ballenera Internacional que se abría a levantar la prohibición de caza. A último minuto, La Moneda ordenó retirar el apoyo.
Todo marchaba con tranquilidad en el segundo piso de la Cancillería el jueves 26 de mayo. La Mesa de Trabajo Consultivo sobre Ballenas analizaría la posición de Chile en la reunión 63 de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) que se realizará entre el 11 y 14 de julio en el Reino Unido. Sin embargo, el tono de la cita pasó rápidamente de una reunión de rutina a una mesa de control de crisis.
¿La razón? Representantes del Centro de Conservación Cetácea y Ecocéanos, Elsa Cabrera y Juan Carlos Cárdenas respectivamente, aprovecharon la instancia para expresar su malestar por el apoyo chileno a la propuesta IWC 63/7 -elaborada por Estados Unidos y Nueva Zelanda- sobre “el futuro de la Comisión Ballenera Internacional (CBI)".
Y es que según plantearon, en esta resolución -adoptada en marzo de 2011 en Bélgica por los tres países- se volvía a ceder frente a la imposición de la diplomacia norteamericana, tendiente a levantar la moratoria ballenera que existe desde hace 25 años.
La decisión de Chile de adherirse al IWC fue adoptada por el representante ante la CBI, José Luis Balmaceda, y para las ONGs alimentaba el rumor de que durante su visita al país, el Presidente Barack Obama le habría solicitado a Sebastián Piñera que le ayudara a levantar la moratoria ballenera. Algo que desde la Cancillería desmiente tajantemente el comisionado chileno en la CBI, José Fernández, pero que se alimenta también de las críticas del mundo conservacionista a la gestión de Obama, que es cuestionada por aplicar una política ambientalista tanto o más laxa que la de su antecesor, George W. Bush.
Prueba de ello, por ejemplo, es que con la excusa de realizar investigaciones, el mandatario estadounidense ordenó que se comenzaran a explotar los pozos petrolíferos ubicados en Alaska, situación que no se vivía desde hace 40 años.
Si bien el texto suscrito por Chile no dice de manera explícita que se otorgarán cuotas de caza, se deslizan frases como "reformar la gobernanza de la CBI" y "proveer un mecanismo para proyectos y generación de capacidades de países en desarrollo". Además de crear un grupo de trabajo “ad hoc”, pese que ya existe uno, que se ocupe de la “caza aborigen” de ballenas para familias inuit en Alaska.
En el encuentro realizado en la Cancillería participaron representantes de la Dirección de Medioambiente de la cartera (DIMA), Sernapesca, Sernatur, el Instituto Antártico Chileno (Inach), la Armada, el Ministerio de Medio Ambiente, el Centro de Conservación Cetácea y Ecocéanos. Estos últimos emplazaron al gobierno a explicar la falta de información y transparencia en la elaboración del documento IWC 63/7, que aparte de Chile contaba con el apoyo de los únicos dos países que durante 2009 y 2010 impulsaron el fin de la moratoria ballenera contra la caza comercial: Nueva Zelanda y Estados Unidos.
Aunque el documento fue elaborado durante la reunión de los países "like-minded" (conservacionistas) efectuada la primera semana de marzo en Bruselas, Bélgica, las condiciones del mismo se negociaron sin comunicarlo a ninguno de los demás miembros, lo que  posteriormente generó sorpresa.
La molestia de Piñera
A pesar de que en el ambiente político se resalta el estilo personalista de conducción del mandatario chileno, todo apunta a que Sebastián Piñera ignoraba completamente la decisión de la Cancillería en este tema.
De hecho, el Presidente  se enteró de la misma mientras estaba de vacaciones en Europa, y apenas regresó al país, el 5 de junio pasado, ordenó al Ministerio de Relaciones Exteriores retirar el apoyo a la resolución.
Es más, fuentes que conocen en detalle lo que sucedió en La Moneda dicen que el Jefe de Estado reaccionó de manera airada y le exigió a los encargados de la diplomacia resolver todo cuanto antes.
Y es que Piñera conoce bien el tema y sabe que los costos que le traería no sólo serían a nivel interno, sino que también con Brasil y Argentina, países miembros de la CBI que forman el poderoso Grupo de Buenos Aires (GBA). El único que ha puesto freno a las intenciones norteamericanas de volver a otorgar cuotas para cazar ballenas.
Ello, sumado al temor del Mandatario de que se produjeran nuevas movilizaciones medioambientalistas como las vividas tras la aprobación de HidroAysén, que provocaron que su popularidad se desplomara en las encuestas, hizo que a fines de la segunda semana de junio Chile retirara oficialmente su apoyo a la medida.

------------------------------------------

AMÉRICA LATINA DEFENDERÁ A LAS BALLENAS EN REUNIÓN INTERNACIONAL




Gobiernos y ONGs rechazarán caza comercial y el comercio de subproductos en la proxima reunión de la CBI que se realizará en Reino Unido.


Por: Elsa Cabrera
28 de junio de 2011
Entre el 21 y 22 de junio se reunieron en la capital Argentina, representantes de once gobiernos latinoamericanos ante la Comisión Ballenera Internacional (CBI) con el objetivo de definir una hoja de ruta para enfrentar, de manera coordinada y conjunta, la posición de la región durante la próxima reunión anual de este organismo internacional que se realizará entre el 11 y 14 de Julio en Jersey (Reino Unido). Conocido como Grupo Buenos Aires (GBA), este conjunto de países miembro de la CBI se ha caracterizado desde su creación en 2005 por consolidarse como un bloque negociador clave al momento de adoptar decisiones respecto al futuro de las poblaciones de ballenas a nivel global.
Como parte del trabajo conjunto realizado entre los miembros del GBA y la sociedad civil de América Latina y El Caribe, cerca de 30 organizaciones no gubernamentales (ONG) de más de una decena de países entregaron a sus representantes en Buenos Aires una declaración conjunta a “fin de considerar las peticiones ciudadanas al momento de adoptar decisiones sobre el futuro de especies que son clave para el desarrollo económico de nuestras comunidades costeras; y que forman parte irremplazable del patrimonio ecológico, natural y cultural, así como de la soberanía de los Estados ribereños”. Entre los catorce puntos destacados en el documento de las ONG como prioritarios para avanzar hacia la modernización de la CBI, la declaración adoptada por el GBA refleja un compromiso importante en varios de los temas pero también evidencia la necesidad de fortalecer ciertos aspectos relacionados principalmente a temas de fondo que afectan la gobernanza de la CBI.
PUNTOS DE ACUERDO
La defensa de la moratoria sobre la caza comercial de ballenas, el cierre de los vacíos legales que son utilizados por Japón, Islandia y Noruega para continuar la matanza y la promoción del uso no letal de las ballenas constituyen tres elementos en los cuales existe acuerdo entre lo adoptado por el GBA y lo solicitado por la sociedad civil latinoamericana. Los elementos menos conflictivos al interior de la CBI fueron tomados por el GBA para desarrollar “una hoja de ruta hacia la creación de un clima de confianza” que busca acentuar “temas como cambio climático, degradación del hábitat, colisiones con embarcaciones y otras amenazas; así como continuar profundizando en el marco de la CBI el trabajo relacionado con el avistaje responsable de cetáceos, la ética y el bienestar animal”. La declaración del GBA destaca la Estrategia Latinoamericana de Conservación de Cetáceos que fue adoptada en 2007, lo que coincide con la solicitud ciudadana de desarrollar un Plan de Acción para su implementación. La sinergia entre gobiernos y sociedad civil sobre esta materia constituye una valiosa oportunidad para avanzar de manera conjunta hacia el desarrollo de dicho plan. El GBA también subrayó su “firme oposición al comercio internacional de carne de ballena y sus derivados”, reafirmando el compromiso de la región a la moratoria vigente sobre este tipo de mercado.
La necesidad de rescatar la participación ciudadana en la CBI del restrictivo, anacrónico y excluyente sistema actual de observador acreditado constituye un elemento importante de la declaración del GBA, que “sostiene la adopción de enmiendas al reglamento para ampliar la participación de la sociedad civil en la CBI”. En este sentido, el llamado de la sociedad civil a “asegurar el acceso a la información, la transparencia y la plena participación de las organizaciones de la sociedad civil en los diversos procesos institucionales de la CBI” se consolida como uno de los temas prioritarios durante la próxima reunión de Jersey.
MAYORES ESFUERZOS

El “rechazo a la creación de nuevas categorías de caza, así como el aumento u otorgamiento de nuevas cuotas de caza aborigen, que son destinadas a encubrir operaciones balleneras comerciales, como la realizada por Groenlandia en la actualidad”, fue uno de los requerimientos de las ONG que fueron ignorados en la declaración del GBA y que resulta relevante incluir como prioritario. En especial considerando que la flexibilización de la CBI en esta materia autorizó en 2010 a Groenlandia la captura de ballenas jorobada de una población que es utilizada de manera no letal por países que forman parte del GBA, como es el caso de República Dominicana. Mas aun, estas matanzas – de subsistencia aborigen – se encuentran altamente cuestionadas por encubrir propósitos comerciales. El GBA tampoco quiso pronunciarse en la declaración sobre la posibilidad que Japón solicite cuotas de caza de “alivio” para comunidades afectadas por el terremoto y tsunami de marzo pasado. Sin embargo durante el debate entre la sociedad civil y los gobiernos al cierre de la reunión en Buenos Aires, quedó en evidencia que este tipo de propuestas no cuentan con el apoyo del bloque regional. El documento del GBA también desconoce la solicitud de la ciudadanía de rechazar una controversial propuesta de resolución presentada por Estados Unidos y Nueva Zelanda que podría, entre otros, reanudar el fracasado proceso de negociación de 2010. Pero al igual que el punto anterior hubo oportunidad de confirmar durante el debate que para el GBA el proceso de negociación esta “muerto”. Por otra parte, la necesidad de “avanzar hacia una real reforma de la CBI con el fin de adaptarla a las visiones e intereses de nuestro siglo” solicitada por las ONG fue tangencialmente abordado en la declaración mediante el “fortalecimiento de la CBI y de su agenda a favor de la conservación”.
La importancia que la región priorice el trabajo que realiza en el Comité de Conservación tampoco quedó reflejado en el documento del GBA. Este comité se reúne pocos días antes de la asamblea plenaria y es el único grupo de trabajo al interior de la CBI que está orientado exclusivamente a temas de gestión y uso no letal de cetáceos. Creado en 2003 con el apoyo de la mayoría de la Comisión, el Comité de Conservación constituye un orgullo para América Latina ya que fue una iniciativa liderada por México con el apoyo de los países de la región. En este contexto el GBA tiene la responsabilidad de fortalecer y consolidar dicho comité como el más importante y representativo de los intereses actuales de conservación y manejo no letal de cetáceos en la CBI. La importancia de fortalecer la participación activa en la CBI de investigadores latinoamericanos comprometidos con la política de conservación y el uso no letal no recibió el apoyo esperado. Si bien las ONG destacaron que el objetivo es “priorizar los intereses de América Latina en materia de investigación no letal de cetáceos para que la agenda y decisiones adoptadas por el Comité Científico de la CBI no sean sesgadas por una composición desbalanceada del mismo”, el GBA se limitó a expresar su “apoyo a la cooperación regional para la investigación y el uso no letal de cetáceos”. Resulta fundamental y estratégico fortalecer este tema en la agenda del GBA. A excepción de una mayor participación ciudadana en los procesos de la CBI, el tema de transparencia y la necesidad de avanzar hacia el fortalecimiento de la gobernanza de la Comisión quedó en deuda y es de esperar que sea incluido dentro de las prioridades del GBA para lapróxima reunión de Julio.
A pesar de no estar explícitamente incluida en la declaración del GBA la solicitud ciudadana de “realizar las gestiones necesarias para contar con la participación con derecho a voto de todos los miembros del GBA durante la próxima reunión de la CBI”, el reciente pago de la cuota por parte de República Dominicana y Colombia refleja los esfuerzos realizados y destaca la urgente necesidad que países como Uruguay, Perú y otros, puedan asistir a la asamblea anual de la CBI en Jersey con derecho a voto.
 Ecoceanos.cl

Argentina: Manifestación en repudio a acuerdo agroalimentario con China






BIODIVERSIDADLA

El 20 de junio, en la ciudad de General Roca, Río Negro, la Asamblea de Vecinos y Organizaciones del Alto Valle Movilizados por la Soberanía Alimentaria convocó una manifestación pública contra la política de "entrega territorial" de más de 320.000 ha a China por parte del Gobierno provincial.

Entrevista a Fabiana Vega (42), empleada judicial, activista del Grupo Soberanía Alimentaria.*

P: ¿Querés explicarnos de qué se trata el proyecto de inversión agroalimentario que acordó el Gobierno provincial con la empresa china Heilongjiang Beidahuang State Farms Business Trade Group Co., Ltd.?

R: El Gobierno arregló con la empresa arrendarle, cederle o venderle, o lo que sea, 320.000 ha de territorios, de valles cálidos, para la explotación que ellos decidan hacer. Se compromete a hacer todos los trámites, a no cobrarle impuestos y a contraer empréstitos para sistematizar el riego por un período de veinte años. Y se compromete, también, a cederle un sector del puerto de San Antonio Este y a construir lo que sea necesario para mejorar el aeropuerto de San Antonio Oeste para que ellos tengan acceso directo al puerto.

P: Según señala la asamblea, este convenio de cooperación tendría consecuencias sociales, ambientales y políticas incalculables. ¿Cuáles están evaluando?

R: La empresa estatal china se especializa en la biotecnología, y los cultivos que aplicarían acá serían todos modificados genéticamente, lo que conlleva que no se necesite tanta gente en el campo; se necesita un maquinista, alguien que pilotee un avión para fumigar y alguien que administre, y nada más. Es mentira que se va a dar trabajo. Implica que todo lo que esté cultivado vaya a ser fumigado; incluso se nos ha dicho que los chinos ni siquiera ponen las semillas, así que todo lo pondríamos nosotros. Los propietarios van a empezar a vivir de rentas en un barrio de la periferia. Significa que después de cierto tiempo nos arruinen la tierra, que no sirva para más nada. Y, además, que usen a tal punto el caudal del río que prácticamente nos lo va a dejar seco. Actualmente, la superficie irrigada es de unas 100.000 ha; 320.000 ha más significarían un consumo de agua infernal.

P: ¿Perdería la provincia de Río Negro el control sobre las tierras involucradas? ¿Creés que esas miles de hectáreas pasarían a formar parte de una suerte de jurisdicción o enclave del Estado chino?

R: Así es, porque es una empresa estatal china. No es un particular que quiere venir a producir en alguna chacra; no son familias de chinos. Es una empresa estatal que se va expandiendo. "Plan agroalimentario"... es una broma, porque ese tipo de producción no es un buen alimento. Y aunque usaran biodiésel; nosotros tenemos la posibilidad de generar otro tipo de combustibles. No necesitamos biodiésel.

P: Por su abundancia de recursos, ¿tiene la Argentina lo que otros necesitan? En otras provincias con una disponibilidad de recursos estratégicos semejante, ¿imaginás la generalización de este tipo de acuerdos?

R: China es importador de 22 millones de hectáreas de soja. No sé de que hayan firmado otro acuerdo así, agroalimentario. Sí sé que todas las provincias argentinas tienen acuerdos con empresas chinas respecto de la minería y de otras cosas. Todas las provincias tienen acuerdos de este tipo, no hay una sola que no lo tenga.

P: ¿Se puede pensar la soberanía nacional alimentaria por fuera del Estado?

R: Desde el principio queremos detener esto. Si a los productores locales les dieran las facilidades que se les dan a los chinos para producir, esto sería otra cosa, otra historia. Al argentino se lo ha atacado al punto tal que no llega a tener margen de rentabilidad para seguir produciendo. La gente que se va o que pierde sus campos no ha tenido margen para recuperarse, para producir como corresponde. El Estado va a tener que cambiar para adecuarse a la soberanía; aparentemente no tiene noción de lo que es... O no sé si el Estado, pero sí los Gobiernos actuales. Hablan de soberanía alimentaria como parte de un discurso hueco.

* Realizada por el Observatorio de Conflictos por los Recursos Naturales (OCRN) en alianza con Acción por la Biodiversidad.

¿Vía libre?




Chile habilita minería en área protegida

La Corte Suprema de Justicia chilena rechazó un recurso legal contra el proyecto minero Catanave, situado en una reserva nacional y a unos 60 kilómetros al sureste de la localidad de Putre, región de Arica y Parinacota, y generó así la reacción de indígenas aymaras y organizaciones ambientalistas.
“Se sienta un precedente nefasto para todas las áreas protegidas sobre todo del norte de Chile, donde más intensamente se desarrolla la minería”, dijo a Radio Mundo Real el activista chileno Lucio Cuenca, del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA). “Es abrir la puerta al desarrollo de gran minería en áreas protegidas, cuestión que hasta ahora había sido severamente limitada”, agregó.
La empresa a cargo del emprendimiento Catanave es Southern Copper Corporation (controlada mayoritariamente por Grupo México, que se define como uno de los principales productores de cobre del mundo). La compañía es responsable de graves afecciones ambientales en el sur de Perú.
El 3 de diciembre de 2010 la Comisión Regional de Medio Ambiente de Arica y Parinacota autorizó el proyecto en busca de oro y plata de Southern Copper Corporation. El alcalde de Putre, Aldo Carrasco, y la dirigencia aymara presentaron un recurso contra el emprendimiento y la forma en que fue aprobado. Sin embargo, el 16 de junio la Corte Suprema rechazó la solicitud.
La empresa ya está desarrollando siete sondeos exploratorios en terrenos vecinos al área protegida “Reserva Nacional Las Vicuñas”. Está pendiente el inicio de otros siete sondeos ya dentro de la reserva, en el cerro Catanave. El área fue también declarada Reserva Mundial de la Biósfera por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Se trata de un humedal de altura de gran fragilidad ecológica y que subsiste gracias a las aguas subterráneas, que serían utilizadas por Southern Copper Corporation. Se estima que cada sondeo necesitaría 40 000 litros de agua.
“El agua es escasa en la zona”, contó a Radio Mundo Real Lucio Cuenca. “Cualquier alteración o sobreconsumo que se haga a partir de una actividad industrial como la minería seguro que va a repercutir en la vida de la comunidad”, señaló.
Los aymaras y algunas organizaciones ambientalistas criticaron el fallo de la Corte Suprema. Cuenca manifestó que la decisión judicial viola convenios internacionales firmados por el Estado chileno sobre protección y gestión de áreas protegidas, y sobre derechos indígenas. Es el caso, por ejemplo, del Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), sobre derechos de los pueblos originarios, que Chile aprobó hace poco tiempo y rige en el país desde el año pasado.
En el caso del proyecto minero Catanave “no hubo consulta (previa e informada), como lo ha denunciado la comunidad indígena, y tampoco eso fue considerado como argumento por los tribunales de justicia nacionales”, manifestó Cuenca.
Se prevé que la dirigencia aymara siga con los trabajos de presión política, denuncia social y movilización, además de la posibilidad de recurrir a instancias internacionales por la vulneración del Estado chileno a los convenios que ha firmado. El representante del OLCA consideró que “a nivel nacional el camino legal estaría agotado con este fallo”. “Lo que queda acá es, por ejemplo, llevar el caso a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (dependiente de la Organización de Estados Americanos), pero eso es un camino que está en proceso de discusión y de resolución por parte de las comunidades locales”, agregó Cuenca.
(2011) Radio Mundo Real

Justicia descalza



Pepe Acacho, líder Shuar ecuatoriano, frente al tribunal ético contra la criminalización de la defensa del agua

Los defensores de derechos como el acceso al agua potable y la defensa de este recurso ante proyectos extractivos enfrentan en el Ecuador gravísimos cargos en demandas interpuestas no ya por las empresas transnacionales sino desde el propio Estado.
Así lo expresaron diferentes líderes de organizaciones campesinas e indígenas en el recientemente culminado Encuentro Continental en Defensa del Agua y la Pachamama realizado en el sur del país, concretamente en Cuenca, donde se ubican las principales concesiones de exploración y extracción minera.
“La justicia actúa como una serpiente: sólo muerde a los pies descalzos”, resumió el Dr. Carlos Pérez Guartambel, coordinador del Encuentro.
Tal fue el caso del presidente de la Federación Shuar, Pepe Acacho, quien junto a otros dirigentes de las culturas amazónicas han enfrentado procesamientos y presidio en base a un código penal empleado para la criminalización de la protesta.
Acacho relató las circunstancias por las cuales en febrero pasado fueron capturados líderes de los shuar y trasladados sin orden judicial a través de un operativo que incluyó helicópteros hacia un presidio de la capital, a pesar de encontrarse en negociaciones con el gobierno respecto a las demandas contra las empresas petroleras en la región amazónica.
Hasta el momento, Acacho y sus compañeros se encuentran bajo cargos de sabotaje y terrorismo y cumpliendo con medidas sustitutivas a la prisión que significan la imposibilidad de abandonar el país y la obligación de presentarse semanalmente en dependencias policiales de su provincia, Morona Santiago.
“Hoy somos saboteadores y terroristas cuando ayer éramos héroes de la patria. Estamos convencidos de que no importan los juicios y las cárceles sino la libertad de la población y la defensa de nuestros bienes naturales”, dijo Acacho.
(2011) Radio Mundo Real

El cuerno de África atraviesa la peor sequía de los últimos 60 años



En algunas zonas de Djibouti, Kenia, Somalia, Etiopía y Uganda, las condiciones de sequía son las peores en 60 años, según ha informado la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA). Eso es un estimado de 10 millones de personas enfrentando una grave crisis alimentaria, con tasas de desnutrición infantil que en algunas zonas duplican el umbral de emergencia debido al aumento de los precios de los alimentos.
Los desplazamientos y flujos de refugiados relacionados con la sequía están en aumento. Un promedio de 15 mil somalíes llegan a Kenia y Etiopía cada mes en busca de ayuda, de acuerdo con la información publicada por la ONU. Y la llegada de somalíes a los campamentos de refugiados en el noreste de Kenia -en una zona llamada Dadaab, el asentamiento de refugiados más grande del mundo- ha llevado al empeoramiento del hacinamiento debido a la escasez de recursos.
OCHA está pidiendo a los gobiernos, donantes y organismos de ayuda la ampliación de la respuesta de emergencia en todas las zonas afectadas, instando a intensificar los esfuerzos para evitar un mayor deterioro de la ya grave situación. También son necesarios más fondos para permitir que las agencias humanitarias proporcionen la asistencia necesaria. Los organismos de la ONU este año solicitaron 529 millones de dólares para Somalia, de los cuales sólo ha sido donada la mitad.
En Kenia, donde 525 millones de dólares son necesarios, aproximadamente 54% de ese dinero ha sido obtenido hasta ahora. El llamamiento de ayuda para Djibouti es de 39 millones de dólares, pero sólo 30% de esa cifra ha sido recibido. Europa está luchando con una crisis económica, pero su situación, al menos en el Oeste, no puede compararse con la de África. Francia, por ejemplo, está experimentando una grave sequía, pero los agricultores y los ciudadanos pueden confiar en que recibirán algún tipo de ayuda del gobierno.
Vía | www.un.org

miércoles, 29 de junio de 2011

¿Adivina qué Estado en quiebra de la UE es el cuarto importador mundial de armas?





Steve McGiffen
Spectrezine

Traducido por Juan Aballe Aramburu


Nada pone al descubierto la hipocresía de los que actualmente manejan la Unión Europea y de casi todos sus Estados mejor que el reciente descubrimiento del periodista francés Jean-Louis Denier según el cual el gobierno griego está siendo animado a gastar grandes sumas de dinero en una amplia gama de productos que no necesita y que nadie en su sano juicio quiere.
Después de haber pasado los últimos dos años argumentando que la austeridad no es la respuesta política "necesaria" ante la crisis financiera y económica, encuentro que lo que ahora está ocurriendo en realidad entre bastidores tampoco tiene nada que ver con la austeridad.

Resulta que durante toda esta crisis de la deuda pública griega, y bajo la dirección de los mismos potentados internacionales que imponen recortes en el gasto social, las pensiones, la asistencia sanitaria, el sector público y todos los demás objetivos habituales, el gobierno "socialista” del país ha seguido gastando grandes sumas de dinero en armamento. 

El hecho de que los principales proveedores de estas armas sean dos de los grandes defensores de la "austeridad" -EE.UU. y Alemania-, no debería sorprendernos. 

Hemos pasado de una situación en la que no sólo se acepta sino que se espera que los dirigentes mientan, a otra en la que la realidad ya no juega papel alguno en su discurso. 

A ojos de los políticos y los grandes medios de comunicación, Grecia quiz á sea una cleptocracia corrupta y mal gobernada, habitada por barones ladrones y trabajadores perezosos, irresponsables y tozudos, pero al menos están armados hasta los dientes.

La causa inmediata de la crisis financiera de Grecia fue que entre 2005 y 2008, se duplicó el valor de los préstamos de los bancos occidentales al gobierno del país. 

Al final de ese período, los préstamos ascendían a 160 mil millones de dólares. 

Al mismo tiempo, el proyecto de ley de "defensa" de este estado miembro de la Unión Europea relativamente pequeño y pobre crecía un tercio en cinco años (hasta 2009), convirtiéndose en el cuarto importador mundial de armamento.

Hablamos de un país de menos de 11 millones de habitantes, con una tasa de natalidad de las más bajas del mundo y una tasa negativa de crecimiento.

Grecia, con un PIB per cápita similar al de España no es tan pobre como a veces se asume, pero su riqueza está distribuida de manera desigual y sólo gasta el 4% de su presupuesto anual en educación, colocándolo en el puesto 105 en una tabla de clasificación global.

Dentro de la UE, sólo Eslovaquia gasta proporcionalmente menos en educación. El presupuesto griego de "defensa", sin embargo, es superior a éste, situándose en el 4,3% del PIB. Estas cifras pueden ser difíciles de creer. 

Hace más de dos mil años que ninguna parte de Grecia es una superpotencia, pero sus líderes prefieren las bombas a los libros. 

Es evidente que cada vez más, los rescates están en realidad directa o indirectamente dedicados a la compra de armas.

Año tras año, Grecia ha estado gastando dinero que no tiene en armas que no necesita. 

Según una investigación conjunta de jueces griegos y alemanes, para obtener contratos se ha utilizado el soborno a importantes políticos griegos, funcionarios públicos y líderes militares. 

El dinero para comprar este armamento es suministrado por los préstamos bancarios que vienen de los mismos países que venden las armas, incluidos los EE.UU., Alemania y Francia. 

Alrededor de tres mil millones de dólares en helicópteros de combate francés, dos mil millones en aviones de combate estadounidenses, más o menos la misma cifra que en aviones Mirage franceses, casi el triple en submarinos alemanes, y un insignificante medio millón más o menos en helicópteros de combate francés.

Se supone que esto excluye a Grecia de las recientes críticas del Secretario de Defensa saliente de EE.UU., Robert Gates, que afirman que los europeos no gastan lo suficiente en armarse. Lo que no está claro es de qué debe defenderse Grecia.

De hecho Turquía, su antiguo enemigo, está reduciendo gradualmente sus compras de armas y propuso el año pasado a Grecia a un acuerdo en virtud del cual ambos reduciría su gasto armamentístico en un 20%. A pesar de su crisis financiera, Grecia se negó a aceptarlo. 

A partir de 2009 Atenas comienza a tener dificultades para pagar las armas importadas, y en ese momento la UE comenzaron a mostrar preocupación.

Mientras podía cubrir el pago de las sumas astronómicas que gasta en armamento -un armamento que, afortunadamente, en su mayor parte lo más probable es que nunca sea utilizado-, nadie tenía un problema.

Esto sitúa en un nuevo e insólito contexto la reciente disputa entre Alemania y el Banco Central Europeo sobre cuál es la mejor manera de ayudar a Grecia a pagar sus deudas sin desestabilizar los mercados. Toda esta discusión sólo sirve para encubrir la realidad de una situación en la que un país de renta media ya no puede permitirse ofrecer a sus ciudadanos los medios para llevar una vida digna, productiva y satisfactoria, y sin embargo puede gastar miles de millones en instrumentos diseñados para acabar prematuramente con otras vidas.

De vuelta en Grecia, las protestas continúan mientras una nueva ronda de recortes, que ascienden a 6,5 mil millones de euros antes de finales de 2011, se debate en el Parlamento griego. 

Algunos diputados del gobernante ex-socialdemócrata PASOK están empezando a desertar. Hace poco una joven estudiante estadounidense que había estado observando los acontecimientos que se desarrollan en España me hizo una interesante pregunta.
Un levantamiento en una dictadura tiene, en cierto sentido, una solución fácil, me dijo: se puede introducir la democracia parlamentaria y esperar que eso proporcione una plataforma para resolver las reclamaciones de todos. 

¿Pero qué sucede si hay un levantamiento en una democracia parlamentaria? No pude responder.

Pero sospecho que quizá lo sepamos pronto.

Fuente: http://www.spectrezine.org/guess-which-bankrupt-eu-state-world’s-fourth-biggest-arms-importer

Chile: Marchas y protestas





Álvaro Cuadra

Las marchas y protestas son parte del paisaje urbano, en las sociedades democráticas modernas. Una marcha es la expresión de una protesta ciudadana, protagonizada - las más de las veces -, precisamente, por quienes no han tenido otras vías para manifestar sus puntos de vista. La marcha y la protesta es la voz de los sectores sociales más alejados del poder. Marchan y protestan los ciudadanos de a pie: trabajadores, estudiantes, minorías étnicas y sexuales. En una democracia marchan y protestan todos los ciudadanos que sienten vulnerados sus derechos.

Desde los balcones del poder y los privilegios resulta casi imposible comprender lo que significa una marcha y una protesta. De manera invariable, este tipo de manifestaciones son tenidas por amenazas, ante las cuales – por tanto - solo cabe la represión violenta. Este prejuicio es alimentado, casi de inmediato por las voces esclavas y serviles de muchos medios que hacen de la mentira su negocio y rasgan vestiduras contra el “vandalismo” y la “delincuencia”, olvidando de paso las dolorosas razones de quienes protestan en las calles. Cuando los estudiantes claman contra el lucro en la educación, por una educación gratuita o por un papel protagónico del estado en el ámbito educacional, están conquistando su propio pasado, están recordando decenios de luchas sociales que lograron avances significativos en esta materia en nuestro país. No estamos ante una quimera, estamos ante un reclamo moral frente a una situación vergonzante e inaceptable en un país que se reclama civilizado. Las marchas estudiantiles se instalan en un presente que nos trae la memoria de un otrora para restituir un principio de equidad y justicia social.

Las protestas y marchas actuales resultan ser una trama compleja de signos que acusan y reclaman. Ni parada militar ni carnaval, la marcha callejera posee la impronta de la comunicación no regimentada. Una marcha, habla y lo hace desde abajo, desde la vida común. Hablan, desde luego, las consignas que como un “mantra” urbano resuenan entre los edificios, hablan las pancartas que sintetizan en una palabra o en una frase tanta indignación contenida, hablan los rostros de quienes manifiestan juntos. Cuidado, en el paso de los miles subyace tenue y sutil el espíritu, el anhelo de justicia: Vox populi. Vox Dei. Diríase que el avance de la multitud por las avenidas de la ciudad resulta ser la metáfora inquietante de una historia siempre vigilada por las “fuerzas del orden”.

En la historia de las sociedades contemporáneas, las marchas y protestas suelen ser el preámbulo de un nuevo clima cultural que lucha por hacerse visible. Así, las protestas en París, Praga o Ciudad de México en los años sesenta, así en Madrid o el Cairo hace muy poco. Ante las marchas y protestas en las calles conviene no olvidar jamás que, finalmente, se trata de “nuestros” estudiantes, hijos, nietos, hermanos, “nuestros” trabajadores, en fin, “nuestros” ciudadanos que anhelan y reclaman una vida mejor. No olvidar este precepto básico es ya comenzar a desentrañar la dosis de verdad que se lee en tantas improvisadas consignas y pancartas, la dosis de futuro que se esconde detrás de cada grito apasionado, la dosis de libertad que se adivina en cada gesto.

(especial para ARGENPRESS.info)

-------------------------------------------------

La coyuntura actual
Movimientos sociales y crisis de legitimidad

Mario Garcés D.
Eco


En las últimas semanas, se suceden las demandas a la autoridad política para que autorice la realización de manifestaciones públicas por el centro de Santiago y algunas capitales de provincias. Primero, fueron las marchas de rechazo al proyecto de HidroAysen (unas espontáneas, otras más organizadas, en mayo y junio), y luego las marchas estudiantiles (entre 12 de mayo y 16 fines de junio, ya van tres marchas y se anuncia una más para esta semana). Lo sorprendente de estas movilizaciones es que han llevado a muchas personas a sumarse a la expresión pública del descontento. Las marchas en contra de HydroAysen llegaron a convocar a 40 mil personas y la primera marcha estudiantil sumó a 20 mil mientras que sobre la última se discute si fueron 70 mil o 100 mil. Sorprendente: ¡los chilenos vuelven a la calle!
En realidad, la sorpresa es doble, por una parte, hacía mucho tiempo que no se veían en Santiago de Chile, manifestaciones de esta magnitud (distinto era en los años sesenta, que nos acostumbramos a marchas de 200 mil, 500 mil y hasta un millón de personas); por otra parte, muchos sostienen que en estas marchas se está expresando no solo el descontento, sino la pérdida de credibilidad en el actual gobierno (de hecho, las encuestas refuerzan este último argumento, la popularidad del presidente cae especialmente porque la gente cada día cree menos en sus dichos).
Desde la teoría de los movimientos sociales, aparentemente no es tan sorpresiva la emergencia pública de los movimientos sociales, ya que estos, podríamos afirmar, tienen su propia temporalidad, que no es la misma que la de la actividad política. Mientras esta última esta regulada por las coyunturas electorales o ciertos ritos institucionales, la temporalidad de los movimientos sociales se relaciona más bien con el carácter y la naturaleza de sus demandas. Por ejemplo, los estudiantes se manifestaron el 2000 en el denominado ”mochilazo”; en el 2006, en la “revolución pingüina”; y, hoy en 2011, por la defensa de la “educación pública”. En las tres coyunturas, bajo distintos gobiernos, hay demandas que evolucionan o se reiteran de nuevas maneras. Pero, se trata del mismo movimiento, que se desenvuelve o desarrolla, en su propia temporalidad.
Desde la teoría política, la cuestión de la credibilidad en el gobierno y más ampliamente en el sistema político, es más complejo, ya que nos introduce necesariamente en la cuestión de legitimidad. ¿cuál es la legitimidad del sistema político chileno, que surge de una Constitución heredada de la dictadura y débilmente modificada en el contexto de una transición pactada en las alturas? ¿qué legitimidad puede tener el sistema binominal que solo hace posible la expresión de grandes bloques políticos y niega la posibilidad de expresión de las minorías en el sistema político? Y finalmente, ¿en qué medida pueden gozar de prestigio los políticos chilenos que han constituido su acción en un asunto mediático y retórico separado de las dificultades de la vida de la gente común?
Pues bien, en la actual coyuntura, pareciera que ambos problemas se acercan y superponen: los movimientos sociales adquieren nuevos desarrollos y mayor visibilidad y paralelamente el sistema político, alejado y sordo de la vida de los ciudadanos, pierde legitimidad, y es entonces progresivamente horadado por el “sentir ciudadano”.
Estamos, al menos inicialmente, en medio de una coyuntura particular, que hace visible el doble fenómeno: En primer lugar, la revalorización de la acción colectiva de los ciudadanos o de grupos sociales en temas con ya cierta antigüedad (la educación, al menos desde los años 80) y otros más nuevos (la ecología, al menos desde los 90). Podríamos agregar las demandas de los mapuches, que tienen la dificultad que no alcanzan expresión pública de grupos organizados en Santiago, pero ahí están persistentemente desde el inicio de la transición, cuando más de alguien pensaba o sostenía que el fin de la historia era también el fin de los movimientos sociales.
En segundo lugar, la crisis de “la política” en sus formas institucionales actuales, se manifiesta como “crisis de credibilidad” en el gobierno y el actual presidente, pero hay que admitir también que es refractaria de una crisis anterior, la de la Concertación, que no solo pierde la elección presidencial, sino que no logra remontar el desanimo de los ciudadanos con relación a sus propuestas y sus liderazgos (ni siquiera alcanza, en la actualidad, para ser una oposición efectiva en medio del desastre del gobierno).
Lamentablemente no somos “argentinos” para salir a las calles y gritar “que se vayan todos” como lo hicieron nuestros hermanos trasandinos en el año 2001; tampoco somos egipcios para instalarnos en la plaza hasta hacer caer al gobierno, como aconteció en el verano pasado. No! no hay que exagerar con la coyuntura, pero además, hay que admitir que “somos chilenos”. ¿Qué puede significar esta última afirmación? A falta de una buena sociología histórica –de la que somos deficitarios- solo se pueden formular hipótesis. Algunas de ellas podrían ser las siguientes: a) En Chile, la “acción colectiva”, pero más precisamente, la expresión pública del descontento se produce cuando se ha acumulado suficiente desencanto o frustración (dicho en chileno, cuando el agua nos comienza a llegar al cuello); b) Los movimientos sociales (movimiento obrero, campesino, pobladores, mujeres, etc.) se han desplegado en los tiempos largos de la historia, en ciclos de movilización, dependiendo de sus propias fuerzas (capacidades asociativas) y de la “oportunidades políticas” que se les presentan (mayor porosidad del Estado, espacios de participación, aliados, declinación o moderación de la represión etc.); c) El sistema político, como expresión de una forma constitucional, habitualmente se impone a la sociedad –Constituciones de 1833, de 1925 y 1980- de tal manera que la historia política que sigue a la imposición de la Carta Fundamental es el tiempo de sus sucesivas reformas, para ajustar las relaciones de poder en la elite (siglo XIX); para asegurar un mínimo de responsabilidad económica y social del Estado (desarrollismo y procesos de democratización, entre 1930 y 1973); para asegurar la “gobernabilidad post-dictatorial” (transición y “democracia de los acuerdos” entre los bloques en el poder).
Pero, en cada etapa de “reformas a la Constitución” concurren diversos actores sociales y políticos, con variadas direcciones y efectos: 1) las disputas en la elite para ajustar sus propias relaciones de poder; 2) la convocatoria al pueblo para dirimir algunos de los conflictos que dividen a la elite; 3) la autonomización de lo popular o la sociedad civil, habida cuenta de su propia historicidad (los movimientos sociales), que pueden desembocar en represión, cooptación, reformismo atenuado o, en plazos largos, crisis de legitimidad; 4) nuevos ciclos de gobernabilidad con baja legitimidad; 5) crisis global del sistema, que impone una nueva coyuntura constitucional.
Me parece que la actual crisis de credibilidad (y legitimidad) de la política chilena y el mayor protagonismo de los movimientos sociales pueden inscribirse en la alternativa 3, de autonomización de la sociedad civil, pero no sabemos de su eventual curso. Puede resolverse con un endurecimiento de la gestión estatal (nuevas formas de represión); juegos de cooptación, pero también, con más tiempo de maduración, devenir en “crisis política” que implique reformas mayores a la constitución, recolocando la cuestión de la “soberanía” como salida democrática a la crisis (puede tratarse, en este caso desde el fin del sistema binominal hasta el retorno de la “responsabilidad” del Estado en los asuntos económicos y sociales, como a salud, la educación, la inversión productiva, etc.).
La cuestión es, sin embargo, si estamos preparados para la democracia, concebida como “proceso histórico de creciente democratización de la vida social” que hace posible: a) el reconocimiento de las diferencias, pero sobre todo del “conflicto” como un componente inherente a la vida social y a la política (sin conflicto, no hay política, hay gobernabilidad); b) la legitimidad de una diversidad de actores –no solo los partidos, sino que sobre todo los actores sociales- que tienen derecho a participar e influir en el campo de “lo público”, es decir, de lo político; c) que las disputas por el poder no suponen la “eliminación” o el “exterminio” del otro, es decir, que los DDHH representan un aprendizaje y un fundamento para la acción política; d) que los derechos políticos y civiles son inviables sin derechos económicos y sociales (en Chile y América Latina, ello implica necesariamente enfrentar las enormes desigualdades) .

Mario Garcés D. es Docente del Departamento de Historia de la Universidad de Santiago de Chile y Director de ECO; Educación y Comunicaciones
 http://www.ongeco.cl/la-coyuntura-actual-movimientos-sociales-y-crisis-de-legitimidad



-------------------------------------------------------------


PATAGONIA SIN REPRESAS
La lección de Tasmania

Por  Alejandra Mancilla
Periodista y licenciada en Filosofía

alejandra@verdeseo.cl


Hace 27 años tuvo lugar el fallo “Tasmania contra Commonwealth”, mediante el cual el Tribunal Supremo de Australia prohibió la construcción de una represa en el río Franklin, que prometía reactivar la economía de ese estado-isla a costa de inundar un biosistema único, declarado patrimonio natural de la humanidad por la UNESCO

A comienzos de los años ’80, la tasa de desempleo en Tasmania era de 10 por ciento (la más alta del país), y el gobierno liberal local junto a algunos grandes industriales y empresarios veían la construcción de la represa como la solución a todos los males
Contra ellos, los miembros del naciente Partido Verde y la Wilderness Society (Sociedad para la Protección de la Vida Silvestre), junto a una serie de grupos comunitarios y ciudadanos independientes, propusieron otro modelo de crecimiento: uno basado en el cuidado de sus paisajes naturales
Sumando al final el apoyo del Partido Laborista, los opositores al proyecto generaron la mayor campaña ambiental en la historia de ese país, argumentando que era inconstitucional, porque violaba tanto leyes nacionales como tratados internacionales suscritos por Australia
Tras cinco años de protestas, marchas pacíficas y difusión mediática, se anotaron un triunfo que hoy es un hito en la historia del derecho ambiental                                                                                                                 
No puedo dejar de comparar este caso con el proyecto de construcción de cinco mega-represas en la Patagonia, que pretenden generar 2.750 MW (¡15 veces más que la represa Franklin!) para saciar la sed energética del Norte
Si en Tasmania al menos la energía producida iba a ser para consumo local, en Chile el plan es llevarla por una línea de transmisión de más de dos mil kilómetros, una de las más largas del planeta (¡y perdiendo 220 MW en el camino!)
Creo que los chilenos deberíamos hacernos conocidos por otros récords
Aquí van un par de lecciones del caso de Tasmania que hoy podrían ser de ayuda a quienes creemos que HidroAysén no es una alternativa viable
Es sabido que las conciencias de la mayoría no se ganan tanto con argumentos cuanto con mensajes impactantes, imágenes que no dejan a nadie incólume y jingles pegajosos que hacen cantar a todo el país a coro. Mediante un sólida campaña de comunicaciones, el movimiento de “No a las Represas en Tasmania” triunfó en todos estos frentes
Primero, se ganó el apoyo de intelectuales y personajes públicos que repitieron por todos los medios y con pasión lo que se perdería de llevarse a cabo el proyecto
Éstos ocuparon la primera línea en marchas, protestas y bloqueos de carreteras, terminando muchas veces en la cárcel (que en los momentos más críticos no daban abasto con tanto manifestante detenido)
Gracias a las generosas contribuciones de los convencidos, la campaña sonó también en las radios –“Deja fluir al río Franklin”–, pero sin duda lo que selló el destino a su favor fueron las espectaculares fotografías de Peter Dombrovskis: el río de aguas esmeralda bajando tranquilo por una garganta rocosa, rodeada de árboles milenarios medio escondidos en la niebla
“¿Votaría por un partido que quiere destruir esto?”, aparecía la pregunta más abajo
Pocos se habrían atrevido a decir que sí
Otro punto clave del éxito tasmano fue lograr convertir una campaña en un comienzo reducida a un estado a una que alcanzó a toda Australia
Se organizaron demostraciones en todo el país, se publicaron avisos en diarios locales y nacionales y se realizaron frecuentes encuestas de opinión para ir mostrando el creciente rechazo al proyecto
En tercer lugar, se entendió que la decisión final no era“técnica”, sino política
Más allá del frío análisis costo-beneficio, lo que estaba en juego era una visión de lo que los tasmanos querían ser
El Partido Verde y su fundador, Bob Brown, capitalizaron esta idea, y se convirtieron gracias a su éxito en actores cada vez más importantes en la escena política australiana: hoy los Verdes son parte de la coalición de gobierno, y Brown es uno de los senadores más populares
Por último, la campaña no fue de mera oposición, sino ante todo de propuesta: el No a la represa fue un Sí al turismo sustentable
Tres décadas después, se ve que la decisión fue acertada
Hoy éste es la segunda principal actividad económica y da trabajo a medio millón de tasmanos, generando mil millones de dólares anuales y atrayendo a casi un millón de visitantes (cercano a la mitad de los ingresos totales y del número de visitantes a nuestro país)
Además, Tasmania es actualmente el estado líder de Australia en producción de energía renovable, la que equivale a un 87 por ciento de su capacidad total
Ésta proviene del viento y de la hidroelectricidad (sí, de la hidroelectricidad, pero principalmente de centrales de pasada y de pequeña escala para uso local)                                                                                      
¿Cómo puede iluminarnos a los chilenos la experiencia tasmana? Creo que los argumentos de por qué No a Hidroaysén son contundentes: entre otros, que la opción que hoy se cree más barata será a mediano y largo plazo la más cara (e irreversible); que no es la única alternativa, porque tenemos sol, geotermia y viento en abundancia; que si beneficia a alguien, no es a los locales; y que un número creciente de estudios científicos muestran que las mega represas no son la energía limpia que claman ser.
La campaña “Patagonia sin Represas”, del Consejo para la Defensa de la Patagonia Chilena (CDP), los ha usado todos y ha hecho hasta aquí un trabajo encomiable, generado una voz potente por medio de Internet y de marchas por todo el país
En cuanto a las imágenes de la campaña, las reforzaría con otras imágenes de lo que realmente está en riesgo: las cinco mil hectáreas que efectivamente serían inundadas, el huemul que efectivamente perdería su hogar, el bosque por el cual efectivamente pasaría la línea de alta tensión
Menos metáfora y más realidad cruda, en suma
Frente a la feroz ofensiva comunicacional de HidroAysén y a las recientes denuncias de informes adulterados por organismos gubernamentales para favorecer el proyecto, creo por último que llegó la hora de “politizar” el tema, en el buen sentido de la palabra: convertirlo en debate nacional y no a puerta cerrada, exigirles a nuestros representantes en el Senado y en la Cámara que se pongan la camiseta a favor o en contra, pero que se la pongan, al menos para saber a quién darle el voto en las próximas elecciones; hacerle entender a la opinión pública que no hay que ser ambientalista para oponerse, sino simplemente contar con un poco de sentido común
Junto al No a las represas debe fortalecerse un Sí a visiones alternativas de desarrollo
Lo que está en juego no es sólo uno de los lugares más prístinos de Chile, sino del planeta. Conociendo los antecedentes, sólo una conclusión me parece posible:
Una Patagonia vale más que mil represas

http://elcorreodiario.wordpress.com/tag/hidroaysen/

Tierra y Cenizas





La erupción en el Cordón del Caulle, de paso que muestra hasta dónde llega la realidad de nuestras solemnes fronteras, muestra también otras realidades.
En la ciudad, en mayor o menor grado, se sufren inconvenientes que se suman a los habituales. Al día de hoy, un problema central es la fuerte reducción de la actividad turística. Como siempre, el mayor costo es para los trabajadores. No sólo aquellos directamente relacionados con el turismo, sino una extensa gama de empleados y cuentapropistas cuyo rasgo común es la economía del día a día. Si bien funcionarios y entidades empresarias y algunos sindicatos gestionan paliativos, el alivio será mayormente para los sectores organizados y con mayor capacidad de gestión y presión.
Muy distinta es la situación para los pobladores de la zona rural. Para ellos, se agrega otro problema de gravedad incomparablemente mayor: el material volcánico, al cubrir pasturas y aguadas, significa segura mortandad ovina, (habrá que evaluar sus alcances) aún contando con el abastecimiento con forraje que se está haciendo por la situación de emergencia.
1. Destacamos como hechos positivos ante esta adversidad:

• El estado Nacional y Provincial han reaccionado rápidamente, poniendo recursos a disposición, que aunque escasos ante la tragedia permiten llevar alivio.
• Se ha conformado en Ingeniero Jacobacci una unidad de acción ante la emergencia, que pone en una misma mesa a todos los actores (Municipio, Defensa Civil, organismos nacionales y provinciales y las organizaciones de productores). Ese espacio ha trabajado de modo coordinado, evaluando día a día la situación, estableciendo criterios y operando en el medio de una situación muy complicada desde todo punto de vista. Se ha transformado así en el vocero de todos los sectores, y en el lugar donde se centralizan todas las acciones.
• Aparecen en todos lados gestos y acciones solidarias. Colectas, apoyos diversos, jóvenes moviéndose, amplia difusión de la situación. Estos hechos nos ponen ante la evidencia de valores humanos que en estas crisis alientan y esperanzan.

2. Sin embargo:
• El transporte de forraje y otros elementos para la emergencia tiene un cuello de botella, surgido de la acción de las cenizas, que dificulta y encarece los fletes, rompe motores, etc. Podemos decir, con conocimiento del tema, que parte de la solución al problema está en el Tren Patagónico, puesto que se podría llevar la carga con camiones hasta alguna de las localidades vecinas a la vía férrea que permanecen a salvo de la ceniza, transbordar allí al tren y descargar en Ing. Jacobacci. Sabemos que al momento de salir este documento el tren ha realizado un viaje. Saludamos este hecho positivo, pero no podemos dejar de decir que las condiciones dudosas no garantizan continuidad.
• La situación pone en evidencia otros problemas mucho más estructurales: no hay vehículos adecuados para el transporte a los parajes, los caminos están destrozados, la vida de la gente en el campo y en los pueblos de la línea tiene precariedades y pobreza que ante este desastre se agudizan, y encima el invierno durísimo, recién empieza.
• Años de impunidad en muy diferentes ámbitos de la actividad pública parecen haber moldeado en la irresponsabilidad más completa el carácter de algunos funcionarios: del envío de unos 35.000 fardos sólo resultaron de utilidad alrededor de un 15%, puesto que el resto estaba ardido o formado por basura (ramas, hojas, descarte de podas), según informe del 20/6 de la Coordinadora del Parlamento del Pueblo Mapuche de Río Negro, cosa que pudieron comprobar sobre el terreno algunos de los firmantes de esta nota.

3. Lo que sigue:
La zona sur viene de un largo período de sequía, 5 años con valores por debajo de la media histórica. No ha habido acciones del estado coherentes con esta situación que agrava el proceso de desertificación que se viene sufriendo.
Los servicios en la zona rural están precarizándose, y nunca fueron buenos. Las escuelas se van cerrando, como resultado de que la matrícula baja y baja. La atención de la salud tiene enormes carencias y en muchos parajes no existe. De los caminos ya hablamos. La vivienda rural no ha merecido, salvo excepciones, acción del estado. Se sigue viviendo en pleno siglo 21 sin luz eléctrica en la mayoría de los hogares, y en muchos sin agua en la casa, trayendo para el consumo de un pozo o aguada, ahora lleno de ceniza. Ha habido acciones del estado en proyectos productivos, y de infraestructura, pero insuficientes. Es de destacar no obstante un proceso organizativo interesante que habla claro de la voluntad de lucha y de trabajo de los pobladores.
La explosión de un volcán es un hecho natural. Pero las consecuencias tienen este contexto que acabamos de describir. Creemos que de no tomar medidas adecuadas las tendencias se van a agravar dramáticamente, con mayor éxodo y abandono de campos, urbanización en malas condiciones de vida y seguramente concentración de la tierra en menos manos. Hoy la estructura de productores de la región sur es de aproximadamente 3000 familias. No sabemos cuántas pueden quedar si no se llevan adelante políticas de contención que exceden ampliamente la emergencia. Porque además, ya se viene expresando un creciente interés inmobiliario.

4. Propuestas:
4.1. En lo inmediato:
Una vez culminado el operativo de urgencia es indispensable considerar la situación que se planteará al fin del invierno - principio de primavera. Los animales que sobrevivan van a llegar a ese momento (último tercio de la preñez/parición) en malas condiciones. Será allí nuevamente necesario contar con disponibilidad abundante de forraje.
• Es necesario establecer un sistema de evaluación y seguimiento. Debe hacerse combinando acción del estado y de las organizaciones sociales y de productores. Es difícil evaluar hoy el alcance de un impacto que sabemos negativo pero no podemos dimensionar del todo. De este seguimiento se deben desprender acciones concretas, lo que supone disponibilidad coherente de recursos para llevarlas adelante. Destacamos: cuando lo inmediato de la emergencia pase las cosas tienden a olvidarse. Justo en ese momento la situación se va a agravar. Es indispensable considerar como acción de estado la transferencia de recursos de otros sectores de la economía.
• De esa evaluación surgirán las acciones: repoblamiento de campos, subsidios hasta tanto se garanticen condiciones para ese repoblamiento, organización de acopios de forraje para futuras emergencias, etc.
• Fuera de las acciones citadas es indispensable poner en marcha un programa sistemático y serio de trabajo que apunte a mejorar condiciones de vida, de trabajo y producción.
4.2. En lo mediato:
Transcribimos a continuación parte del documento que referencia al “Grupo de tierras Bariloche” (abril 2011), que define el marco conceptual de estas organizaciones: “El modo de producción actual degrada el suelo, contamina el agua y concentra la propiedad en pocas manos. Así la ganadería extensiva, característica de los pastizales naturales de Patagonia en general y de la región sur de Río Negro en particular, ha conducido a un proceso de desertificación que es el resultado de concebir el recurso forrajero como inagotable y exigirle rentabilidad mediante sobrecargas. En los valles irrigados, la fruticultura produce un enorme proceso de concentración de la riqueza en las grandes empresas transnacionales que abarcan todo el negocio (producción, acondicionamiento, exportación), mientras que los trabajadores y los pequeños y medianos productores son solo variables de ajuste. Al mismo tiempo el modo de producir contamina frenéticamente el suelo y el agua de regadío. En la zona andina el interés por aspectos paisajísticos, la tierra y el agua, definen activos negocios inmobiliarios que acaparan, acumulan, a la vez que desplazan poblaciones. Se agrega el acuerdo con gobierno y empresas chinas, en los que 320.000 hectáreas pasan a producción mediante destrucción del monte nativo, infraestructura de riego, y prácticas agrícolas que no retienen suelo, ni gente, ni generan mano de obra. El proceso de desertificación es una constante.”
Ante la situación concreta, agregamos, tomando elementos del mismo documento:
• Se vuelve cada día mas necesario discutir los sistemas productivos que hoy aparecen como profundamente conflictivos, y tienden fuertemente a la exclusión, a la concentración y a serios daños ambientales, con graves secuelas en la salud de las poblaciones. En ese sentido, esta situación dramática es también una oportunidad.
• Es necesario comprender y modificar los marcos de legalidad. Por poner un ejemplo: la reforma constitucional del 94, en la que los recursos estratégicos son cedidos a las provincias, desguazando el control de los mismos por parte del estado nacional.
• Creemos en la necesidad de trabajar sobre un sistema alternativo, que abarque aspectos políticos, judiciales, económicos, ambientales, educativos, de servicios. No puede hacerse en “laboratorio”. Es una construcción que apunta a defender la tierra en manos de los agricultores familiares, y por lo tanto implica discutir con ellos y con el resto de la sociedad. Seguramente esto es trabajoso, no obstante servirá de base a cualquier planteo que pretenda modificar situaciones de fondo y no quedarse en meros paliativos. Debería servir de base a genuinas políticas de estado.
• Buscamos unidad, contemplando fuertemente el vínculo entre lo rural y lo urbano. Los problemas que enfrentamos no son rurales. No afectan sólo a los pobres rurales, a las comunidades indígenas, a los trabajadores del campo. No intervenimos únicamente porque somos solidarios. Lo hacemos porque en ello está en juego nuestras vidas, vivamos donde vivamos.
• Consideramos fundamental trabajar conjuntamente en la construcción de nuevas ideas que sean el fundamento de nuevas prácticas que permitan visualizar que otro modo de producir y consumir es posible y es mejor para las personas y para la vida en su conjunto. Desde nuestra mirada, no logramos imaginar salidas de fondo sin una distribución y modo de uso diferente de la tierra, es decir sin poner en marcha una profunda e integral reforma agraria.
4.3. Finalmente:
Convocamos a quienes acuerden con estas ideas, organizaciones o personas a sumarse a un trabajo que será permanente, y en el que trataremos de hacer eje en la construcción colectiva de propuestas. Deberán tener lugar allí todos los debates, y en espacios amplios poder canalizar inquietudes personales y colectivas. Trabajadores; estudiantes; profesionales; técnicos; agricultores familiares; habitantes urbanos y rurales serán protagonistas: universidades publicas y privadas, instituciones del estado, organizaciones sociales y de productores los espacios concretos de trabajo.

Bariloche 27 de junio de 2011. “Movimiento por la tierra Bariloche”
movimientoporlatierrabche@gmail.com
-Colectivo Al Margen.
-Movimiento 27 de octubre.
-Asamblea Comarcal contra el saqueo y la contaminación.
-Pastoral Social.
-Feria franca de horticultores Bariloche.
-Comunidad del Limay.