lunes, 18 de enero de 2016

Abejas ‘amenazadas’ en Europa


Estas nuevas evaluaciones de los pesticidas clotianidina, tiametoxam e imidacloprid estarán finalizados en enero del año que viene y tendrán en cuenta los datos fruto de nuevos estudios e investigaciones que han sido llevados a cabo desde los últimos análisis efectuados, en particular la información recogida en la recopilación de datos de la EFSA en 2015.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) actualizará sus análisis sobre los riesgos que los neonicotinoides, utilizados frecuentemente como plaguicidas en la siembra del girasol, la colza, el algodón y el maíz, plantean para la salud de las abejas, según ha informado en un comunicado. Estas nuevas evaluaciones de los pesticidas clotianidina, tiametoxam e imidacloprid estarán finalizados en enero del año que viene y tendrán en cuenta los datos fruto de nuevos estudios e investigaciones que han sido llevados a cabo desde los últimos análisis efectuados, en particular la información recogida en la recopilación de datos de la EFSA en 2015. La propia agencia concluyó en agosto del año pasado que estos tres pesticidas en spray plantean un riesgo para las abejas. De hecho, la Unión Europea prohibió en 2013 el uso de estos químicos durante dos años para el tratamiento de semillas y el suelo en caso de cultivos atractivos para estos insectos y los cereales, salvo los de invierno, y excepto para su uso en invernaderos o en el campo tras la floración. Estos tres pesticidas, comercializados en Europa por Bayer y Syngenta, pueden afectar al sistema nervioso de los insectos cansándoles parálisis y hasta la muerte, aunque no suponen un riesgo para la salud humana. ep