miércoles, 27 de enero de 2016

Barrick Gold se iría de Argentina y de Chile... Victoria para ambientalistas y para los glaciares


"Complicaciones por contaminación, cierres judiciales en Chile por violaciones a la ley, glaciares destruidos y tapados por contaminación proveniente de la mina, comunidades movilizadas en su contra, humedales de alta montaña destruidos, accidentes fatales y varias denuncias internacionales en su contra."
 
Jueves 21 de Enero, 2016 – Vancouver, Canadá

“El proceso de reducción ha sido completado de acuerdo al cronograma y el plan de suspensión temporario ha sido aprobado por las autoridades chilenas. Esto nos permitirá completar la transición hacia el cuidado y mantenimiento, y nos debería permitir reducir costos materiales en el proyecto durante el 2016”. — (de la página de Barrick Gold)
 
Este código eufemístico para las bolsas financieras que aparece hoy en la página de Internet de Barrick Gold indicaría que la fiesta se acabó para Barrick Gold en Argentina y en Chile, … en otras palabras, la empresa podría estar anunciando próximamente (las opiniones indican que seria en febrero del 2016) que cerraría sus puertas y se iría de Argentina y de Chile. Según voces en el sector minero, Barrick Gold, la mayor empresa minera de oro del mundo, daría por perdido el mega proyecto Pascua Lama, buscando quizás algún comprador de los activos controvertidos que se ubican sobre glaciares y ambiente periglacial en los Andes Centrales. "Cierra la puerta y se va", dijo un representante de un medio conocido que no quiere revelar su fuente hasta que Barrick Gold no haga su anuncio públicamente.
Complicaciones por contaminación, cierres judiciales en Chile por violaciones a la ley, glaciares destruidos y tapados por contaminación proveniente de la mina, comunidades movilizadas en su contra, humedales de alta montaña destruidos, accidentes fatales y varias denuncias internacionales en su contra, y quizás aun más preocupante, una ley en Argentina (la Ley de Glaciares) que hace ilegal al proyecto binacional Pascua Lama con una causa irresuelta en la Corte Suprema, han sumado demasiadas complicaciones y heridas para la gigante Barrick Gold. Es momento quizás, dicen expertos del sector, de tomar las perdidas y buscar fortuna en otra parte.
Hace ya varios años que Barrick Gold se enfrentó con el irremediable hecho que su proyecto Pascua Lama está ubicado entre, y rodeado por, más de 400 glaciares, glaciares de escombro y otros recursos de hielo perenne como es el suelo congelado (permafrost) del ambiente periglacial. Al inicio, la empresa ignoró la presencia del hielo, proponiendo dinamitar los glaciares y removerlos con topadoras para obtener el oro, porque según la misma Barrick Gold, los glaciares son un peligro para el ambiente! Cuando esta propuesta no prosperó Barrick tuvo que volver a la mesa de diseño y proponer un plan de protección de glaciares en Pascua Lama. Pero poco a poco fue descubriendo que la mineria y los glaciares, y los ambientes periglaciales, son incompatibles.
Hoy estas reservas hídricas criogénicas (de hielo) son protegidas por ley en Argentina y son cada vez más políticamente sensibles en el estado vecino de Chile donde las autoridades ambientales han tomado la iniciativa que en Argentina los funcionarios públicos y la justicia no tienen el coraje (o la voluntad) de tomar, … frenar a Pascua Lama por su contaminación. Esto intentó hacer Romina Picolotti, Secretaria de Ambiente de Argentina entre 2006-2008, por medio de su apoyo a la Ley de Glaciares, ley que apuntaba a cerrar las operaciones de la multinacional canadiense por su impacto inevitable en glaciares y ambiente periglacial en la provincia de San Juan. Esta lucha de Picolotti le costó su renuncia del gobierno por el veto de Cristina Fernandez a la Ley de Glaciares, aprobada unánimemente por el Congreso Nacional–el denominado Veto de Barrick Gold. Desde su salida del gobierno la autoridad ambiental Argentina cosecha un cero absoluto en seguimiento al tema, no habiendo hecho absolutamente nada para implementar la ley de glaciares y lograr controlar la mineria que hoy opera en zona de hielo glaciar incluyendo los dos principales proyectos mineros de Barrick Gold en San Juan, Pascua Lama y Veladero.
Pero poco después de la partida del gobierno de Picolotti, un informe del Centro de Derechos Humanos y Ambiente–CEDHA (ONG presidida por Picolotti), Los Glaciares de Barrick, reveló lo que las autoridades en San Juan Argentina niegan una y otra vez, la masiva presencia de hielo perenne en el lugar del proyecto, haciéndolo no solamente illegal por la ley federal de protección de glaciares, sino además por la misma ley provincial sanjuanina, que también protege a estos majestuosos recursos. Inclusive informes más antiguos de los propios consultores de Barrick Gold y de geólogos del IANIGLA en Argentina, ya hablaban de grandes glaciares y de extensivo ambiente periglacial entorno al proyecto y en el mismo lugar del rajo de la mina. Finalmente el inventario de glaciares del IANIGLA–que aun nadie quiere publicar en lo que consiste la zona del proyecto, realizado en colaboración con las autoridades sanjuaninas, también revela hielo en la zona de Pascua Lama, lo que comprometería judicialmente a Barrick Gold si la empresa quisiera algun día poner el proyecto en marcha.
Los problemas de arranque de Pascua Lama datan casi desde la misma puesta en marcha del diseño del proyecto, aunque el freno al financiamiento que esperaba recibir la empresa en el año 2012 tuvo un efecto mortal para el proyecto, que de otra manera quizás hubiera arrancado en aquel año. CEDHA presentó una denuncia ante los bancos US Export Import Bank de los Estados Unidos y ante EDC de Canada, ambos bancos estatales a los que Barrick Gold había pedido prestamos subsidiados para financiar las etapas preliminares de Pascua Lama. Esta denuncia junto a otras que se presentaron por otras organizaciones de Chile, Canadá, y Argentina, ayudaron a frenar el arranque del proyecto el tiempo suficiente para que la justicia chilena actuara para frenar a Pascua Lama por contaminación. Luego de esto, y no pudiendo resolver los multiples problemas de contaminación que se empezaron a confirmar, por drenaje acido a los ríos de fuente glacial, y por la contaminación de glaciares, la multinacional vio frustrado definitivamente su intento de arrancar Pascua Lama. Desde entonces, el proyecto pierde sumas multimillonarias de dinero para la multinacional y en un contexto mundial altamente negativo para la minería, Pascua Lama ya no es una inversión sostenible. Resumidas cuentas, Barrick Gold se cansó de esperar.
Hoy parece ser que finalmente Barrick Gold estaría haciendo sus valijas para dejar en paz a los glaciares andinos por un tiempo.

Fuente: biodiversidadla.org Para más información: Jorge Daniel Taillant* jdtaillant@gmail.com