domingo, 31 de enero de 2016

Desastre ecológico: El segundo lago más grande de Bolivia está casi seco


El lago Poopó era el segundo lago más grande de Bolivia y solía ser muy rico en peces y vida salvaje, pero ahora está reducido a poco menos que una explanada polvorienta. En solo unos años, el volumen de agua que solía proveer a cientos de familias a su alrededor se ha reducido a un 2 por ciento de lo que era. Mientras las autoridades de Bolivia apuntan al cambio climático y el impacto que ha tenido El Niño, otros acusan al gobierno de mal manejo de las aguas.
 
El lago Poopó esta en el altiplano a una altitud de 3.700 metros y en los años 1900 cubría un área de 2.000 kilómetros cuadrados, pero debido a los repetidos periodos de sequía y los desvíos de afluentes para la minería, el nivel de agua salada en el lago ha disminuido continuamente, hasta que el año pasado, el fenómeno de El Niño (el peor en cien años) lo terminó liquidando. Se cree que han muerto millones de peces y cientos de pájaros que vivían en las tierras húmedas.
Esta no es la primera vez que el lago se ha secado; la otra vez fue en 1997, lo que a algunos da esperanza de que podría volver a su estado original en algún momento. Pero otros advierten que el derretimiento de los glaciares en las alturas de Los Andes y el aceleramiento del cambio climático hacen de ese escenario algo improbable. Se espera que cuando pase la sequía y vuelvan las lluvias, el lago se vuelva a llenar un poco, pero no se cree que sea perdurable. Esta situación ha hecho que se haga llamados al gobierno para que tome cartas en el asunto y encuentre una solución.
Hasta ahora se estima que dos tercios de las familias (unas 500) han abandonado la comunidad pesquera y ganadera (alpacas y ovejas) que existía en las orillas del lago. Ahora sólo quedan unas pocas apenas subsistiendo en el lugar con la escasez de recursos restantes, lo que fuerza al gobierno a proveer de ayuda humanitaria a al menos 3.000 personas.
El lago obtenía la mayor parte de su agua del río Desaguadero, que fluye desde el gran lago Titicaca. Considerando que este lago aún tiene bastante agua, parece extraño que el Poopó esté en tal estado de aridez. La sólida formación de limo rojo por donde entraba el río hacia el lago da algunas pistas acerca de  lo que puede estar ocurriendo. Este limo puede provenir de las numerosas instalaciones mineras que están río arriba y que lo desvían, y los residuos tóxicos se pueden estar sumando a los materiales que lo componen.
El gobierno boliviano mantiene la idea de que la causa es el cambio climático y ha solicitado a la Unión Europea que provea al país de 140 millones de dólares para dragar afluentes como el Desaguadero y para construir plantas de tratamiento en el resto de la linea divisoria de las aguas del lago. Lo desalentador es que todas estas medidas son insuficientes y puede que ya sea demasiado tarde

Traducción, CCV. Fuente, IFLScience. - IMagen: Lago Poopó en 2013 y actualmente. Foto de la NASA