miércoles, 20 de enero de 2016

Brasil: Presentarán cargos contra tres mineras por causar un 'río de contaminación'


Deberán enfrentar cargos por delitos medioambientales tras el incidente que sepultó varias aldeas y mató a 17 personas. El vertido sepultó varios poblados en el estado de Minas Gerais, en el sureste de Brasil, y además causó incalculables daños ambientales en la cuenca del río Doce y en una amplia zona del océano Atlántico alrededor de su desembocadura.


La Policía Federal de Brasil anunció que presentará cargos por delitos medioambientales contra tres compañías del ramo de la minería, entre ellas Samarco y Vale, y a siete ejecutivos de estas empresas por su responsabilidad por el gran vertido ocurrido en noviembre pasado en Minas Gerais.
Samarco es la dueña de los depósitos de residuos minerales que se rompieron y causaron la riada que sepultó varias aldeas en las que murieron 17 personas, dos más desaparecieron y se contaminó unos 650 kilómetros del cauce del río Doce.
La minera brasileña Vale, la mayor exportadora de hierro del mundo, fue responsabilizada por ser dueña de la mitad del capital de Samarco, pero en cambio la Policía no ha presentado cargos contra la anglo-australiana BHP, que también controla esa empresa.
La tercera acusada es la ingeniería VogBR, compañía responsable de haber elaborado el año pasado un informe que atestó la estabilidad del dique de Fundão, cuya ruptura causó la riada tóxica de 62 millones de metros cúbicos de agua y residuos minerales.
También serán acusados el presidente de Samarco, Ricardo Vescovi, otros ejecutivos y directores de esa empresa y, además, el ingeniero de VogBR que firmó el estudio de estabilidad del dique.
La Policía informó de que el caso continúa abierto, por lo que podrá añadir cargos y acusaciones a más personas físicas o jurídicas por el vertido ocurrido el 5 de noviembre pasado.
El vertido sepultó varios poblados en el estado de Minas Gerais, en el sureste de Brasil, y además causó incalculables daños ambientales en la cuenca del río Doce y en una amplia zona del océano Atlántico alrededor de su desembocadura.
Sin cargos concretos
En el comunicado, la Policía informó que se aplicará a los acusados el artículo 54 de la ley de delitos ambientales, que prevé penas de hasta cinco años de cárcel por causar polución que pueda resultar en daños a la salud o provoquen una mortandad de animales o la destrucción significativa de la flora.
No obstante, la Policía no especificó qué cargos concretos presentará contra cada uno de los acusados.
La supuesta responsabilidad de las empresas por los fallecimientos y los daños materiales está siendo investigada por la Policía Civil de Minas Gerais, que todavía no ha concluido su informe.
El vertido, que tuvo lugar en el municipio de Mariana (Minas Gerais), ha sido considerado por el Gobierno como el mayor desastre medioambiental ocurrido en Brasil.
Hasta ahora el Gobierno ha aplicado multas y los tribunales han ordenado el bloqueo de sumas millonarias para garantizar el pago de las debidas indemnizaciones a los afectados.
Fuente: SIPSE - Publicado en: noalamina.org