martes, 26 de enero de 2016

Argentina/Chubut: Derogaron la ley del fraude a la Iniciativa Popular


Como lo había anunciado el Gobernador Mario Das Neves, en un acto en la ciudad de Esquel, junto al Ministro de Ambiente de la Nación, a finales del año pasado, la Ley XVII N°127 (sancionada el 25 de Noviembre de 2014 en una sesión legislativa vergonzosa y fraudulenta, en la que se había reemplazado el proyecto de ley presentado por las asambleas chubutenses mediante una iniciativa popular) se derogó en la sesión extraordinaria que la Legislatura celebró durante la tarde del 22 de enero de 2016.
 
Por Vecinos/as de las asambleas chubutenses presentes en la Legislatura.

La decisión fue unánime según la voz del Presidente Mariano Arcioni, aunque el diputado Carlos Gómez no levantó la mano en ningún momento para imitar a sus colegas.
Con once puntos en el orden del día, entre los que se encontraba la Ley de Emergencia Económica y como último punto la derogación de la Ley del fraude, algunos diputados dieron sus fundamentos para apoyar la terminación de la ley.
Alejandra Taccari, quien había votado positivamente la ley del fraude en 2014 (cuando era diputada por el FPV), hoy (como diputada por ChuSoTo) votó por su derogación, fundamentando que en la Ley se establecía que “el poder ejecutivo durante 120 días tenía la posibilidad de promover, organizar, pautar y garantizar el debate, cosa que hoy cumplido el plazo del período del Poder Ejecutivo anterior y que no se concretó en real la posibilidad de poder concretar ese debate para que la misma gente pueda decidir y con todos los fundamentos que expuse en contra en ese momento es que hoy, era necesario, y lo planteé en el bloque la necesidad mía de poder expresar por qué hoy acompaño la derogación (…)”
Por su parte, la diputada Jacqueline Caminoa (Cambiemos) dijo que era una de las 13.007 firmantes que acompañó la Iniciativa Popular y que le complacía que el gobernador haya propuesto la derogación. Agregó: “me gustaría que hoy todos votemos la derogación de esa norma pero avancemos a la convocatoria a la Consulta Popular”.
El diputado Jerónimo García del Bloque ChuSoTo tomó la palabra diciendo: “tal vez el vicio que se intenta subsanar, con esta derogación, es que fue la primera vez que se logró la cantidad de adhesiones que marca la Constitución para presentar una Iniciativa Popular” (…) “nos pareció que un error fue vaciar el contenido que tenía la propuesta”.
Zulema Andén (ChuSoTo) recordó que siendo concejal en Esquel apoyó un proyecto de declaración para avalar la Iniciativa Popular, mencionó la gran lucha del pueblo esquelense desde el 2003 y que todos somos los legítimos dueños para decidir qué queremos.
Por su parte el diputado Alejandro Albaini (ChuSoTo) dijo ser también uno de los 13.007 firmantes y entender que mucho de las actividades que quería desarrollar el anterior gobernador iban a pasar por las aguas del Golfo Nuevo y es eso lo que va a defender como habitante de Puerto Pirámides, “el desarrollo sustentable de los pueblos tiene que ir acompañado obviamente de la cuestión ambiental”-agregó.
María Cecilia Torres Otarola, del bloque del FPV, apoyó la búsqueda de la ciudadanía de una convocatoria popular donde se pongan en valor “las necesidades y la sustentabilidad de cualquier uso o abuso del recurso”. Afirmó que todo el bloque acompañaría la derogación de la Ley XVII N° 127.
La diputada Viviana Navarro celebró que el pueblo esquelense pudiese elegir cómo vivir y lamentaba que el Golfo San Jorge y Comodoro no hayan tenido la posibilidad, en su momento, de no elegir ser una ciudad minera (seguramente haciendo referencia al extractivismo petrolero). “Tenemos rota nuestra Tierra. A nosotros también nos gustaría vivir como viven en la cordillera y como viven en Puerto Pirámides”.
En esta jornada, en la que las asambleas chubutenses que luchan contra la megaminería estuvieron presentes, se consensuó no aplaudir la derogación, ya que los vecinos no sabemos si las intenciones que se tienen con la misma son buenas, o si solo forma parte de una estrategia política con objetivos diferentes a los de quienes defendemos el territorio, el agua y las actividades verdaderamente sustentables y productivas. Sin embargo, consideramos que esta derogación reafirma lo que las asambleas hemos denunciado durante todo este tiempo: que lo sucedido en la Legislatura aquel 25 de Noviembre del 2014 fue un verdadero fraude a quienes impulsamos el primer proyecto de ley para prohibir la megaminería en Chubut, utilizando el mecanismo constitucional de la Iniciativa Popular.
Fuente: noalamina.org