jueves, 7 de enero de 2016

Por el escándalo, EE.UU. demanda a Volkswagen por más de US$ 20.000 millones


El Departamento de Justicia estadounidense reclamará alrededor de US$ 37.500 por cada uno de los 600.000 vehículos diésel que tenían un software para eludir controles ambientales.

Estados Unidos demandó por más de US$ 20.000 millones a Volkswagen (VW) por el escándalo con unos 600.000 vehículos diésel que a través de un software eludían los controles de emisiones de gases contaminantes.
Según la demanda, Volkswagen instaló "dispositivos engañosos" en los motores diésel de sus marcas VW, Audi y Porsche para que las evaluaciones salieran como “no contaminantes”, pese a que emitía una cantidad de gases 40 veces mayor a la permitida.
El Departamento de Justicia, que demandó a VW a nombre de la Agencia Federal del Ambiente (EPA), señaló que las multas por auto son de US$ 37.500 y por cada dispositivo engañoso de US$ 2,750, lo que da más de US$ 20.000 millones (más los gastos del juicio).
"Los fabricantes de autos que no certificaron adecuadamente sus autos y trampearon los sistemas de control de emisiones atentaron contra la confianza del público, pusieron en peligro la salud pública y dejaron en desventaja a sus competidores", dijo el vicefiscal general John Cruden.
En un comunicado, la empresa aseguró que “seguirá cooperando con la agencia EPA en desarrollar soluciones para que los vehículos TDI (diésel) se ajusten totalmente a las reglamentaciones lo antes posible".