miércoles, 21 de septiembre de 2016

Argentina: La crisis por derrame minero activó una estrategia para despegar a Uñac de Gioja y aislar a los vecinos de Jáchal

Mientras retumbaban los ruidos que generó el segundo derrame tóxico en una año en la mina Veladero de la Barrick, en San Juan, se puso en marcha un plan con dos objetivos: despegar al gobernador cuyano de su antecesor José Luis Gioja al mismo tiempo que desactivar el poder expansivo del espanto expresada por el activimismo antiminero de Jáchal.

Enrique Viale, de la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas, dio cuenta de “la opereta” que comenzó a evidenciarse en torno a las repercusiones de la fuga tóxica producida el 8 de setiembre “por la rotura de un caño conductor”, según admitió la empresa trasnacional.
El encabezado de una nota en Ámbito.com va en la línea de la primera hipótesis anticipada por Viale: “‘La minería es necesaria, pero no a cualquier precio’. El gobernador Sergio Uñac pareció diferenciarse de su antecesor, José Luis Gioja, en relación con la gravitación de la actividad minera en la economía de la provincia”. Y lo que sigue en el texto reafirma el caso presentado por el abogado.
El exgobernador Gioja tiene vínculos explícitos con la minería. Durante su largo periodo de gestión se esparció el extractivismo por la jurisdicción sanjuanina de la Cordillera de los Andes. El mandato de Gioja se extendió desde 2003 hasta 2015.
Ámbito remarca que según datos oficiales, en 2014, la participación de la actividad minera en el PBG provincial alcanzó el 40% y las exportaciones de la Cadena Minera representaron un 78% del total de las exportaciones del país.
Uñac se presentó en público distante al fundamentalismo minero de Gioja con la doble intención de proteger su reinado naciente sin arruinar el negocio de las empresas que generan desprestigio a la vez que derraman divisas jugosas para la administración y sectores de la economía provincial.
Uñac actuó de ariete del gobierno de Mauricio Macri con los potenciales inversores mineros que fueron convocados por el macrismo al Mini Davos del Centro Cultural Kirchner. Fue uno de los gobernadores de la oposición presentados como oradores en el foro para CEOs.
El macrismo lo ha puesto al rabino Sergio Bergman, ministro de Ambiente, a militar la flexibilización de las leyes ambientales para facilitar inversiones mineras millonarias, como la anunciada en el marco del Mini Davos para sacar plata de la montaña de Chubut. El funcionario nacional se cruzó antes del foro con los ambientalistas chubutenses, a quienes acusó de irracionales en la defensa de condiciones cuya violación es un imperativo para la existencia de la megaminería metalífera.
Los activistas ambientales de los pueblos cercanos a los yacimientos de metales son el último obstáculo para los funcionarios, empresarios y sindicalistas apurados por disponer de fondos de la minería antes de reparar en presuntos a futuro de contaminación del ambiente.
Viale advirtió que entre “los políticos y los grandes medios” se pautaron “tremendas operaciones de prensa” contra los asambleístas de Jáchal, quienes mantienen hace un año una carpa de protesta en la plaza departamental como consecuencia del derrame de más de un millón de litros de agua con cianuro y otros tóxicos al río Potrerillos, afluente del Jáchal y otros tres cauces que recibieron restos de contaminación.
Tras el segundo derrame en menos de un año, Uñac fue a Jáchal. Entre los manifestantes antimineros hubo personas exaltadas ante la presencia del mandatario. Fueron tratados de violentos en la prensa sanjuanina con mayor poder de fuego. “Hay una persecución muy grande contra los pobladores de Jáchal”, denunció Viale y luego adjudicó esa acción “al gobierno y los grandes medios”.

Fuente: Explícito
---------------------
Gracias al desastre en mina Veladero peligra el amañado “diálogo minero” en Mendoza
El espacio de diálogo minero propuesto desde el gobierno provincial se verá indudablemente atravesado por el nuevo derrame en Veladero. Las organizaciones sociales de toda la provincia nucleadas en la Asambleas Populares Por El Agua Pura dejaron de participar allí desde comienzos de agosto por considerarlo un espacio de manipulación de la ley 7722 que pone límites al uso de una serie de tóxicos en la actividad minera.

Consultado por el impacto del incidente, el subsecretario de Energía y Minería, Emilio Guiñazú dijo a MDZ que “es malo y es bueno”. “Nosotros estamos trabajando en la generación de una política de Estado que nos permita tener una minería respetando la (ley) 7722, con lo cual un proceso que utiliza cianuro ya de entrada está descartado”, explicó.
Para Guiñazú, lo ocurrido demuestra que las empresas mineras que están operando en el país no están a la altura de la circunstancia, “lo cual es un llamado fuerte de atención para nosotros para ver qué se está haciendo, por qué se producen estos accidentes y cómo hacemos para que no pasen”.
Al respecto, Mario Chabert, titular de la Cámara Minera de Mendoza, dijo que este suceso no debería afectar al debate. “No tendría que tener en Mendoza ninguna repercusión, ya que aquí se está dando un espacio de diálogo donde participa todo el que quiere participar con argumentos racionales”, señaló. Por eso valora el debate propuesto por el gobierno.
“Estamos poniendo sobre la mesa todos los pros y los contras que puede tener la minería en Mendoza para que queden a disposición del Ejecutivo, que es el que tiene que evaluar”, indicó.
Desde la otra vereda habló Fabiana Villafañe, de la Asamblea por el Agua de San Carlos: “Para nosotros ese espacio no tiene legitimidad porque son muy pocos los que están participando”.
Y adelantó una contrapropuesta: "Estamos organizando un debate público para el 8 de octubre donde vamos a invitar a todos, pero lo vamos a hacer de cara a la gente para ver qué queremos los mendocinos: agua o minería”.

Fuente: Los Andes
 ------
Minera Vale arma una licitación para vender su proyecto minero en Mendoza


La firma brasileña que protagonízó el pero dasastre minero de la historia de ese país, confirmó que le buscará inversores privados a Potasio Río Colorado, en Malargüe. Para eso convocará a un concurso internacional. Mientras, avanza en el rediseño del emprendimiento cuya concesión vence en marzo de 2017.
Pasado el acuerdo escrito y su presentación en sociedad durante el Foro de Inversiones y Negocios de Buenos Aires, la reactivación y venta del proyecto minero Potasio Río Colorado escribe otro capítulo.
De hecho, Vale ya confirmó que, además completar los estudios de prefactibilidad y el rediseño de un emprendimiento a escala menor, convocará a una licitación privada internacional para captar inversores por hasta un 100%.
Así lo declararon desde el seno de la multinacional desde Río de Janeiro. La firma acaba de acceder a que los U$S 1.900 millones invertidos hasta la suspensión de Potasio pasen a ser “fondo perdido”, e incluso resignará los restantes U$S 1.500 millones que debe poner el futuro socio- accionista- comprador.
La decisión se conoce luego del acuerdo que suscribieron en Buenos Aires el Gobierno de Mendoza con Vale, seguido por la presentación que el CEO de la unidad Fertilizantes, Roger Downey, y el subsecretario de Minería, Emilio Guiñazú, hicieran ante los asistentes al Foro del “nuevo” Potasio.
Avalado por el secretario de Minería de la Nación, Daniel Meilán, las partes convinieron trabajar en la captación de capitales.
“Con el objetivo de intensificar la búsqueda de inversores, Vale también realizará una licitación privada internacional”, señaló Cristina Gonçalves, responsable de Relaciones Institucionales, sobre la decisión.
Según los planes, entre 2017 y 2018 Potasio Río Colorado debería empezar a “moverse” nuevamente para producir 1,4 millón de toneladas de mineral, casi 1/3 de la pauta original. Como remarcan desde Vale, “con un alcance menor, considerando la coyuntura económica actual”.
Luz verde
Además, la compañía ya empezó a poner (se) plazos, conforme lo pactado con el Gobierno. Al respecto, promete que los estudios de pre-factibilidad comenzarán en los próximos 30 días (“a partir de la la entrada en vigencia del acuerdo”) y deberán completarse en 8 meses.
En cuanto a la modalidad, para el Ejecutivo mendocino la minera tiene vía libre para recurrir a un llamado a licitación a fin de vender el 100% de Potasio, o incorporar un socio capitalista, que es el propósito principal.
Aunque también observan la chance de apelar a un banco de inversiones que lo apalanque.
Para el ministro Vaquié, no hay preferencias al respecto. A consideración del funcionario, “es éso, o contratar un banco, una suerte de inmobiliaria que ponga en venta el proyecto. Depende de ellos (Vale), pero incluso podrían recurrir a ambos instrumentos”.
Desde Brasil evitan dar detalles de cómo estructurarán la licitación privada, pero dan señales de que intentarán no desprenderse del total del proyecto. Por el contrario, admiten que el propósito es convocar “a inversionistas potenciales para participar en el mismo” .
Lo cierto es que rápidamente dos grupos internacionales, uno de origen asiático y otro de capitales británicos se ubicaron en la línea de largada. Cabe recordar que el concesionario original de Potasio fue la inglesa Río Tinto; tal es el vínculo, que un referente de la compañía, Ken Haddow, hizo a fines de 2015 un relevamiento de activos de Vale en su planta de Malargüe.
En cuanto al proceso, Vaquié remarcó que, cualquiera sea el camino elegido, en cada etapa habrá un veedor oficial. A priori, el designado es el subsecretario de Minería y Energía, Emilio Guiñazú.
Caducidad a la vista
En los días previos, el propio Vaquié había planteado la declaración de caducidad de la concesión de Potasio, sin la intención de Vale de reactivarlo o cederlo en tiempo y forma. Tras el acuerdo, la minera cuyo 51% es del Estado brasilero, salió a responder.
“La empresa refuerza compromisos para mantener derechos mineros luego de marzo de 2017, cuando podría iniciarse el proceso de caducidad”, consignó Cristina Gonçalves. Más tiempo “es esencial para viabilizar la participación de otros potenciales inversores, sin los cuales la reactivación no será posible”.
Para enfatizar su buena conducta, la cúpula de Vale resaltó que en los más de 3 años de suspensión el proyecto “siguió cumpliendo sus obligaciones para mantener su concesión y compromisos”. Además de “continuos esfuerzos para obtener inversiones”.

Fuente: Los Andes - Publicados en: noalamina.org