viernes, 16 de septiembre de 2016

Argentina: A un año del derrame en la mina de Barrick Gold en San Juan… Otro derrame que podría ser aún peor

Reclamos que siguen vigentes
La mina Veladero continuó operando después del pago de una multa por el vertido de un millón de litros de “solución cianurada”. Esta semana hubo una marcha en Jáchal.


Por Darío Aranda

Fue el mayor derrame minero de Argentina. Al menos un millón de litros de agua con cianuro que contaminó los ríos sanjuaninos. La responsable, la empresa Barrick Gold, pagó una multa y siguió operando la mina Veladero. Numerosos estudios confirman la contaminación y, según consta en el expediente judicial, la empresa reconoce que funcionó durante tres semanas en situación de riesgo. También admite que opera sobre glaciares (prohibido por ley nacional). Los vecinos de Jáchal conmemoran esta semana el primer aniversario del derrame, exigen que se vaya Barrick Gold y rechazan nuevos emprendimiento en la provincia.
 
No hubo información oficial. El alerta llegó vía mensaje de texto, de trabajadores mineros que estaban en el yacimiento y alertaban a sus familias de Jáchal y pueblos cercanos para que no tomaran agua. A las 21 del 13 de septiembre de 2015 ya circulaban cadenas de WhatsApp que se replicaban entre los vecinos. A la medianoche, la población se congregó en la plaza principal, en reclamo de información oficial que no llegaba.
“El Intendente decía que no sabía. Y la Barrick y el gobierno provincial se tapaban mutuamente”, recuerda Saúl Zeballos, de la Asamblea Jáchal No Se Toca.
La canadiense Barrick Gold, la mayor minera de oro del mundo, primero ocultó el hecho. Al día siguiente reconoció el derrame de 15.000 litros, pero aseguró que no llegó al río y desmintió la contaminación. Una semana después, el 21 de septiembre, aceptó que fueron 224.000 litros y que llegó al río. Dos días después, intervención judicial mediante, Barrick Gold reconoció que derramó al menos 1.070.000 litros de “solución cianurada” (agua, cianuro y otros químicos).
“Nada volvió a ser igual. Toda nuestra cotidianidad se irrumpió. Nos marcó con una angustia que jamás olvidaremos, con nudo en la garganta y lágrimas que siempre recordaremos. Aún seguimos comprando agua envasada, con temores permanentes e información distorsionada por los responsables”, afirma el comunicado de la asamblea, que organizó el martes una marcha en la plaza de Jáchal.
Los vecinos destacan dos puntos principales: el daño provocado por Barrick Gold sobre las cuencas hídricas “es irreversible” y convoca al resto del país a gritar “nunca más” a la magaminería. Durante todo el año, los vecinos apuntaron a las responsabilidades del gobernador José Luis Gioja (y del actual Sergio Uñac).
Confirmado el derrame, se realizaron estudios, tanto de universidades públicas, organismos oficiales y de consultoras ligadas a la empresa y al gobierno. La Universidad Nacional de Cuyo, mediante el Laboratorio de Análisis Instrumental de la Facultad de Ingeniería, confirmó que se contaminó con metales pesados peligrosos los ríos de deshielo. También confirmó valores elevados (contaminación) de manganeso, aluminio, arsénico, boro, cloruros y sulfatos.
La Secretaría de Ambiente de la Nación inspeccionó la zona luego del derrame. Confirmó que hubo impacto ambiental (aunque no precisó la magnitud), y denunció fallas en el sistema de gestión ambiental y precariedad en el canal por donde circulan el líquido contaminante. “El análisis de la Secretaría en el río Potrerillos dio 555 miligramos por litro de solución. En el informe lo tachan a mano y dejan 55 miligramos, que igual es muchísimo”, precisó Zeballos. Y recordó que no se trató de “sólo una válvula, como dicen los voceros de Barrick, también cedió un muro de contención que debía frenar la solución cianurada, lo que muestra la magnitud del derrame”.
La División Operaciones de Delitos Ambiental de la Policía Federal realizó un informe y determinó la contaminación de cinco ríos: “Estamos ante una clara infracción de la ley 24.051 (de residuos peligrosos), por encontrarse acreditada la contaminación en los ríos Jáchal, Blanco, Potrerillos, Palca y Las Taguas”.
El expediente de la Dirección de Residuos Peligrosos de la Secretaría de Ambiente confirmó que en la mina Veladero hubo al menos otros tres derrames: 31 de julio y 29 de noviembre de 2011, y 22 de marzo de 2012. Ninguno de los derrames fue informado a la comunidad y en todos los casos la empresa minimizó las cantidad (señala que fueron menos de 2000 litros de vertidos). La asamblea, con el hecho de 2015, cuestionó la veracidad de los dichos de Barrick.
En el expediente judicial (hoy en manos del juez de Jáchal Pablo Oritja) figura un informe de la empresa que reconoce que desde el 17 de agosto (casi un mes antes del derrame) funcionaba por encima del “código rojo”, con niveles elevados de líquido en el sistema de lixiviación (separación del oro de la roca, con uso de cianuro) y acepta que tiene almacenados tanques con mercurio desde hace años (en una zona reconocida como altamente sísmica). En el estudio de impacto ambiental de Barrick, en manos del juez, figura que existe glaciares en la zona de operaciones (hecho prohibido por la Ley Nacional de Glaciares).
Los vecinos mantienen desde hace once meses un acampe en la plaza de Jáchal, lo definen como “único medio de expresión” frente al silencio de los grandes medios de comunicación de la provincia. En mayo pasado, la Asamblea impulsó una consulta popular para que la población decida sobre la megaminería, pero el Concejo Deliberante no autorizó la votación. Se hizo palpable un concepto que denuncian las asambleas socioambientales: “A más extractivismo, menos democracia”.
Domingo Jofré, de la Asamblea de Jáchal, envió un mensaje a CEOs mineros y funcionarios políticos: “Aunque simulen nos vernos y no escucharnos, vamos a resistir, no queremos ser condenados al sacrificio en pos de la minería”.

Fuente: pagina12.com.ar
----------
¡Barrick lo hizo una vez más!


Y van ... Nunca sabremos la verdad de cuantos derrames hubieron desde el mismo momento en que empezó a operar la mina Veladero. Como tampoco sabemos cuanto más podrá soportar el pueblo de Jáchal vivir con esta presión psicológica. Hace menos de 48 horas escribí una crónica referida al primer año del derrame que se cumplió en el día de ayer, y hoy estoy escribiendo sobre un nuevo derrame. Y quizás peor que el anterior conocido.
Por Silvina de los Santos

Y una vez más el detonante fué un mensaje de whatsapp. Que después se convirtió en una catarata incontenible de mensajes.
Y al igual que hace un año atrás se cortó "mágicamente" la poca señal de Internet que tenemos.
Y los teléfonos empezaron a sonar sin cesar en busca de la confirmación y los detalles. De periodistas colegas de todas partes, de amigos, de conocidos y de familiares que viven a cientos de kilómetros de Jáchal, y a los que los ganó una vez más la incredulidad y sobre todo la desesperación.
Y para que el gobernador de la provincia improvice una conferencia de prensa después de la medianoche y envie de manera inmediata a su ministro de mineria a Veladero en plena madrugada -una comisión de Iglesia estaba esperando su llegada a las 3 de la mañana para sumarse a la comitiva oficial- ¡habla a las claras de la GRAVEDAD del accidente!
Quedan flotando un par de dudas: Barrick dice en su comunicado oficial que el accidente ocurrió el dia 8 del corriente y que puso al gobierno al tanto de todo de manera inmediata ...
¿Por qué se tomaron 7 dias para actuar o tomar medidas?
¿Sabía o no sabía el gobierno?
¿O es que le dieron a la minera un "changúi" de tiempo para solucionar o "limpiar la escena? ¿O es que la empresa miente?
¿Que sabian los senadores Godoy y Basualdo y por que lo callaron?
¿Cual es el papel que cumple la Policia Minera, que una vez más fue INCAPAZ de controlar? ¡Una vez más Marcelo Gighlione demostró que es un INUTIL o bien un COMPLICE NECESARIO!
Como sea, ¡una vez más Jachalleros e Iglesianos SOMOS EL PATO DE LA BODA!
El pastel de un matrimonio incestuoso entre una multinacional que sigue haciendo lo que quiere y un gobierno provincial altamente permisivo y corrupto !!

Fuente: noalamina.org
-----------
Que directamente cierre mina Veladero: Confirman otro derrame de cianuro en la mina de Barrick Gold
Como hace un año, la minera volvió a decir que la solución cianurada no llegó al río Potrerillos. "El día 8 de septiembre reportamos a las autoridades correspondientes un incidente dentro del valle de lixiviación producto del desacople de una cañería corrugada de 18 pulgadas con solución de proceso", admitió Barrick Gold. Frente al quinto derrame de cianuro confirmado en las fuentes naturales de agua de la región, el Gobernador de San Juan, Sergio Uñac, anuncia la detención temporal de la mina Veladero y reconoce no contar con información certera sobre lo sucedido. Los vecinos insisten con el cierre definitivo de la mina.

Figurita repetida. Como hace un año, lo que empezó como un rumor terminó siendo verdad. Unos días antes de que se cumpla el aniversario del mayor accidente minero de la historia del país, la mina Veladero que explota Barrick Gold en San Juan volvió a ser noticia por un derrame de cianuro, que ocurrió el jueves pasado en el valle de lixiviación del yacimiento, pero que recién se conoció ayer a última hora. La empresa canadiense asegura que no llegó al río Potrerillos, pero los vecinos desconfían de esa versión y el Gobierno anunció el cierre temporal del proyecto.
"El día 8 de septiembre reportamos a las autoridades correspondientes un incidente dentro del valle de lixiviación producto del desacople de una cañería corrugada de 18 pulgadas con solución de proceso", admitió Barrick Gold en un comunicado enviado a Infobae. "De acuerdo con las investigaciones preliminares, el desacople se habría producido por el impacto de un trozo de hielo", añadió.
La minera aseguró que "no hubo contacto (de la solución) con ningún curso de agua ni con canales de desvío" y que "por las características del incidente no hubo amenazas para la salud de los trabajadores, las comunidades, o del medioambiente".
"Después del incidente se ha intensificado todos los monitoreos ambientales de agua superficial y subterránea en la zona, no habiéndose detectado ningún tipo de anomalías. De hecho, desde entonces Veladero continuó operando normalmente", completó la compañía.
Sin embargo, los vecinos de la localidad de Jáchal recordaron que hace un año, cuando ocurrió el derrame de millones de litros de solución cianurada al río Potrerillos, Barrick Gold también hizo todo lo posible para ocultarlo y negó la llegada del líquido al río.
"Nos dicen que fue un derrame interno en el valle de lixiviación, pero eso mismo dijeron hace un año", le dijo a Infobae el vecino Saúl Zeballos, quien presentó una denuncia en el escuadrón de Gendarmería.
Los vecinos de Jáchal se movilizaron a la plaza central para exigir explicaciones. El intendente Miguel Vega se hizo presente en el lugar junto a algunos concejales, alegando que no estaba al tanto del nuevo derrame, pero se vivieron momentos de tensión y tuvo que ser protegido por la policía. Se refugió en la comisaría.
Frente a este panorama, el gobernador Sergio Uñac anunció la suspensión de las actividades en Veladero. "Resolví que se constituya inmediatamente en el lugar el Ministro de Minería (Alberto Hensel) con técnicos y profesionales del Ministerio, a fin de evaluar la magnitud y real situación, y en forma preventiva detener la actividad de la mina Veladero hasta que se determine que no existe riesgo alguno", informó.
Sin embargo, desde la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas reclamaron que el proyecto sea clausurado definitivamente. "Barrick Gold ha demostrado que no está en condiciones de operar. En base a los principios básicos del derecho ambiental, la mina Veladero debe ser cerrada de forma precautoria en forma inmediata", declaró a Infobae el abogado Enrique Viale.
Entre el 12 y el 13 de septiembre del año pasado, la mina Veladero derramó al río Potrerillos millones de litros de la solución con cianuro y otros metales pesados que se usa para separar la roca del mineral con valor comercial. Este es el quinto derrame confirmado, luego de que una investigación de este medio detectara que hubo otros tres vertidos en 2011 y 2012 que no se hicieron públicos.
No obstante, varias fuentes consultadas, inclusive algunos ex empleados de la minera, sostienen que desde septiembre hubo varios derrames, incluido uno bastante grande en febrero, que no pudo ser corroborado de manera independiente.
El mayor de todos los vertidos fue, sin dudas, el de septiembre, aunque no se sabe a ciencia cierta cuánto líquido se volcó, ya que el cálculo fue groseramente manipulado por Barrick Gold, como demostró el borrador de un informe elaborado por la Subsecretaría de Control y Fiscalización Ambiental, que luego fue modificado por el Ministerio de Ambiente para quitarle sus partes más contundentes.
A su vez, con el objetivo de minimizar el impacto, el gobierno provincial contrató para analizar la calidad del agua post-derrame a la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) y al Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), que midieron "concentraciones promedio", que según explicó a este medio el experto Robert Moran, "es una forma de esconder los impactos ambientales".
A su vez, la UNOPS no era creíble, ya que había firmado con el gobierno provincial un contrato por 2.147.346 dólares para auditar la minería en San Juan. Y utilizó para sus análisis al laboratorio ALS CORPLAB, que trabajó para Barrick Gold en Veladero.
Aun así, los análisis confirmaron que se contaminó la zona, pero desde la UNOPS hicieron hincapié en que no se afectó a las poblaciones cercanas. Se ocultó la verdadera noticia.
Esa última afirmación contradice los análisis de la Universidad de Cuyo, que concluyeron que el agua en las localidades de Mogna y Tamberías contiene metales pesados por encima de los límites recomendados.
El nuevo accidente ambiental es un revés para los intereses de Barrick Gold, que busca lavar su imagen para sacar adelante el proyecto binacional Pascua Lama, frenado por la Justicia chilena por contaminar los glaciares Toro 1 y Esperanza. La idea es, como mínimo, intentar explotar Lama, del lado argentino, e incluso se está hablando de la posibilidad de evitar los métodos a cielo abierto por el desprestigio de la utilización de cianuro. El costo interno lo pagó el gerente general de Veladero, Rick Baker, que habría sido despedido.
El derrame también afecta los intereses del Ejecutivo provincial, que está en pleno proceso de búsqueda de inversiones y, de hecho, el gobernador está por viajar a China para participar de una feria minera donde intentará atraer capitales.
Pronunciamiento de la Asamblea Jáchal No Se Toca
NUEVO DERRAME DE CIANURO EN NUESTRAS FUENTES NATURALES DE AGUA
Frente al quinto derrame de cianuro confirmado en nuestras fuentes naturales de agua, el Gobernador de la Provincia de San Juan anuncia la detención temporal de la mina Veladero y reconoce no contar con información certera sobre lo sucedido. Nuevamente los mecanismos de control y seguridad demuestran completa incompetencia.
Por lo cual, desde la Asamblea Jáchal No Se Toca, exigimos que miembros de nuestra agrupación ciudadana, se nos permita participar de las comisiones de control porque no confiamos en las instituciones ni los organismos de control del estado.
Creemos tener basto fundamento para proclamarnos completamente escépticos y en total desconfianza ante todo control que sea llevado a cabo por el Gobierno de la Provincia. Este septiembre nos ha demostrándonos de manera muy cruel, que todas nuestras sospechas y escepticismos vinculados a la actividad y a la posibilidad de que en Argentina existe una política de estado de declararnos territorio sacrificable.
Los habitantes del territorio Argentino del norte de la provincia de San Juan, sentimos completo repudio por este desastre recurrente, a tan solo un año de haber sido declarado por diversos profesionales como el desastre ambiental mas grave del país vinculado a la actividad minera. Es completamente vergonzoso que se reitere esta situación nuevamente en el mismo sitio a tan solo un año.
Exigimos como Asamblea conformar la comisión de control de la mina Veladero
Queremos el CIERRE DEFINITIVO YA!

Fuente: Infobae y Asamblea Jáchal No Se Toca