Las enfermedades infecciosas serán cada vez más comunes

“Médicos, científicos e investigadores alertan acerca de la posibilidad cada vez más real, de que se experimente en los próximos años, un aumento en el padecimiento de las enfermedades infecciosas, en todo el mundo.”

¿Qué son?
Las enfermedades infecciosas son trastornos de la salud causados por diferentes organismos, como bacterias, virus, hongos o parásitos. Un organismo puede ser dañino o útil para el cuerpo humano, pero en general, casi todos, bajo ciertas condiciones causan diferentes enfermedades. Las enfermedades pueden ser transferibles de persona a persona, por mordeduras de insectos y animales (a los que se denomina vectores de transmisión), a través de la ingestión de alimentos o agua contaminados o incluso por vía aérea (mediante microorganismos en suspensión en el aire).
Los signos y síntomas como fiebre, fatiga, etc. varían, dependiendo del tipo de organismo que causa la infección. Una infección leve puede ser combatida por el sistema inmunológico de forma natural, una más fuerte necesitará medicamentos recetados, mientras que las que amenazan la vida pueden requerir hospitalización. Muchas enfermedades infecciosas como el sarampión y la varicela se han controlado a través de programas de vacunación. Tomar precauciones tales como: crear un ambiente limpio, una desinfección apropiada y el lavarse las manos a fondo, también ayudan a proteger a los individuos de la mayoría de las enfermedades infecciosas.
Los riesgos se disparan
Se espera que el segmento de las enfermedades bacterianas experimente un notable crecimiento a nivel mundial, debido a la evolución de diferentes microorganismos en las más variadas condiciones ambientales, a los hábitos alimenticios poco saludables entre la población y a la sensibilización a los medicamentos, generalmente por el uso excesivo y/o innecesario de los mismos. En cuanto al segmento de las enfermedades parasitarias y virales, también registrarán un crecimiento significativo, debido a la aparición de diferentes tecnologías de mutación, al uso generalizado de productos químicos y al empleo masivo de pesticidas y herbicidas no naturales.
El clamor de los científicos que realizaron la Declaración de Florencia era: basta Ya de productos antimicrobianos. También piden a la gente que se pregunte, en cuanto a los medicamentos: ¿los tomas en exceso?. Dos de las causas principales, de que los riesgos de contraer enfermedades infecciosas sean cada vez mayores, estriban justamente en el empleo indiscriminado de agentes antimicrobianos y medicamentos, especialmente los antibióticos, que además de exacerbar la resistencia de los microorganismos infecciosos, generalmente resultan letales para el Medio Ambiente.
¿Dónde atacarán?
Sobre la base de la presencia regional, el mercado mundial de tratamiento de enfermedades infecciosas se segmenta en cinco regiones clave: América del Norte, América Latina, Europa, Asia-Pacífico y Oriente Medio y África. Se espera que Norteamérica y Europa lideren el mercado mundial de tratamiento de enfermedades infecciosas, debido a los hábitos de consumo de alimentos poco saludables de la población y a la nueva evolución de las enfermedades.
En cuanto a América Latina, Asia y África se están tomando precauciones adicionales, debido a la prevalencia de varias enfermedades virales, que pueden propagarse y crear una situación epidémica para la población mundial. Enfermedades como el cólera que rebrotó en países con graves problemas de saneamiento, el Zica, que ya causó pánico hace apenas un año atrás, la malaria, que se considera endémica en ciertas zonas o el dengue (también endémico, especialmente en América Latina) podrían extenderse, debido al alto nivel de comunicaciones intercontinentales. 



REDACCION/ECOTICIAS.COM Fuente: Sostenibilidad

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente