México: Derrame tóxico de mina en Chihuahua

Miles de litros de jales –agua contaminada con desechos del proceso de extracción minera– producidos en el yacimiento La Perla explotado por Minera del Norte S.A. (MINOSA), en el municipio de Camargo, se derramaron en tierras y arroyos desde la madrugada del pasado jueves, al reventarse un depósito, al parecer a causa de las lluvias.  

Habitantes informaron que el derrame afectó cientos de hectáreas de cultivos, animales y zonas habitadas; asimismo, acusaron a la empresa y las autoridades de ocultar información.
Lola Esparza, habitante de un poblado ubicado cerca de La Perla, dijo que la Minera del Norte no ha informado del derrame. Agregó que pobladores entregaron fotografías y videos a las autoridades, pero ya no los dejan acercarse. Esparza sostuvo que el agua contaminada inundó los alrededores de la mina y llegó a zonas pobladas, entre ellas la comunidad Rancho Tacubaya, a casi 100 kilómetros de la cabecera municipal de Camargo.
Explicó que sus familiares son mineros y le dijeron que el derrame ocurrió cerca del área de decantación, donde se separan desechos enviados a La Perla –propiedad de Altos Hornos de México y considerada la mina más antigua de esa compañía–, pero el jueves la represa se desbordó.
Esparza y sus dos hijos dijeron que el material contaminado se derramó sin control, pues trabajadores y directivos de la empresa no tomaron medidas para evitar el daño.
Acotaron que los vecinos aún desconocen el grado de contaminación de mantos freáticos, hatos ganaderos, sembradíos y peligros para la población del seccional La Perla y ejidos aledaños. Señalaron que cuando han ocurrido otros accidentes que pueden generar peligro, las autoridades locales y estatales desalojan a la población, pero esta vez nadie actuó.
 
Fuente: La Jornada

Entradas populares de este blog

Indígenas estadounidenses protestan en Washington contra gobierno de Trump

Patagonia Chilena: Mañana se estrena documental sobre polémica hidroeléctrica en Cochamó.

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente