Chile: “Los lamentables efectos de la masiva fuga de salmones en la Región de los Lagos”

Como una incontrolable plaga equivalente a 140 millones de ratones que se encargarán de depredar todo a su paso calificó Greenpeace la situación que viven las aguas de la Región de Los Lagos tras es escape de 690.000 salmones desde un centro de cultivo de la empresa Marine Harvest. Parece que no hay una real dimensión del daño que se ha generado con este escape. En Estados Unidos una fuga de 200.000 salmones selló la suerte de la salmonicultura en Washington y acá recién hemos conocido una denuncia interpuesta por Sernapesca en contra de la empresa. Estamos seguros que la reacción de las autoridades sería muy distinta si es que estos más de 140 millones de ratones anduvieran por las calles de Santiago y no bajo el agua en la Región de Los lagos”, criticó Estefanía González.

“Lo más grave es que apenas se ha recuperado el 5,5% del total de los salmones escapados. La cifra es un verdadero fracaso y demuestra la incapacidad que ha tenido la empresa para intentar reparar el enorme daño medioambiental que ha generado en las aguas de la Región de Los Lagos. Es alarmante que sigan libres 650.000 salmones y sus consecuencias ya parecen ser irreversibles”. La masa de salmones escapados actuará como devoradora de una gran cantidad de pescados y mariscos salvajes de la región. 
“En un año podrían comer el equivalente al consumo de pescados y mariscos de 230.000 chilenos. O, dicho con otro ejemplo, consumirán el equivalente a un mes de toda la pesca artesanal de Magallanes”, explicaron desde Greenpeace.
Desde la ONG se encargaron de graficar la magnitud del problema: “Si tomamos el peso del total de los salmones escapados equivale a una plaga de más de 140 millones de ratones. Pero no sólo eso, sino que, debido al tratamiento que tenían los salmones escapados, en este momento tenemos en el seno de Reloncaví dos toneladas de antibióticos dando vuelta”.
De acuerdo con Greenpeace, las casi dos toneladas de antibiótico que portan los salmones representan un cuarto del total de los antibióticos que consumen todos los habitantes de la Región Los Lagos en un año y es igual a lo que emplearía toda la salmonicultura de Noruega en cuatro años criticó Estefanía González.
Adicionalmente, se iniciaron las labores de reconocimiento aéreo para facilitar la ubicación y pesquisa de los peces, lo que se ha hecho también desde el inicio con embarcaciones de mayor magnitud que cuentan con sistemas de ecosonda para la detección de cardúmenes.
Los escapes de salmones ocurren siempre "pero la magnitud de la fuga registrada es una de las mayores que ha ocurrido en un solo evento", dijo a la AFP Liesbeth van der Meer, directora ejecutiva de la organización ambiental Oceana Chile.
Por su parte Paulina Bahamonde, investigadora de Invasal y de la Fundación Meri, agregó que en un escape de "Salmo salar", hace unos años, el 20% de los recuperados tenía otros peces en el estómago”, al tiempo que descartó “la posibilidad de una muerte masiva por inanición, ya que los salmones pueden pasar hasta dos meses sin comer”.
Mientras están en el mar, “sus presas pueden ser especies más pequeñas, como anchoveta, sardinas, juveniles de merluza o krill. Pero el riesgo ambiental aumenta si remontan a estuarios de ríos y se adaptan. En ese caso su efecto podría ser mucho mayor, considerando que en los ríos chilenos tenemos 45 especies nativas de peces, el 80% de las cuales son endémicas y gran parte está en categoría de conservación amenazada”, recordó Quezada.
Asimismo, Sernapesca exigió a Marine Harvest que adopte "medidas urgentes" como el cierre temporal del centro, la realización de sobrevuelos de reconocimiento para descartar la aparición de especies muertas en las zonas aledañas, un plan para disponer de los posibles restos y un programa de recaptura.
El gobierno chileno y las organizaciones defensoras del medioambiente coincidieron en que la fuga de los peces es un hecho gravísimo y sin precedentes, ya que los salmones eran tratados con Florfenicol, un antibiótico de uso exclusivo para tratamientos veterinarios y que no es apto para el consumo en seres humanos. Los peces "podrían contener residuos de antibióticos cuyas reacciones para personas alérgicas a estos medicamentos podrían ser de consideración", indicó la SMA.
La industria salmonera chilena, la segunda mayor del mundo, usa 1.400 veces más antibióticos por tonelada de salmón que Noruega, el mayor productor, según Oceana.
Asimismo, advirtieron que “desde el momento en que escaparon, es posible que también estén transmitiendo virus, bacterias y parásitos a la fauna silvestre, dado que un porcentaje de estos peces estaba siendo tratado por enfermedades”.
De igual modo, “también se sabe que, por su dieta a base de harina de pescado, los salmones de cultivo concentran más contaminantes orgánicos que los de vida natural, incluyendo dioxinas y bifenilos policlorados, por lo que pueden volverse vectores de contaminantes hacia aguas prístinas, como la Patagonia, especialmente cuando mueren”. En Estados Unidos, “esta especie se ha hallado a cien kilómetros de su lugar de escape”.
La industria salmonera chilena acumula en los últimos años varios episodios severos de mortandad por el fenómeno de Florecimiento de Algas Nocivas (FAN) que producen la asfixia de los peces.
Según Sernapesca, solo en los dos primeros meses de 2018, la proliferación de algas tóxicas conocidas como "marea roja" provocó la muerte de 2.450 toneladas de salmón en 82 centros ubicados en Los Lagos, Aysén y Magallanes, regiones en las que la industria salmonera comenzó su expansión dos décadas atrás.
Es bueno recordar que todos los salmónidos son especies invasoras de los ambientes acuáticos cordilleranos, introducidos desde hace décadas; los nativos son la perca, el puyen el pejerrey patagónico y el bagre aterciopelado”, el resto son exóticos.

Leer en: https://www.elciudadano.cl/medio-ambiente/equivale-a-una-plaga-de-140-millones-de-ratones-greenpeace-y-efectos-de-masiva-fuga-de-salmones/07/20/#ixzz5LtzKIT85

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Insumisión, deconstrucción, decrecimiento