El Juez Baltasar Garzón es partidario de perseguir con mayor dureza los crímenes contra el medio ambiente

El juez Baltasar Garzón ha defendido este miércoles en los cursos de verano de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) en la sede de La Rábida (Huelva) que el avance de los crímenes contra el medio ambiente y la naturaleza exige su tratamiento como delito de persecución universal en todo el planeta.
 
Garzón ha centrado su ponencia en el seminario 'Cambio climático, ciudades y ciudadanía' en el denominado ecocidio y los crímenes medioambientales para advertir de que los nuevos desafíos vienen de la mano de los "ataques sistemáticos" contra la naturaleza fruto de que el medio ambiente se ha convertido en "objetivo de grandes corporaciones, de explotación arbitraria y abusiva por organizaciones criminales, sin que los gobiernos avancen en la formulación de políticas y normas de protección integral". 
En su opinión, es necesario generar el debate para incluir los ataques contra el medio ambiente en el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional por tratarse de un "mecanismo de ataque a la población" que también puede servir como medio para cometer otro tipo de crímenes como el genocidio a través de la "destrucción de la sostenibilidad medioambiental en relación con una población determinada".
En este sentido, ha puesto como ejemplo el caso de Indonesia con el aceite de palma o con las minas de extracción de cobre, cuya explotación corre a cargo de empresas extranjeras totalmente ajenas a la zona pero que están causando "daños medioambientales irreversibles de forma aparentemente impune".
En relación con las normativas nacionales que protegen al medio ambiente, ha asegurado que están presentes en cada uno de los países, "con mayor o menor éxito y extensión", y ha destacado que en el caso de España "tenemos normas que lo protegen y tratan de cubrir cada vez más el espectro nacional", aunque ha lamentado que "no está reconocido el ecocidio como crimen" salvo en periodos de guerra.
En relación con las normativas nacionales que protegen al medio ambiente, ha asegurado que están presentes en cada uno de los países, "con mayor o menor éxito y extensión".
Para concluir, ha insistido en la necesidad de avanzar en el planteamiento de litigios estratégicos. "Veremos si España puede ser competente o no, estamos en un momento interesante en el que, si seguimos en la línea que se está diciendo, podemos avanzar", ha subrayado Garzón, que ha destacado que con ello se haría un "beneficio para la humanidad, dando prioridad a la protección real, pero lo que vale es la acción preventiva".

Por: ECOticias.com / Red / Agencias

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia