El resurgir del consenso del fracking en Argentina: Publicitar no es educar (Parte II)

Modelaje de subjetividades, construcciones de idearios de dependencias, los debates ingresan a las escuelas y hogares con el sello del extractivismo. La construcción de la idea energívora llega con intenciones de quedarse, alojado como materia prima de la fábrica de las ideas de desarrollo, se viste de sustentable y se presenta como sostenible. Energía, ¿para qué? ¿Y para quién?¿y a costa de qué? Esta nota es una continuación de la investigación desarrollada por el autor para la nota previa El negacionismo.
Por Martín Álvarez Mullally

Las políticas públicas planificadas a corto y largo plazo reorientaron muchos recursos a fortalecer la producción de commodities e innovar en investigaciones para abastecer a paquetes tecnológicos mayores. El agronegocio, la mega minería, los hidrocarburos no convencionales han sido sostenidos e impulsados por un mercado global que los demanda y estados locales que los adoptan como camino o puente al desarrollo. Instituciones como INTA, INTI, CONICET, fueron parte de este colonialismo extractivo que se disemina en todos los campos de conocimiento.1 De jardines de infantes a cursos de postgrados, pasando por escuelas de educación inicial, colegios de educación media, carreras de grado, especializaciones y perfeccionamiento profesional. Generaciones marcadas por un ideario de desarrollo inconsulto y comprometedor de un futuro socioambiental saludable.
Nos abocaremos a las políticas estratégicas que destinó la empresa YPF a través de su brazo social, la Fundación. Desde allí se ejecuta un plan con llegada a miles de personas en el país. Tres idea destacamos; generación de mano de obra local calificada, construcción de licencia social, acompañamiento de las curvas de aprendizaje y ejecución temprana del mega proyecto Vaca Muerta. El mandato es reducir de costos.
Paulo Freire, considerado unos de los pedagogos más destacados del siglo pasado, planteaba en su libro “Educación como práctica para la libertad” la necesidad de construir democracias e ideas de desarrollo en base a educar a la población al ejercicio de decidir, pensar y criticar. Consideraba que la práctica educativa se encontraba en contraposición a lo que en sus palabras llamaba “masificación”, nosotros hoy le decimos publicidad. Detrás de la neutralidad de las corporaciones hay intereses, tener las herramientas para que nuestro pueblos las posean es una tarea que puede darnos la posibilidad de construir un futuro más saludable. (Freire, 1969)
Cuestión de clase: YPF en las aulas
A partir del mes de abril de 2012 la Fundación YPF tuvo un cambio significativo en su rumbo estratégico, derivado de la renacionalización parcial de la empresa y su nuevo rol como motor de la política energética definida por el Estado. Bajo el lema “Educar para la Energía”, sus prioridades pasaron a ser la formación de una nueva generación de profesionales y el impulso del desarrollo sostenible en las comunidades petroleras, según reza la propia página. Generar mayor consenso social y formar mano de obra calificada para la actividad, a fines de bajar los costos operativos de traer profesionales y técnicos del exterior, fueron también objetivos prioritarios en ese proceso. Según su ideario hay que “Sembrar vocaciones”, y para ello busca “sensibilizar al público escolar y la sociedad en general sobre la relevancia de la energía y el petróleo para la vida cotidiana y el desarrollo del país” y “atraer y potenciar en los jóvenes el estudio de las carreras vinculadas con la energía, mediante acciones de orientación, retención y re-orientación de la matrícula universitaria”.
En 2012 el programa “La Universidad con YPF” alcanzó a 47 universidades nacionales y lanzó 100 becas para carreras de grado. Las mismas estaban orientadas a formar profesionales para el sector, como parte del proceso de la Subsecretaría de Gestión y Coordinación de Políticas Universitarias, del Ministerio de Educación. Ese mismo año se dio formación a docentes y directivos de 34 colegios secundarios técnicos. En el mismo sentido se realizaron cursos de formación profesional con un alcance de 310 nuevos personas con oficios. (Fundación YPF, Memoria 2012)
En el 2013 se entregaron 100 becas para jóvenes de 19 provincias destinadas a las carreras de “Ingenierías en Petróleo, Perforaciones, Eléctrica/Electricista, Electrónica, Electromecánica, Mecánica, Mecatrónica, Química, Energía, Materiales y Ambiental; y también las licenciaturas de Geología, Geofísica, Geoquímica, Geodesia, Medio ambiente, Energética y Física”. También otorgaron 5 becas de finalización de estudios superiores, 20 para doctorados en el exterior, 19 becas en doctorados y postdoctorados junto a CONICET y pasaron por la cátedra de YPF unos 300 estudiantes de las universidades Nacionales de Río Negro, Sur, Antonio Jauretche, San Juan y Comahue. Las visitas de estudiantes secundarios a las ferias, en especial la sede de Tecnópolis, alcanzaron los 27.000. Unas “500 personas de las ciudades de La Plata, Berisso y Ensenada en Buenos Aires; Neuquén, Plaza Huincul, Cutral Có en la provincia de Neuquén; Luján de Cuyo, Maipú y Malargüe en Mendoza; Caleta Olivia en Santa Cruz y Comodoro Rivadavia en Chubut se capacitaron como personal especializado en las áreas de metal-mecánica, electricidad y construcciones”. También crean la Red de Universidades Petroleras (Fundación YPF, Memoria 2013)
La muestra “ENERGÍA EN FOCO”.

En 2014 mantuvieron las 100 becas orientadas como destino a las carreras de ingeniería de la Red de Universidades Petroleras. También entregaron 20 becas en el exterior para posgrados en carreras relacionadas con el sector energético. Junto al CONICET apoyaron más de 150 investigadores mediante becas de doctorado y postdoctorado y financiación para proyectos de investigación aplicada. Brindaron 19 becas doctorales y posdoctorales. Además 27.000 jóvenes tomaron contacto con la industria y sus profesiones a través del programa “Sembrar Vocaciones”. Junto a la Red de Universidades Petroleras realizaron tres jornadas anuales con participación de las 10 universidades miembros y el Instituto Argentino de Petróleo y Gas (IAPG). Una delegación con representantes de  siete universidades viajó a Noruega, Y-TEC (YPF Tecnología S.A.), la Fundación YPF y el Ministerio de Educación de la Nación. Por la cátedra de YPF pasaron 500 estudiantes. En ese año 650 personas fueron formadas en oficios. Por el trailer “Descubrí tu energía” pasaron 7.900 personas. Crearon “Vos y la energía” un producto destinado al público infantil, a sus docentes y la familia. Contiene vídeos, manual, planificación docente, del cual imprimieron y distribuyeron 52.000 ejemplares. Más de 1.500.000 personas pasaron por Tecnópolis. (Fundación YPF, Memoria 2014)
En 2015 las becas se renovaron y se mantuvieron las ya existentes líneas. En el programa “Sembrar Vocaciones”, se destacan la iniciativa “Hacer y Hacerte un Futuro” orientado a incentivar las vocaciones de los jóvenes por las carreras de la tierra. También la serie online y de TV “Los no convencionales” destinada a los quintos años de todo el país. Por su parte el portal educativo “Energías de mi país”, desarrollado junto a Educar, con insumos para el trabajo áulico, tuvo un circulante de 1.500.000 de visitas mensuales y una red de 3.000 docentes.
En cuanto a postgrado fueron seleccionados 10 jóvenes profesionales para su formación en establecimientos de educación superior de Francia. También otorgaron 8 becas de posgrado para la Especialización en Aguas Subterráneas UNPSJB (Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco); y 2 becas para la maestría en desarrollo económico de la Universidad de San Martín (UNSAM). En CONICET unos 200 profesionales continuaron con las becas. Se crearon seis carreras de tecnicaturas en distintas universidades y para diferentes áreas. La Red de Universidades Petroleras se consolidó con 24 activas casas de altos estudios que se reúnen tres veces por año. Un total de 8000 alumnos y docentes provenientes de 154 escuelas del país pasaron por el espacio de Tecnópolis.
También en ese año se comenzó a desarrollar el diseño del plan “Educación energética y ambiental: desafíos actuales y visión de futuro para educadores líderes” junto a la Universidad de San Andrés. 40 técnicos en educación diseñaron lo que será la futura experiencia piloto de formador de formadores en la provincia de Río Negro. El tráiler “Descubrí tu energía” recorrió 20 localidades de 10 provincias del país y fue visitado por más de 41.000 personas. Participaron 331 escuelas secundarias con más de 12.800 alumnos de secundaria en el programa “Ciencia con Energía” realizado durante 6 semanas en la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires. (Fundación YPF, Memoria 2015)
El 2016 fue año de cambios de gestiones a nivel gubernamental y con ello de lineamientos políticos. Sin embargo la Fundación YPF dió continuidad a la línea estratégica en torno a la educación, continuando con las 100 becas de grado, y las líneas de financiación de postgrado. También consolidó la Red de Universidades Petroleras. En el programa “Vos y la energía” sumó talleres de juegos y experimentos en los que participaron más de 6.000 chicos en 118 encuentros, además de actividades y contenidos de formación para docentes. “Sembrar vocaciones” sumó otras 16.000 alumnos, mientras que por el trailer pasaron unas 31.000 personas en 33 presentaciones que hicieron en diferentes puntos del país. Junto a Fundación Integrar realizaron un encuentro para 82 becarios en la sala de Y-TEC, tras recorridas por Neuquén, Puerto Madero y Mendoza. El programa “Energías de Mi País” sumó este año unas 150.000 visitas. Mientras que “Vocaciones” tuvo unas 87.000. Se imprimieron y distribuyeron en escuelas 3.000 ejemplares de “El camino de los hidrocarburos” de la colección Querés saber de Eudeba. En el programa “Ciencia con Energía” reunieron a 400 escuelas secundarias y participaron 16.000 alumnos. Unas 1300 personas pasaron por los 110 cursos de formación de oficios, este programa se destinó a las localidades de Luján de Cuyo, Maipú, Malargüe, Añelo, Cutral Co, Plaza Huincul, Neuquén capital, Rincón de los Sauces, Zapala, Allen, Catriel, Viedma, Comodoro, Rivadavia, Caleta Olivia y Las Heras. En el año 2016 se sumaron al programa tres localidades: Las Ovejas, Fernández Oro, y Río Grande. (Fundación YPF, Memoria 2016)
La memoria del 2017 no está publicada, sin embargo hay líneas de continuidad de varios de los programas. 9600 chicos pasaron por “Vos y la Energía”, 4500 docentes recibieron en sus aulas las guías “la energía en el aula”. Continúan las 100 becas para carreras de grado y también las de postgrado. 50.000 chicos de los quintos años pasaron por el programa “Sembrar vocaciones”. (Fundación YPF, Reporte 2017)
Al servicio del fracking
Luego de que las riendas de YPF quedaron en manos del Estado Nacional, el operativo fracking comenzó a ser conducido por la empresa de bandera. Desarrollar la curva de aprendizaje en Vaca Muerta fue un objetivo para hacer viable la costosa explotación de hidrocarburos no convencionales. El Estado se puso a disposición de la estrategia y desarrolló infraestructuras, nuevos marcos legales, sustitución de importaciones de materias primas destinada al uso de la técnica, reducción de costos laborales, subsidios y transferencias para incentivar la explotación. Muchas de estas se realizaron con endeudamiento público.
Con Vaca Muerta ya comenzando a rodar nace Y-TEC en 2013, una sociedad entre YPF y el prestigioso Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). El objetivo de la compañía es “construir la empresa argentina líder en la generación de soluciones tecnológicas para el desarrollo energético”, según explica su web. Montaron el centro de investigación aplicada “más grande de la Argentina, con una superficie de más de 13.000 m2,  47 laboratorios, 12 plantas piloto y equipamiento único en Latinoamérica”. La empresa brinda más de 80 servicios de asistencia técnica y de laboratorio, “servicios específicos en disciplinas fundamentales, relacionadas a Geociencias, Ingeniería de Yacimientos, Materiales y Nanotecnología, Biotecnología, Analítica, Ambiente, Energías Renovables, Modelado y Simulación, y Procesos y productos industriales”.
Implosiones emergentes
Trailer “Descubrí tu energía” que recorrió el país.

En 2013 la Fundación junto con el Banco Interamericano de Desarrollo  lanzaron el programa “Iniciativa de Ciudades Emergentes y Sostenibles (ICES)” destinado para las ciudades de Añelo y Las Heras, la misma contó con la participación de los gobiernos locales tanto provinciales como municipales. “Ciudades emergentes y sostenibles” tuvo como objeto acompañar el desarrollo de las localidades que se ven afectadas por la intensidad de la actividad petrolera, en otras palabras diagnosticar y planificar a las denominadas “ciudades campamentos”. Según resume la memoria de la Fundación en 2014 “desarrollaron estudios de base en Huella Urbana, Vulnerabilidad, Transporte y Diversificación Económica; se elaboraron planes directores en Recursos Hídricos y en Gestión de Residuos Sólidos Urbanos; y se realizó una encuesta de opinión pública y rondas de consulta con comerciantes y pymes locales para conocer la opinión de la comunidad”.
En el 2015 el programa trabajó en Las Heras sobre obras públicas como plazas, pavimentación, parquización e iluminación, bajo la consigna de “Mejoramiento Integral de Hábitat urbano”. En Añelo las políticas estuvieron destinadas a emprendedores locales, con la formación de 45 pequeños productores. El Fondo de Responsabilidad Social Corporativa constituido por YPF y Chevrón también fue utilizado por el mismo sentido complementando esta línea de acción.
El 2016 se continúa y profundiza las líneas ya emprendidas en ambas ciudades, incluyendo la apertura de un centro de producción alimenticia en Añelo. La novedad es que suman a las ciudades de Allen, Río Negro y Malargüe en Mendoza, entrando en etapa diagnóstico.

 1) Sobre el tema cabe destacar el importante trabajo de análisis y sistematización del grupo de Investigación de la Facultad de Ciencia de la Educación de la Universidad Nacional del Comahue: “Políticas educativas, trabajo docente y extractivismo: situaciones de disputa en la Norpatagonia en el siglo XXI” dirigido por María José Laurente, Ema Paula Penas.

Fuente: http://www.opsur.org.ar/blog/2018/06/27/el-resurgir-del-consenso-del-fracking-publicitar-no-es-educar-parte-ii/

Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia