… Y en Argentina ¿Quién es Glencore?

Los proyectos de esta multinacional en Argentina incluyen a las mineras Alumbrera (Catamarca) y El Pachón (San Juan). Estas reservas de oro y cobre generan ganancias multimillonarias para sociedades radicadas en paraísos fiscales. En el país, mientras tanto, poseen beneficios impositivos que van de regalías por apenas 3% de las ganancias y descuentos y reintegros de todo tipo de impuestos nacionales, provinciales y municipales. Son los protagonistas de la ruta minera de Paradise Papers.

 Glencore es uno de los principales clientes del estudio especializado en empresas off shore, Applebyl en el mundo y también en el país van desde la minería y energía hasta la producción agropecuaria. Es la cuarta empresa minera más grande del mundo y la primera comercializadora de materias primas a nivel global y tiene una red oculta de firmas en Bermuda y Caimán, paraísos fiscales.
A través de al menos 6 firmas off shore, Glencore extrae de la Argentina millones de dólares anuales por sus negocios mineros, mientras disfruta de exenciones impositivas y amplias ventajas de mercado. Se trata de: Glencore El Pachon Limited, Pachon Project Limited, Glencore Grain Hamilton, Glencore Finance Limited, Glencore SA Holdings Limited y Glencore South America Limited. Todas fueron radicadas en Bermuda, excepto esta última que fue creada en Caymán.
Paraísos dorados.
El yacimiento Alumbrera se encuentra en la provincia de Catamarca, la Planta de Filtros en Cruz del Norte, provincia de Tucumán, y el Puerto Alumbrera, en la provincia de Santa Fe. La mina produce un promedio anual de 400.000 toneladas de concentrado que contiene aproximadamente 100.000 toneladas de cobre y 300.000 onzas troy de oro. También se producen 33.000 onzas de oro doré y 1.900 toneladas de concentrado de Molibdeno. Glencore hizo pie en esta mina en 2013, cuando compró el 50 % de las acciones a través de dos sociedades offshore: Glencore SA Holdings Limited y Glencore South America Limited. Pagó casi U$S 3.000 millones (el resto es de las canadienses Goldcorp y Yamana Gold). Este yacimiento de cobre y oro es uno de los negocios más importantes de Glencore en el país. Hay múltiples denuncias contra La Alumbrera, tanto por los problemas de contaminación como por delitos fiscales. Fue denunciada en 2010 por ocultamiento de ganancias de más de U$S 8 millones por año por el Ministerio Público Fiscal de Tucumán. En tanto, la Secretaría de Minería de Catamarca la acusó de no cumplir con el pago de la totalidad de las regalías que le corresponden.
El Pachón es otra mina de Glencore y se ubica en la provincia de San Juan. Es un yacimiento de cobre controlado por otras dos firmas radicadas en Bermuda: Glencore El Pachón Limited, que a su vez es controlada por Glencore Holdings. Por las deducciones que recibe la empresa en el país, solo paga en el mayor de los casos un 25% de las exportaciones declaradas. Negocios agropecuarios. Tanto Oleaginosa Moreno, radicada en Bahia Blanca, como Molinos Libres, un molino arrocero ubicado en Paso de los Libres (Corrientes), son controlados por Glencore a través de empresas registradas en Bermuda.  El año pasado, Molinos Libres fue penada por cometer irregularidades en liquidación de divisas por exportaciones. Otros negocios. En julio de 2005, Glencore comenzó a controlar la empresa ArZinc SA (ex Sulfacid), única productora de zinc electrolítico en Argentina, ubicada en el polo industrial de San Lorenzo-Rosario. Los documentos de Paradise Papers indican que la compró a través de la offshore Glencore Finance Ltd., radicada en Bermudas. La empresa cerró sus puertas en 2016 y dejo a 400 empleados en la calle. Glencore informó que en 2015 pagó cerca de US$ 525 millones a la República Argentina. Pero la base de datos Resource Project, un repositorio de datos de código abierto sobre proyectos de petróleo, gas y minería, basado en fuentes oficiales, reporta otra cosa. En este listado, se observan los pagos a los gobiernos provinciales y nacional, por parte de Glencore PLC, para fines de 2015 y 2016. La suma de regalías e impuestos apenas supera los 45 millones de dólares.
La renta minera es escasa en Argentina, y en especial en la provincia de Catamarca. Glencore obtiene un tratamiento altamente favorable, a través de la exención de impuestos. La minería en la Argentina es una de las actividades de menor carga impositiva, según lo revela un estudio del Banco Mundial. De esta forma, Glencore recibe por lo menos nueve clases de deducciones.
El gigante de la minería Glencore enfrenta investigación por corrupción en EEUU
Glencore dijo que “recibió una citación fechada el 2 de julio de 2018 del departamento de Justicia estadounidense para proporcionar documentos y otros registros en virtud de la ley sobre Prácticas de Corrupción en el Extranjero y las normas de lavado de dinero”, dijo el grupo en un comunicado. “Los documentos solicitados están relacionados con las actividades comerciales de Glencore en Nigeria, República Democrática del Congo y Venezuela desde 2007 hasta ahora”, agregó. El gigante suizo de materias primas indicó que iba a “examinar la citación y entregar otras informaciones en tiempo y forma”.
El grupo, activo en la extracción minera y comercio de materias primas como el cobre, el zinc y el petróleo, tiene su sede social en Baar, en el cantón suizo de Zug, pero cotiza en la bolsa de Londres.
– Con RDC en la mira –
En mayo, Bloomberg había revelado que el grupo también podría ser investigado en Reino Unido por los supuestos hechos de corrupción en RDC.
La oficina británica contra delitos financieros, Serious Fraud Office (SFO), expresó su satisfacción pero sin mayores comentarios sobre esta eventual investigación.
En diciembre de 2017, la ONG suiza Public Eye presentó una denuncia penal ante el ministerio público suizo sobre las actividades de Glencore en RDC. La organización pedía al fiscal abrir una investigación para determinar si el grupo “fracasó, como empresa, para evitar conductas ilícitas”.
Las actividades del gigante minero en RDC también fueron señaladas en los Papeles de Panamá, el trabajo del consorcio internacional de periodistas de investigación (ICIJ) sobre prácticas de evasión fiscal a escala mundial que implicó a varias empresas y personalidades.
Las relaciones de negocios de Glencore en RDC también están cuestionadas.
A mediados de junio, el grupo anunció que había llegado a un acuerdo para resolver una disputa con dos compañías en RDC afiliadas al multimillonario israelí Dan Gertler, en la mira de las autoridades estadounidenses.
Desde diciembre de 2017 pesan sanciones sobre Gertler impuestas por el Tesoro estadounidense que cuestionó su amistad con el presidente congoleño, Joseph Kabila, que le permitieron amasar una vasta fortuna a través de transacciones “opacas y corruptas”.
Glencore, que atravesó fuertes turbulencias en 2015 a raíz del peso de su deuda, considerada excesiva por los inversores, logró reencaminarse en menos de dos años.
Gracias a un amplio programa de desendeudamiento, su deuda pasó de unos 30.000 millones de dólares a 13.900 millones de dólares en el primer semestre de 2017.
Entre 2018 y 2020, Glencore elevó su presupuesto para financiar sus proyectos de inversión, asignando un promedio de 4.500 millones de dólares por año (contra 4.000 millones anteriormente).

Fuente: AFP Internacional - Fuente www.perfil.com.

Entradas populares de este blog

Vienen por nuestro litio con la excusa del auto eléctrico y la defensa del ambiente

Patagonia Argentina: Las represas en el Río Santa Cruz amenazan al Glaciar Perito Moreno

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia