Arden 12.000 hectáreas en España en una semana





Los incendios forestales han puesto a prueba este fin de semana a los equipos de extinción que dependen de las comunidades autónomas y de la Administración del Estado. Las altas temperaturas de la canícula de julio han disparado el número de incendios en campos y montes en menos de una semana, desde el martes pasado, y ha obligado a un intenso despliegue de equipos terrestres y aéreos, con cientos de personas movilizadas para luchar contra el fuego.
El viernes fue el día que más fuegos registró. Todos ellos se daban por controlados ayer, pero después de arrasar 12.000 hectáreas y de cobrarse la vida de una persona, atrapada por el incendio de Agramunt (Lérida).
Este ha sido el más grave. Ha quemado casi 5.100 hectáreas, 3.700 de ellas son superficie agrícola y el resto masa forestal. Se declaró el viernes y el sábado le costaba la vida a un hombre de 87 años. Cruzaba con su vehículo la zona afectada, el automóvil volcó y, tras abandonarlo, quedó atrapado mortalmente en medio del incendio.

Ayer, dado ya por controlado, los equipos se empleaban a fondo para dejarlo extinguido y evitar que pudieran reavivarse las llamas. Ha afectado a las comarcas leridanas de La Noguera, La Segarra y El Urgell. Los agricultores afectados han anunciado que pedirán a la Generalitat que abra una línea específica de ayudas para resarcirles de las pérdidas que el fuego ha causado en sus fincas.

Mequinenza y Tarifa

También ayer se daba por controlado el incendio que el sábado se declaró en Mequinenza (Zaragoza). Tras dos días intentando evitar el avance de las llamas, los equipos de extinción lograron cerrar el perímetro del incendio tras haber arrasado unas 800 hectáreas de monte, matorral, campos de cultivo y pinar. Eso sí, aún tardará días en quedar totalmente extinguido. Como pronto, mañana, según avanzó ayer el director general de Gestión Forestal del Gobierno aragonés, Alberto Contreras.

Las brigadas de extinción también seguían trabajando ayer para el incendio que el sábado comenzó en Tarifa (Cádiz). Se logró controlar a mediodía de ayer, tras quemar casi 300 hectáreas de matorral, eucalipto y alcornocal. El sábado, 700 personas fueron desalojadas de sus viviendas y de un hotel, aunque pudieron volver a sus alojamientos horas después, tras desaparecer el riesgo de que el incendio afectara núcleos habitados.
En Castilla y León, el fuego también ha arrasado este fin de semana 940 hectáreas de arbolado, matorral y pasto. El incendio se originó el viernes en la localidad leonesa de Castrocontigo y se extendió por sus alrededores, por terrenos de las provincias de León y de Zamora.

Desde el martes pasado

El balance de incendios graves que ha dejado esta última semana se completa con las 4.000 hectáreas que ardieron en el parque natural de Sierra Cabrera (Almería), la gran mayoría matorral y pastos, como consecuencia de un incendio forestal que comenzó el martes pasado y que quedó controlado el jueves; y las 968 hectáreas quemadas en Chinchilla (Albacete), de las que 805 corresponden al campo de maniobras que tiene allí el Ejército. Se cree que el fuego pudo provocarlo un proyectil.

En los últimos días también ha habido otros incendios de menor gravedad, extinguidos con rapidez. Por ejemplo, los registrados en Gáldar (Gran Canaria) o en Vinaroz (Castellón), que obligó a desalojar varios chalets.

Balance preocupante

Según la organización ecologista WWF, desde el 1 de enero y hasta primeros de julio se habían quemado en España unas 34.500 hectáreas por incendios forestales. Con los que se han producido en la última semana, la cifra se elevaría a más de 46.000 hectáreas en siete meses, más que en todo el año pasado. En 2008 ardieron unas 40.000 hectáreas en incendios forestales, según ha recordado WWF.

Larga lista

Agramunt (Lérida). El incendio se declaró el viernes y ayer se dio por controlado tras quemar casi 5.100 hectáreas, de las que algo más de 1.300 eran masa forestal y el resto, unas 3.700, vegetación agrícola. Un hombre de 87 años murió víctima del incendio, al verse rodeado mientras intentaba cruzar con su vehículo la zona afectada.

Mequinenza (Zaragoza). El fuego ha arrasado unas 800 hectáreas. Comenzó el viernes y quedó controlado ayer.
Tarifa (Cádiz). Casi 300 hectáreas quemadas de matorral, eucalipto y alcornocal. El incendio se declaró el viernes y también se dio por controlado ayer a mediodía.

Sierra Cabrera (Almería). Las llamas quemaron, desde el pasado martes y hasta el viernes, 4.000 hectáreas.
Castrocontrigo (León y Zamora). 940 hectáreas quemadas.

Chinchilla (Albacete). El fuego afectó a 968 hectáreas, 805 de un campo militar de maniobras.

Fuente: ABC

-----------------------------------------

Aumenta el número de afectados por los incendios forestales
• Fuente: Ecologistas en Acción

Ecologistas en Acción denuncia un incremento en el número de personas desalojadas por los incendios forestales debido al desarrollo urbanístico en zonas forestales de las dos últimas décadas. Además, el 70% de los ayuntamientos carece de planes de emergencia por incendios forestales.

El desarrollo urbanístico que se ha producido de las dos últimas décadas en nuestro país provocó que fuesen muchas las urbanizaciones construidas en zonas forestales, por lo que cada año los incendios forestales están afectando a un mayor número de urbanizaciones aisladas del núcleo urbano y rodeadas de terrenos forestales, con el consiguiente riesgo para sus habitantes e incrementando el número de personas desalojadas ante la aparición del fuego, que en ocasiones para abandonar la zona dependen exclusivamente de una carretera que atraviesa zonas forestales. 

Además, la cercanía de estas urbanizaciones a los terrenos forestales aumenta las actividades con riesgo de provocar incendios forestales como son las barbacoas, el paso de vehículos a motor, las quemas de residuos de poda o la utilización de material pirotécnico. Por no hablar de que las especies utilizadas en los ajardinamientos y setos de cerramiento suelen ser resinosas (pinos, abetos, arizónicas, thuyas, etc.) altamente inflamables y propagadoras en caso de incendio. 

Estos núcleos urbanos carecen en casi todos los casos de medidas de autoprotección, lo que los hace tremendamente vulnerables a los incendios forestales. Y cuando se produce un incendio forestal, la existencia de dichas urbanizaciones supone un elemento de distracción notable para los medios de extinción que se ven obligados a proteger dichas construcciones e incapaces de establecer las estrategias más adecuadas para extinguir el incendio de las masas vegetales, con lo que se corre el riesgo de que el fuego se descontrole y provoque grandes catástrofes. 

Ecologistas en Acción alerta que el 70% de los Ayuntamientos que tienen la obligación de aprobar “Planes de Actuación de Ámbito Local de Emergencia por Incendios Forestales” no los tienen elaborados. Esto incrementa el riesgo de incendios forestales y de posibles consecuencias irreparables sobre personas y bienes. Por si esto fuera poco, la mayoría de los municipios no han exigido el diseño de los Planes de Autoprotección a los propietarios, gestores o empresarios de residencias o empresas localizadas en terrenos forestales. 

Ante esta situación, Ecologistas en Acción exige a las CCAA y los ayuntamientos que frenen totalmente la construcción de nuevas urbanizaciones en zonas forestales y que pongan en marcha urgentemente todos los Planes de emergencia y de autoprotección de los municipios y núcleos de población aislados en zonas de riesgo de incendios forestales. 

Ecologistas en Acción considera fundamental el diseño y puesta en marcha de todos los Planes Municipales y de Autoprotección en los municipios, núcleos de población aislados, estaciones de servicios, áreas de campamentos, zonas habilitadas para el turismo de naturaleza, etc., al menos en las zonas donde el riesgo de incendio forestal se considere alto o muy alto.
http://www.portaldelmedioambiente.com
-----------------------------------------

Los fumadores han provocado más de 3.000 incendios en una década
 

Un total de 3.038 incendios han sido provocados por fumadores en la década correspondiente a 1997-2006 y, de ellos, 1.555 se iniciaron junto a las carreteras, según señala el Gobierno en respuesta a una pregunta parlamentaria del diputado del PP Federico Souviron. El texto, al que ha tenido acceso Europa Press, señala que la cifra total de siniestros ocasionados por cigarrillos representa un 1,46% del total de 206.706 fuegos contabilizados en este periodo. Además, el número de estos focos iniciados cerca de las carreteras supone el 0,75% del total.

En lo que va de año 2009 (hasta el pasado 12 de julio) se han registrado 9.101 incendios en los que han ardido 35.714 hectáreas forestales. De ellos, un total de nueve fueron grandes incendios, cinco registrados la pasada semana.
 
Fuente: Europa Press

Entradas populares de este blog

Francia: ‘Mi orina contiene glifosato, ¿y la tuya?’ Denuncia contra el polémico herbicida

Fiebre de Oro amenazan el Parque Patagonia en Chile:Minera Australiana Equus Mining pone en riesgo patrimonio geológico y arqueológico en Aysen

Animales desesperados ante la peor sequía de Australia